Beastgrip, el soporte que se toma en serio la fotografía móvil

Beastgrip

Estamos en un momento crucial en el que la tecnología de consumo cada vez se retroalimenta más de todos los dispositivos que van apareciendo en el mercado paulatinamente: tenemos smartphones que parecen cámaras, y cámaras con funciones de smartphone.

El avance técnico que ofrecen hoy en día las cámaras de nuestros smartphones nos evita, en muchas ocasiones, la necesidad de cargar con nuestra cámara fotográfica (más pesada y voluminosa). ¿Pero cómo haremos para que el acabado de esas fotos sea casi profesional? El soporte Beastgrip nos dibuja la mejor solución en el horizonte para realizar esta tarea.

Tu smartphone se convertirá en tu mejor cámara

Beastgrip es la materialización de la idea de Vadym Chalenko, que gracias a mucha imaginación, piezas fabricadas mediante impresoras 3D y varios raíles ajustables, planificó lo que debe ser un soporte versátil y útil para cualquier (o casi cualquier) tipo de smartphone existente ahora mismo.

Beastgrip es ligero, pero robusto, y como decimos, es ajustable gracias a sus raíles, así que no habrá smartphone que se le resista, tenga donde tenga situada su cámara. Podremos añadirle objetivos, pero también todo tipo de accesorios. Esa es gran parte de la magia de Beastgrip.

Beastgrip

Podremos colocar micrófonos, focos, flashes, o anclar nuestro Beastgrip en un trípode profesional fotográfico, gracias a sus monturas adaptadas a tornillos que podemos encontrar en dichas zapatas.

Beastgrip

También podremos acoplarlo, como nos deja claro el vídeo, a “mini-dollys” para realizar travellings, o incluso acoplarlo a una correa para colgárnoslo del cuello y usar nuestro smartphone como una cámara real al uso.

Beastgrip

El kit básico, que se puede encontrar en su web oficial, tiene un precio que ronda los 60 euros (75 dólares, concretamente) además de los gastos de envío, y se puede escoger en varios colores distintos.