Adiós a la suciedad. La guía para dejar tu portátil tan limpio como el primer día

hero-best-deal

El paso de los días, el ir y venir diario, e incluso el mero ambiente en el que usemos nuestro portátil puede afectar a su imagen de manera seria, incluso aunque pensemos lo contrario o no nos lleguemos a dar cuenta.

La suciedad que se adhiere a los componentes del portátil puede ser perjudicial, así que no está de más, ya por pura higiene, y por seguridad, saber cómo dejar tú portátil como si fuese recién comprado.

Limpia su carcasa

limpcarc

La carcasa del portátil puede relucir como nueva si sabes cómo limpiarla, en este caso, debe limpiarse usando elementos que no la dañen: puedes usar un trapo húmedo o algodón combinado con agua, o con otros líquidos como alcohol, si la suciedad es resistente y no sale de forma sencilla.

Revisa los conductos de ventilación

limpcond

Un punto crítico de cualquier portátil son sus conductos de ventilación en la carcasa, aquellos que dan directamente hacia los ventiladores internos. Si las pelusas, pelos o cualquier tipo de suciedad los colapsan, probablemente el portátil se sobrecalentará, se reiniciará e incluso podría llegar a dañarse. Puedes solucionar este problema usando bastoncillos de algodón e incluso aire comprimido.

El teclado también se debe limpiar

limptec

Otro de los objetivos de la suciedad en un portátil suele ser el teclado. Usar algodón con agua con cuidado sobre las teclas puede ser una solución eficiente a la hora de limpiarlo, así como el mencionado aire comprimido. Eso sí, si has vertido líquido sobre él, mejor será pensar en llevarlo a un técnico profesional.

El trackpad o ratón también debe estar reluciente

limptrackpad

Para que el trackpad del portátil no de ningún tipo de problema de respuesta, es importante limpiarlo a menudo. Usa el mismo trapo que utilizaste para limpiar la carcasa, los resultados serán positivos.

La pantalla, otro foco de suciedad

limppant

Limpiar la pantalla de nuestro portátil es bastante más delicado, sobre todo porque atrae suciedad de muchos focos: líquidos, aire, nuestra saliva, etc. Al ser un componente delicado que no debe mojarse, tendremos que utilizar herramientas distintas para limpiarlo: podemos usar un paño de microfibras, un trapo suave de algodón, una mini mopa e incluso algo de alcohol en el trapo, si la suciedad no sale. Hay que tener bastante cuidado.

El último recurso: desarmar el portátil

limpinter

Si las limpiezas exteriores no ayudan a tu portátil, si el ruido de su ventilador es infernal, si tienes dotes de reparación y herramientas adecuadas para acceder al interior del portátil y, sobre todo, si no hay problema de violar el periodo de garantía de tu portátil, puedes plantearte abrirlo y limpiar los componentes internos como el ventilador (con aire comprimido), la memoria RAM, el polvo acumulado en la placa (con un paño de algodón), entre otros componentes. Si no te atreves, lo mejor es llevarlo a un técnico profesional cualificado que te lo limpie con garantías.

Etiquetas: