Cómo configurar la pantalla de tu smartphone para aprovecharla al 100%

Cómo evitar que te espíen en WhatsApp

¿Cuál es la parte más importante de un smartphone? Es una pregunta que tiene muchas respuestas: para algunos es vital el procesador, la potencia del dispositivo. Otros lo primero que buscan es una buena cámara. Pero, sin duda, todos estaremos de acuerdo en que uno de los componentes esenciales de nuestro smartphone es la pantalla.

La pantalla es esa parte de nuestro teléfono con la que interactuamos continuamente, imprescindible porque es donde aparecen todos los contenidos (aplicaciones, páginas web, nuestras fotos…) y, por eso, uno de los responsables de la mayor o menor autonomía de la batería. Vamos a aprender cómo configurar correctamente la pantalla de nuestro smartphone para aprovecharla al máximo, calibrarla, cambiar la resolución, ahorrar energía, etc.

Cómo cambiar la densidad de la pantalla

Los modernos smartphones disponen de pantallas de gran calidad, impensable hace tan solo unos años. HD, FHD, QHD, 4K son solo algunas de las siglas que nos indican la calidad de la resolución de nuestra pantalla. Pero esta calidad de visión tiene su precio: un alto coste energético que castiga severamente a las baterías.

Pero no siempre necesitamos la máxima calidad para todos los contenidos, por eso a veces es conveniente cambiar la densidad de la pantalla. Cambiando la densidad, o lo que es lo mismo, los DPI (dots per inch o puntos por pulgada), aprovecharemos al máximo la interfaz, con lo que por ejemplo conseguiremos más iconos por fila, más espacio para nuestros widgets preferidos, o más texto visible en el mismo espacio. Esto es especialmente útil en los smartphones de gran pantalla, donde jugamos con más espacio.

Actualmente sólo existe una manera para conseguir esto en Android sin tener que recurrir a aplicaciones externas o a ‘rootear’ nuestro teléfono: disponer de la última versión del sistema operativo, Android 7.0 Nougat. Si vuestro smartphone ya ha actualizado a esta versión, lo único que tendremos que hacer es ir a Ajustes>Pantalla y buscar el apartado correspondiente que, normalmente, será ‘Tamaño de pantalla’, aunque en algunos casos puede ser algo como ‘zoom de pantalla’.

¿No se ha actualizado tu teléfono o el fabricante ha ocultado esta opción? No hay problema, todos podemos cambiar la densidad de la pantalla mediante una aplicación llamada Screen Shift y mediante la cual podremos no solo cambiar la densidad si no también la resolución, con perfiles predeterminados para algunos de los teléfonos más populares, además de poder realizar ajustes personalizados por supuesto.

Cómo cambiar la resolución de la pantalla del móvil

¿Por qué querríamos cambiar la resolución de la pantalla de nuestro smartphone? Pues porque pueden darse diferentes situaciones en las que necesitemos, por ejemplo, que los elementos se vean a mayor tamaño o puede darse otro caso como que queramos disfrutar de un vídeo a una calidad FHD o 2K. Además, algunas aplicaciones exigen una resolución determinada (algunas gafas de realidad virtual, por ejemplo, precisan FHD y no aceptan una resolución mayor o menor).

Entonces, ¿cómo la cambiamos? En muchos casos será tan fácil como acudir a Ajustes>Pantalla>Resolución, donde encontraremos todas las posibilidades que nos ofrezca nuestro terminal.

Cómo configurar la pantalla de tu smartphone para aprovecharla al 100%

Si no tenemos esta opción en el menú, siempre podemos volver a acudir al programa ya citado, Screen Shift, donde podremos elegir la resolución, el tamaño de los márgenes de la pantalla, etc.

Cómo y por qué calibrar tu smartphone Android

Generalmente, las modernas pantallas de los smartphones se nos presentan como multitáctiles con 5 o 10 puntos de presión. Aunque normalmente sólo utilizamos uno o dos puntos a la vez (uno o dos dedos), siempre es bueno conocer cómo calibrar estos sensores para que la pantalla responda a una velocidad adecuada y de manera exacta a nuestro tacto.

Para ello tenemos dos opciones. Una de ella es utilizar las opciones de desarrollador, un menú oculto que sólo debemos utilizar si sabemos realmente lo que estamos haciendo, ya que hay opciones que no debemos tocar.

Una vez seguros, iremos a Ajustes>Acerca del teléfono>Información del Software y buscamos el Número de compilación, sobre el que pulsaremos siete veces seguidas. Según vayamos pulsando se nos advertirá de que nos faltan determinadas pulsaciones para conseguir los derechos de administrador.

Cómo configurar la pantalla de tu smartphone para aprovecharla al 100%

Una vez hecho esto, volvemos a Ajustes y encontraremos un nuevo apartado llamado ‘Opciones avanzadas’ u ‘Opciones de desarrollador’ donde entraremos y buscaremos ‘Ubicación del puntero’ y ‘Mostrar pulsaciones’, que activaremos. Con ‘Ubicación del puntero’ dispondremos de una barra superior con todos los datos que necesitamos y que tal vez sean demasiados. Nos fijaremos en el valor de la izquierda (P:0/1 por defecto) que nos indicará cuántos puntos de la pantalla se leen en cada momento, con lo que, si pulsamos con 5 dedos en la pantalla debería cambiar a P:5/5.

El otro apartado, ‘Mostrar pulsaciones’, hará que aparezca un círculo gris bajo el dedo cada vez que pulsamos la pantalla, mostrándonos si el sensor capta la presión de forma adecuada.

Cómo configurar la pantalla de tu smartphone para aprovecharla al 100%

Por supuesto, también disponemos de apps para ayudarnos a calibrar la pantalla, como Touchscreen Calibration con la que comprobaremos la exactitud de los toques, de los gestos por separado, etc.

Cómo configurar tu pantalla en modo noche

Cuando llega al noche y queremos consultar nuestro smartphone, el brillo de la pantalla puede resultar molesto, sobre todo cuando lo que queremos es leer en la cama, donde la luz excesiva puede perjudicar la conciliación del sueño.

Para ello disponemos de un ‘modo noche’, ‘filtro azul’ o también llamado ‘modo lectura’ y que encontraremos normalmente en Ajustes>Pantalla. En algunos terminales podremos, incluso, ajustar la opacidad de esta luz y programarla para que se active y desactive a las horas que necesitemos.

Cómo configurar la pantalla de tu smartphone para aprovecharla al 100%

Si nuestro smartphone no nos ofrece esta función, siempre podemos acudir a una app como Twilight que ajusta la pantalla a la hora del día (mediante la ubicación del teléfono) filtrando el espectro azul para ofrecer una iluminación más suave.

Cómo configurar la pantalla para ahorrar energía

Como todos sabemos, la pantalla es la parte de nuestro smartphone que más batería gasta, por eso debemos realizar algunos ajustes para conseguir el máximo ahorro de energía:

  • Cambiar el brillo a las necesidades de cada ocasión y de forma manual, pero ni muy bajo ni muy alto ya que, además del ahorro, protegemos nuestra vista.
  • Procurar que no esté encendida más tiempo del necesario: ajustarla para que se apague a los 30 segundos de inactividad, etc.
  • Limpiar adecuadamente la pantalla. Además de evitar arañazos y otros daños, tendremos una visibilidad óptima de los contenidos.
  • Por último, si tu pantalla es AMOLED, lo mejor que puedes hacer para ahorrar algo de energía es elegir fondos y temas de color negro, ya que este tipo de pantalla apaga los píxeles donde se encuentra este color, reduciendo a cero el consumo de batería en estas zonas.

Lenovo Phab 2 Pro smartphone, el primer smartphone con Tango del mundo

Si buscamos un smartphone con una buena pantalla, amplia y de buena resolución, una magnífica opción es el Lenovo Phab 2 Pro que posee una de 6,4 pulgadas con calidad Quad HD, lo que nos da una resolución de 2560×1440 píxeles.

Este smartphone, además, presenta algunas mejoras de la pantalla como la optimización de la gama de colores, el contraste y la visibilidad bajo la luz directa del sol, para mejorar notablemente la visualización.

Y, para aprovechar al máximo esta pantalla, el Lenovo Phab 2 Pro incorpora Tango, siendo el primer smartphone del mundo que lo hace. Tango es una tecnología propiedad de Google que incorpora la realidad aumentada, con aplicaciones útiles y juegos: ver la distribución de muebles antes de colocarlos, luchar contra enemigos que aparecen en los lugares que visitamos (nuestra casa, tiendas, la calle, etc.).

Etiquetas: