Adiós a la SIM del móvil: así es la movilidad del futuro

sim-movil-lenovo

Desde sus inicios en la década de 1990 hasta la actualidad, la tarjeta SIM proporciona un acceso seguro, identificable y autenticado a las redes móviles. También es la pieza principal de muchos dispositivos que nos permiten conectarnos a la red móvil.

La SIM fue creada en 1991 por la empresa Giesecke y Devrient para un operador de telefonía finlandés. La tarjeta SIM se diseñó originalmente para trabajar en la red GSM y su tamaño original se parecía a una tarjeta de crédito. Desde entonces, hasta ahora, ha ido evolucionando tanto en tamaño como en prestaciones.

simcard

Sin embargo, desde hace un tiempo se viene hablando, con cada vez más insistencia, de la desaparición de la SIM. Sin embargo, la propia GSMA asegura que la tarjeta SIM “tendrá que seguir proporcionando un acceso seguro a las redes de operadores móviles, independientemente de cómo sea su evolución”.

Las nuevas SIM

Frente a este enfoque tradicional de la tarjeta SIM (una tarjeta extraíble emitida por un operador de telecomunicaciones), últimamente se habla de una solución alternativa, especialmente en algunos dispositivos M2M y tabletas.

La industria se encuentra trabajando en el desarrollo de dos nuevas modalidades de SIM: Remote Provisioning SIM y Embedded SIM. Una de ellas es propietaria de una determinada compañía tecnológica. La otra, la segunda, el estándar que promociona la GSMA, es la que estamos conociendo como eSIM.

Dado que, en principio, este nuevo tipo de tarjetas se había pensado más para la categoría M2M (Machine to Machine) y ahora se amplía a todo tipo de productos (smartphones, tablets, wearables…), la solución que se imponga tendrá que ser consistente con los dispositivos M2M, el rendimiento y la interoperabilidad entre los diferentes proveedores.

smartphone-593321_1920

A grandes rasgos, podemos decir que esta eSIM es una solución integrada (las tarjetas SIM están en el dispositivo y no se pueden quitar) y que se puede acceder a ellas y manipularlas de manera remota (lo que permite actualizarlas de forma inalámbrica y almacenar uno o más perfiles de operador). Algo que no se puede hacer con la opción propietaria.

En manos de los operadores

Parece evidente que esta evolución de la SIM debe ser ampliamente aceptada por los operadores. De no ser así, seguiremos dependiendo de la tarjeta SIM tradicional. Pero los primeros interesados en dar soporte a las eSIM son los propios operadores, puesto que el mercado de movilidad aumentaría y podrán ser un jugador fundamental en el terreno del Internet de las Cosas. Incluso podrían ofrecer al consumidor múltiples dispositivos (por ejemplo, el coche y el reloj inteligente) en un único contrato que fuera más conveniente que adquiréndolos por separado.

La adopción de estas nuevas tarjetas dinamizaría el mercado, lo que haría crecer las ventas de los dispositivos M2M y wearables, entre otros. La capacidad de comprar varios paquetes de operadores dependerá del tipo de contrato seleccionado en el momento de la compra del dispositivo. Si la subvención se aplica al terminal de compra y a un contrato de duración determinada, el consumidor seguiría ligado a un único operador durante la duración del contrato.

Pero, una vez finalizado el mismo, el usuario tendría total libertad para cambiar de operador sin necesidad de cambiar la tarjeta SIM.

woman-1150568_1280

Más y variados dispositivos a tu alcance

Las repercusiones de las eSIM son amplias y variadas. Por ejemplo, en la categoría de los fabricantes de dispositivos, estos tendrían la posibilidad de fabricar un mayor y variado rango de productos.

De hecho, se considera como algo fundamental el hecho de que todos los dispositivos puedan tener conexión a Internet por sí solos, sin tener que depender de un smartphone. De esta forma, se cree que si los wearables son independientes del terminal, será más fácil que su adopción despegue y que el llamado Internet de las Cosas de un paso al frente de gigante.

Según McKinsey, la evolución del dinero movido por este tipo de productos gracias a las eSIM es creciente.

revenues

Según la GSMA, estas nuevas tarjetas SIM también van a reducir algunos de los retos logísticos en los procesos de facturación, especialmente en áreas como los coches, lo que permite reducir los costes.

Además, esta nueva especificación también permitirá que se ofrezcan de manera más rápida nuevos servicios a clientes, especialmente en el área de postventa. También permitiría mejorar los procesos de venta retail y la llegada al mercado de nuevos productos de electrónica de consumo.

Los fabricantes de dispositivos móviles pueden ser capaces tener una relación con el cliente más cercana, dado que la e-SIM, al menos técnicamente, permite la desintermediación de los operadores de red.

Por si fuera poco, la GSMA considera que el desarrollo de las nuevas tarjetas SIM ayudará al desarrollo del mercado de los dispositivos de segunda mano para todo tipo de productos y de servicios relacionados, que serán mucho más eficientes. De nuevo, es en el mercado de la automoción donde la GSMA ve mayores probabilidades de progreso.

technology-792177_1920

Más espacio en tus dispositivos

Aunque parezca una tontería viendo el tamaño de las actuales SIM, lo cierto es que en dispositivos tan complejos como los smartphones o tablets, donde todo está medido casi al milímetro, el eliminar la necesidad de reservar espacio para la tarjeta permitirá que los fabricantes puedan dedicar ese espacio a otras prestaciones (memoria, batería, procesador…)

Tú eliges la red

Registrar nuevos dispositivos en una cuenta particular es un juego de niños con la eSIM: bastará con escanear el código de identificación de un nuevo tablet y activarse al instante y en red con los dispositivos y productos que ya estaban conectados. Con eSim, también podremos gestionar más dispositivos en un único contrato, lo que obligará también a los operadores a mejorar la calidad de sus redes, ya que tendremos la posibilidad de compararlas contra otras de manera más directa.

Por eso, y dado que se podrá cambiar fácilmente de una red a otra, el ahorro en los servicios de roaming es otra de las ventajas que muchos ven, ya que al viajar al extranjero se recibirán de manera online las ofertas de los operadores locales del país visitado, pudiendo adherirse instantáneamente a las tarifas de estos para navegar y llamar más barato. Sin embargo, cabe recordar que el próximo año es la fecha impuesta por la Unión Europea para acabar con las tarifas de roaming, así que este beneficio será, digamos, limitado a cuando viajemos fuera de Europa.

man-792174_1920

Precios más baratos

Aunque la mayoría de los operadores de telecomunicaciones ya ofrecen servicios de telefonía móvil, internet, Voz sobre IP (VoIP) o Voz sobre LTE (VoLTE), los analistas consideran que hay margen para romper con el actual esquema de precios.

Además de ofrecer tarifas competitivas, podrían aparecer nuevos jugadores y aumentar aún más la presión sobre los márgenes mediante la inclusión de los reembolsos de los minutos no utilizados en sus modelos de precios. Las empresas centradas en publicidad o en redes sociales podrían entrar en el mercado como OMV (operadores móviles virtuales), ofreciendo el servicio a cambio de publicidad o de datos de comportamiento.

Una de las primeras empresas en entender esto ha sido Lenovo, quien recientemente ha anunciado que se convierte en OMV con Lenovo Connect. De momento, el servicio está disponible en China, donde la compañía incluye este servicio a través de la aplicación Lenovo Connect en algunos teléfonos inteligentes y ordenadores portátiles. Con un solo clic, los usuarios pueden acceder a Lenovo Connect para disfrutar de precios locales sobre el acceso a Internet cuando viajan a más de 50 países de todo el mundo. En China, los primeros productos de Lenovo de Lenovo cuentan Connect estará el smartphone X3 LeMeng y MIix 700 tabletas.

En Europa, Lenovo está trabajando con socios de canal para traer Lenovo Connect a los clientes en una variedad de dispositivos Lenovo ThinkPad.

call-71170_1280

Tiempo al tiempo

Las tarjetas SIM físicas, sin embargo, no van a desaparecer del mercado de la noche a la mañana ni en los próximos años. Se espera, de hecho, que ambas opciones convivan en el mercado durante un tiempo relativamente largo. No en vano, la mayoría de los dispositivos existentes tendrán que ser atendidos de forma continua, y el desarrollo de los mercados, en particular, tendrán ciclos de utilización de largos, teléfonos SIM tradicionales básicas y dispositivos.

Pero la irrupción y el despegue de los primeros equipos con estas nuevas tarjetas es imparable. Según Smart Insights, en 2020 se venderán entre 346 y 864 millones de teléfonos móviles con eSIM.

Foto | Tsahi Levent-Levi

Etiquetas: