Descubre cómo han cambiado los componentes internos más importantes de tu placa base

lenovo-tower-desktop-h50-front-side-4

Los ordenadores, como toda la tecnología, evolucionan de forma imparable. Muchos usuarios se deciden a ampliar las capacidades de sus equipos gracias a nuevos componentes internos que expanden o añaden mejoras al conjunto.

Dentro de una torre, si nos centramos en los equipos de sobremesa, encontraremos una placa base con multitud de conectores distintos, conectores que cambian cada pocos años. ¿Sabes para qué sirven todos ellos y sus funciones? Vamos a conocer la evolución de los más representativos.

El socket o zócalo de la CPU

socket

Este conector interno es uno de los que menos ha cambiado (que no evolucionado) a lo largo de los años. En esencia es lo mismo: un zócalo, generalmente cuadrado, donde se acopla el procesador o CPU del ordenador sin ningún tipo de soldadura, simplemente depositándolo encima de los correspondientes pines (pueden ir de 40 a más de 1300 pines) electrónicos en una posición concreta y única.

Los fabricantes de CPU son los encargados de variar la tecnología de conexionado de estos zócalos con los nuevos modelos, ya que cada placa base es compatible sólo con un tipo de socket (generalmente). Encima de este socket solemos encontrar un disipador de calor junto a un ventilador para que cuando la temperatura del procesador suba al trabajar, ésta se mantenga estable.

Slots de Memoria RAM

ddr

Otros conectores que han evolucionado en su justa medida han sido las ranuras o slots de memoria RAM. Como ocurre con los sockets de la CPU, estas ranuras solo han evolucionado de forma contenida para dar pie a nuevos conectores compatibles con nuevos tipos de memoria.

Actualmente se usan memorias de tipo SDRAM DDR, ya sean DDR 2 (obsoletas), DDR3 (las vigentes) o las nuevas memorias DDR4 que están comenzando a establecerse. Las principales diferencias entre estos módulos de memoria son los voltajes usados y el número de pines incluidos.

1280px-Memory_module_DDRAM_20-03-2006

En los módulos DDR3 encontramos 240 pines mientras que en los nuevos DDR4 encontramos 280. Solo hay una forma de insertarlos (fácilmente deducible por la distancia de muesca intermedia existente en el propio módulo).

Las ranuras de memoria RAM suelen encontrarse separadas por grupos de dos o por colores (si la placa tiene más de dos ranuras, claro). Esto significa que usan la tecnología de doble canal: al conectar un par de memorias RAM iguales en esos conectores, se accederá a esas memorias simultáneamente, aumentando el rendimiento.

Los conectores de disco duro o lectores de DVD

ATA_on_mainboard

Los conectores de discos duros y unidades lectoras de discos han evolucionado notablemente a lo largo de los años. Antes la reina de estas conexiones era una denominada ATA o IDE que contaba con 40 pines y era capaz de transmitir información a una velocidad de 166 MB/s y soportar dos dispositivos por conector, un maestro y un esclavo.

Conectores SATA

Hoy en día la interfaz ATA ha desaparecido para dar paso a la interfaz SATA, el estándar actual, con un conector de tamaño mucho más reducido. La interfaz SATA alcanza una velocidad de transferencia de datos de 600 MB/s (en su versión SATA III) y permite conexiones “punto a punto” de solo un dispositivo, aunque ahora podremos conectar muchos más dispositivos SATA individuales a una misma placa base.

Los buses o ranuras de expansión: PCI, AGP y PCI Express

Buses_pci

A lo largo de los años las placas base han incorporado un gran número de buses distintos. Estos buses son conexiones directas con el circuito de la placa que permiten añadir circuitos de chip extra para ampliar funciones: tarjetas de sonido, capturadoras, tarjetas gráficas, nuevos conectores, etc. También es cierto que pueden quedar sin uso sin perjudicar por ello el funcionamiento normal del ordenador.

En los noventa existían las ranuras ISA, que dieron paso a las más comedidas PCI. La velocidad de transferencia máxima de una ranura PCI era de 133 MB/s. Actualmente siguen vigentes en algunas placas, pero están obsoletas.

1200px-Slots_AGP_&_PCI_on_Motherboard_P4VMM2_MCS

La necesidad de eludir los cuellos de botella provocados en las ranuras PCI en los años noventa a la hora de usar tarjetas gráficas dio pie a la creación del puerto AGP (se denomina puerto y no bus porque solo se puede usar un tipo de dispositivo en él) al que podíamos conectar las nuevas tarjetas gráficas. El puerto AGP era capaz de alcanzar velocidades de transferencia de 2133 MB/s.

A medidados de la década pasada, en 2004, aparecía el nuevo bus que se ha convertido en el actual estándar desbancando tanto a los buses PCI como a los conectores AGP, se trata del PCI Express.

PCIExpress

PCI Express cuenta con varias configuraciones distintas: de un carril (x1), de cuatro carriles (x4) o de 16 carriles (x16). Cada conector cuenta con un tamaño distinto y se usa para un componente distinto en función de su potencia.

Los conectores x16 se usan para tarjetas gráficas actuales, que en la versión 4.0 de PCI Express son capaces de alcanzar hasta 31.508 GB/s de velocidad de transferencia y los más reducidos x1, que se suelen usar para conectar tarjetas de red u otros perfiféricos menos exigentes, alcanzan hasta 1969,2 MB/s. Los conectores x4, como es lógico, multiplican por 4 la velocidad del x1 y también se usan para periféricos concretos como tarjetas de red, etc.

Etiquetas: