Cuando el arte pinta o crea la aventura llegan estas 7 maravillas de videojuegos

machinarium

A veces tomamos el apartado artístico de un videojuego poco en serio, sabemos que es muy importante que nos guste visualmente, pero hay que admitir que es un aspecto que más bien queda relegado a un segundo plano tras la jugabilidad o la temática del juego.

Por suerte, existen autores que nos recuerdan que el apartado artístico de un juego vale tanto o más que su guion o su jugabilidad, como nos demuestran estas 7 joyas jugables de la pintura y la creación de personajes y escenarios a mano.

Machinarium

No fue el primer juego en traer un apartado artístico hecho con un mimo muy particular, pero si uno de los más celebrados. La aventura gráfica Machinarium de Amanita Design es una de las propuestas más llamativas de los últimos años gracias a sus elementos totalmente dibujados a mano.

Machinarium está protagonizado un pequeño robot que ha sido arrojado al desguace detrás de la ciudad, donde debe regresar para enfrentarse a la Hermandad Black Cap y salvar a su amiga robot. Sus puzles, su música y su encanto nos enamorarán.

Saga Samorost

Antes de Machinarium, Amanita Design comenzó a dejarnos ver su potencial artístico gracias a una saga de aventuras gráficas cortas que sentaron las bases de todo su trabajo posterior. Samorost y Samorost 2 son una pequeña joya visual. En estos juegos debes ayudar a un pequeño gnomo espacial a superar varias adversidades.

Samorost se puede jugar gratuitamente en la web de Amanita Design y Samorost 2, que también tiene una demo en su web, puede conseguirse en las principales plataformas de descarga digital y este mismo año tendremos una tercera parte.

Bastion

Bastion es un juego bastante popular en los últimos años con un apartado artístico en el que destacan los escenarios y personajes dibujados totalmente a mano que se sale del género de la aventura y se adentra en el de los RPG.

En Bastión podrás explorar exuberantes entornos dibujados a mano mientras desvelas los secretos del Gran Desastre, una catástrofe surrealista que destrozó el mundo haciéndolo pedazos.

Braid

Braid es otra de las propuestas más populares de la lista, y estandarte de los juegos indie actuales. Se trata de un rompecabezas con toques plataformeros, presentado con un estilo pictórico hecho a mano.

En Braid puedes manipular el flujo del tiempo de unas maneras inusuales y extrañas. Este juego no es nada sencillo, y tendrás que resolver rompecabezas bastante enrevesados, así como ir coleccionando piezas de puzle para poder acceder a nuevas zonas.

The Tiny Bang Story



The Tiny Bang Story
es otra de esas joyas que brillan con luz propia gracias a su encantador toque artístico, que nos recordará mucho al mencionado Machinarium, pero en una propuesta algo distinta.

La vida en el Planeta Diminuto era muy apacible y sin preocupaciones hasta un meteorito colisionó con él. Ahora te toca a ti restablecerlo todo a su estado original buscando piezas y haciendo funcionar mecanismos a lo largo de unos escenarios realmente bellos y dibujados a mano.

Lumino City

Lumino City es una propuesta totalmente distinta dentro de las aventura gráficas actuales, siguiendo la estela de su predecesor Lume, exploraremos una ciudad creada totalmente a mano usando maquetas reales.

Tendremos que resolver montones de puzles, viajar por jardines en el cielo, por torres con grandes ruedas hidráulicas y por un mundo único que tiene vida propia y presencia física propia.

The Dream Machine

The Dream Machine, más que un juego, es una obra de arte interactiva, ya que estamos ante una aventura gráfica totalmente creada con personajes y escenarios de arcilla y cartón, poco hay que no sea fabricado de forma real en este juego.

Nos meteremos en la piel de Victor y Alicia, una pareja que acaba de mudarse a un nuevo apartamento en la gran ciudad, pero mientras tratan de instalarse descubren que no todo es lo que parece.

Imagen | Flickr

Etiquetas: