Cómo crear tu propio Netflix en casa: las ventajas de un servidor IP

netflix

Los videoclubs, debido a la propia evolución tecnológica, entre otros factores, se extinguieron como tal hace unos años. Los contenidos bajo demanda online ganan definitivamente el terreno en el sector audiovisual actual, sino que se lo digan a Netflix, Amazon, Movistar…

El caso es que, alternativamente a estas opciones, siempre tenemos la opción de disfrutar de un catálogo de vídeo y películas personal desde nuestro propio hogar de la misma forma que lo hacemos con las apps más populares: podemos montar un servidor casero y disfrutar del contenido en cualquier dispositivo gracias a algunas apps y protocolos.

Plex y DLNA, los mejores aliados para tu hogar

Si tu intención es poder disfrutar de tus propios contenidos personales a la carta, gracias a herramientas como Plex y al protocolo DLNA podrás conseguirlo en unos simples pasos.

Con DLNA podremos transmitir contenido en nuestra propia red local y reproducirlo de forma remota en cualquier dispositivo compatible. Actualmente prácticamente todos los dispositivos que habitan nuestro hogar son compatibles con DLNA: ordenadores, portátiles, tablets, smartphones e incluso televisores.

Plex es una aplicación muy popular que permite usar esta tecnología para interconectar todos estos dispositivos de forma sencilla y crear un catálogo al “estilo Netflix” para que usarlo sea tan sencillo como dar un par de toques o clics de ratón.

Descargar Plex y disfrutar

plinst1

Antes de nada, debemos tener claro que Plex se instalará en una máquina física, que debe encontrarse en todo momento operativa para que los demás dispositivos puedan acceder a su contenido con normalidad. Es posible sincronizar contenido en la nube, pero no es el objetivo de esta guía, ya que se trata de una funcionalidad exclusiva de su versión de pago.

plinst2

Lo ideal es registrarnos en la web de Plex para que tengamos un usuario asociado a nuestro ordenador servidor y a nuestros dispositivos clientes y no corramos riesgos de seguridad o intromisiones no permitidas.

plinst12

Tras esto, tendremos que descargar el instalador del servidor e instalarlo en el ordenador donde vamos a alojar todo el contenido a transmitir. Una vez instalado y reiniciado el equipo, Plex se encargará de reconocer los dispositivos de nuestra red local y asignar permisos de acceso.

Tendremos que instalar las aplicaciones cliente dedicadas en cada dispositivo: tablet, smartphone, televisor, consola… También tendremos que añadir carpetas a la biblioteca de acceso de Plex, ya que no todo el contenido multimedia del ordenador servidor se encontrará disponible para el acceso de los usuarios.

Una interfaz muy cuidada

plinst3

Plex nos permite acceder a nuestro servidor a través de múltiples opciones, incluso aunque el servidor no esté en la misma red local. Los archivos que podremos reproducir generalmente será todos los formatos más usados de vídeos, audio, imágenes e incluso documentos PDF.

plinst4

Podremos añadir las bibliotecas de contenidos estándar basadas en las carpetas más usadas del ordenador (mis vídeos, mis imágenes, mi música…) pero también tenemos la opción de añadir nuestra propia biblioteca de contenidos desde otras carpetas.

plex3

Una vez todo configurado, podremos reproducir desde uno o varios dispositivos a la vez, ordenar y catalogar nuestra colección de contenido, conocer el formato, la duración e incluso información extra de la red si Plex lo reconoce y descarga metadatos.

Etiquetas: