¿A qué edad se debe aprender código?

Stephanie Shirley, una empresaria informática y filántropa británica cuya compañía fue una de las primeras en vender software en la década de 1960, cree que los niños deben aprender los fundamentos de la codificación antes de que cumplan los dos años.

Y, más concretamente, aboga por involucrar a las niñas, de manera que podamos encender su pasión por los rompecabezas y la resolución de problemas mucho antes de lo establecido.

Pero, ¿de verdad deben aprender código tan pronto?

Si quieres, puedes

El software se está convirtiendo en una capa crítica de todas nuestras vidas. Es el lenguaje de nuestro mundo. En el futuro, el no saber el lenguaje de los ordenadores puede ser tan perjudicial como ser analfabeto a día de hoy.

¿Quiere esto decir que todos los trabajos en el futuro conllevarán saber algo de programación? No. Pero sí que puede ser crucial que todos aprendamos a programar.

Lo bueno es que cualquiera puede aprender a hacerlo. En unas horas se puede incluso tener las habilidades básicas y en unas pocas semanas ser capaz de construir aplicaciones útiles y sitios web.

Sin embargo, esta experta asegura que las pruebas realizadas sugieren que el mejor momento para introducir a los niños en actividades simples de codificación es entre los dos y los siete años.

Los beneficios de saber código

Además, se asegura que este tipo de lenguaje ayuda a pensar de otra forma. Entre los beneficios de aprender programación está el interiorizar que la secuenciación de los pasos es importante para la resolución de los problemas o para conseguir los objetivos. También se aprende que para resolver grandes problemas a veces es necesario romperlos en pequeños pasos manejables y que debemos examinar ejemplos anteriores y aplicar estos conocimientos a futuro.

Es lo que se denomina pensamiento computacional, aquel que usan los ingenieros de software a la hora de resolver problemas. Este tipo de mentalidad combina las matemáticas, la lógica y los algoritmos, y enseña una nueva forma de pensar sobre el mundo.

El pensamiento computacional, por ejemplo, muestra cómo enfrentarse a grandes problemas al descomponerlos en una secuencia de problemas más pequeños y más manejables. Permite abordar problemas complejos de maneras más eficiente. Implica crear modelos del mundo real con un adecuado nivel de abstracción y ayuda a centrarse en los aspectos más pertinentes. Permite pasar de soluciones específicas a las generales.

Por eso, se considera que el pensamiento computacional es una habilidad que todos deberíamos aprender. Incluso aunque nunca nos convirtamos en ingeniero de software profesional. Pero nos beneficiaremos al saber cómo pensar de esta manera. Nos ayudará a entender y dominar la tecnología de todo tipo y resolver problemas en casi cualquier disciplina.

Lo que la psicología educativa nos dice

Pero, ¿hay alguna edad recomendada, desde el punto de vista de la psicología, para el aprendizaje del código, para aprender a programar? ¿Es bueno que expongamos a los niños a este tipo de lenguaje a una corta edad?

Desde el punto de vista de la Psicología Educativa, y siempre como criterio general, la edad recomendada depende de la complejidad y nivel de abstracción del código de programación, según nos explica el doctor Jesús de la Fuente Arias, miembro de la División de Psicología Educativa del Consejo General de la Psicología de España y Catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación en la Universidad de Almería. “Si el código es sencillo y tiene un componente figurativo-gráfico, podría ser a principio de la Educación Primaria (EP). Si tiene mayor complejidad, es recomendable, como criterio general, esperar al segundo o tercer ciclo de la EP. Si el código es complejo, mejor en la etapa de Secundaria”.

Pero además, este experto resalta que es necesario conocer las características del alumnado. “Si muestran un mayor potencial lingüístico y de abstracción, se podría adelantar, como es el caso de alumnado con altas habilidades cognitivas”.

Cabe señalar que el código de programación es un lenguaje abstracto y que, por tanto, exige que la persona que lo vaya a aprender tenga los recursos cognitivos suficientes, tales como sistematización, relación y operaciones cognitivas complejas. Sin embargo, “si este lenguaje complejo se traduce a lenguaje gráfico-figurativo de programación, se puede bajar la edad considerablemente”.

Esto es, precisamente, lo que intenta hacer buena parte de los recursos gratuitos que están disponibles en Code.org. En el apartado de niños, se pueden encontrar muchos puzzles, que no llevarán más de una hora en su resolución. Uno de ellos cuenta con Frozen como protagonista y está pensado para motivar a las niñas a introducirse en el mundo de la programación.

A diferencia del lenguaje materno, que es primario, funcional y práctico, “habitualmente centrado en acciones, órdenes, emociones y contextos reales, con un claro componente real, motórico y no abstracto”, el de programación es un lenguaje instrumental, “basado en heurísticos y funciones de programación, con gran componente matemático”. Requiere, por tanto, que el alumno tenga funciones y operaciones cognitivas más complejas: análisis, síntesis, relación, comparación, inferencias, algoritmos…

Al mismo nivel que el inglés

Este experto considera que en los tiempos actuales, saber programar es una herramienta instrumental de acceso a la sociedad digital tan importante como el inglés, para no ser analfabeto digital, “habida cuenta del incremento de software, herramientas y aparatos con código abierto y reprogramable, por parte del usuario”. Por eso, Jesús de la Fuente Arias asegura que en los próximos años “será un requisito de acceso al mundo laboral, al igual que ahora lo son los idiomas”.

El Catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación considera que el aprendizaje del código también aporta importantes beneficios para las personas. Al igual que los otros lenguajes, “desarrolla numerosas funciones cognitivas y lingüísticas complejas. Además, dota a los alumnos de una herramienta instrumental insustituible para el trabajo en formato TICs”.

Cómo enseñar a un niño a programar

Pero, ¿cómo podemos enseñar a un niño a programar y que le resulte divertido?

Jesús de la Fuente Arias recomendaría que el formato de lenguaje programador esté ajustado a la edad del alumno y respondiendo a diferentes formatos: primero, en formato gráfico-figurativo y posteriormente lingüístico-matemático, más formal.

Además, este experto considera que “el componente de juego y motivación sea esencial en las primeras edades”, esas en las que ahora se asegura que puede ser fundamental para aprender bien a programar.

Por último, también recomienda que enseñar este lenguaje debe convertirse en una “actividad de aprendizaje significativa y funcional para los niños y niñas. Por ello, las actividades de robótica en la etapa escolar son esenciales para despertar la motivación y el aprendizaje lúdico por el aprendizaje de código de programación”.

Dónde aprender código

Tanto si quieres enseñar a los niños a programar como si eres tú el que quiere saber cómo codificar, hay varios recursos gratuitos disponibles en Internet. Algunos son en modo freemium, otros dependerá de tu nivel de conocimientos previos para superarlos, pero aquí te dejamos algunas páginas en las que podrás bucear entre códigos.

1. Codecademy

Codecademy es el lugar perfecto para que los codificadores aspirantes comiencen a aprender.

2. Free Code Camp

En Free Code Camp aprenderás habilidades mientras podrías contribuir a proyectos de organizaciones sin fines de lucro. Es una comunidad de código abierto que proporciona cientos de desafíos, proyectos, certificados y conexiones para aspirantes a programadores. Puedes aprender a tu propio ritmo.

3. The Odin Project

Los creadores de la prestigiosa Escuela Viking Code también tienen una versión gratuita: The Odin Project. Se centra en las habilidades necesarias para el desarrollo web.

4. edX

Las mejores universidades (como MIT y Harvard) tienen cursos gratuitos en edX, una comunidad de educación superior. Se puede encontrar una amplia gama de cursos de informática y aprenderlos a tu propio ritmo.

5. Code.org
Como decíamos antes, en Code.org hay diversos recursos, para niños y mayores, que permiten adentrarse en el mundo de la programación y el código.

Etiquetas: