El teclado del gamer nivel 101: ¿qué debe tener para ser imbatible?

teclado-lenovo

Empecemos siendo sinceros: la mayoría de teclados llenos de pegatinas, lucecitas de colores y señas para considerarlo «gamer keyboard» son, por lo general, una auténtica tontería. Pésimos materiales de construcción, retardo al pulsar las teclas, funciones innecesarias que nunca jamás llegarás a usar, y un largo etcétera.

Un teclado es una herramienta. Hay que buscar la comodidad para esos plazos de largo uso, la usabilidad y practicidad; hay que ser realista y reconocer que no existe la gama baja en según qué productos. Rinde mejor cualquier genérico de serie que un juguete gamer de 10 euros. Dicho esto, vamos allá:

Requisitos básicos

Cualquier jugador curtido en PC ha tenido que lidiar con buenos y malos teclados. Antes de decidirnos por un modelo concreto, existen unas cuantas consideraciones previas que debemos tener en cuenta:

  1. Teclas retroiluminadas. La retroiluminación es clave para esas partidas nocturnas donde estás sólo ante la pantalla y los auriculares. Una cosa es un puñado de leds de colores como el panel de mandos de la Enterprise y otra una iluminación suave e uniforme, preferiblemente en tonos fríos, blanco o azulado.
  2. Teclado numérico. Aquí es fácil debatirse entre la comodidad de un teclado compacto que, a su vez, prescinde de esta sección extra, y uno que la lleve. La razón es obvia: tener más cerca el ratón. De ahí que los principales fabricantes diseñen sus versiones Long y Short. Depende de los gustos, pero un teclado numérico también es un amplio recurso para programar atajos, como veremos más adelante.
  3. Durabilidad. Para esto el requisito es sencillo: necesitamos un teclado mecánico. Las membranas de plástico barato terminan por atascarse, pierden sensibilidad y su ángulo plano exige un esfuerzo consciente para asimilar dónde está cada tecla: no se crea una imagen global tan orgánica.
  4. Macros. Las teclas para macros son imprescindibles entre los gamers. Las macros son acciones que deben ejecutarse con combinaciones de teclas y, de esta forma, usar pulsado una sola tecla. En un MMORPG, donde necesitas combinaciones para lanzar hechizos o dar órdenes, sirven de atajo. Se componen de una o varias filas de teclas, programables incluso para el volumen de audio de los chats.

lenovo-teclado-gaming

¿Qué tienen de bueno los teclados mecánicos?

Cuando estás eligiendo un buen teclado es fácil encontrarse con las palabras ‘interruptores Cherry’. Esto se debe a que gran parte de la fabricación de los componentes electromecánicos viene de la mano de ZF Electronics GmbH, más conocida como Cherry Corp., empresa alemán-americana que lleva desde los años 50 fabricando teclados.

En la actualidad existen un montón de tipos de switch —y combinaciones, ‘MX’, ‘double’, etc—, pero lo que nos tiene que quedar claro es que, por un lado, puedan ser desmontables y, por otro, se adapten a nuestras necesidades.

Entre todos estos tipos destacaremos tres: los Cherry Back, de tacto lineal y fuerza constante desde el principio de la pulsación profunda hasta el final. Los Cherry Brown, suaves y de rendimiento equilibrado. Entre estos sobresale la modalidad silent, la cual añade almohadillas amortiguadoras que reducen la sonoridad al pulsar la tecla. Y, entre el Cherry Blue y el Red, destacaríamos este último, con una sensación muy suave, ideal para expertos que conocen la posición de cada tecla.

cherry-bluecherry-browncherry-red
Un inconveniente contra los teclados mecánicos frente a los de membrana es su peso. No sólo son más ruidosos y más caros, debido a la calidad de sus componentes, sino que, en consecuencia, llegan a saltar con facilidad el kilogramo de peso, resultando más incómodo su traslado.

Frente a esto, la solución está en los modelos compactos. Estos no sólo prescinden del teclado numérico sino que acortan la tecla ‘Enter’, dejándola a la mitad, además de suprimir los macros. Si lo tuyo es jugar en casa, con buen rendimiento y pasar periodos prolongados frente al PC, no los recomendamos.

Por un puñado de teclas

Basándonos en estos apuntes, ya podemos formar una imagen del teclado que nos gustaría para nuestro entorno de juego. Existen miles de modelos con miles de configuraciones, así que conviene observar, más que horquilla de precios, sus especificaciones técnicas.

Keyboard-1

Lenovo apostó muy fuerte por el mercado de periféricos especializados —tanto para jugadores profesionales de e-sports como usuarios no expertos— en el pasado CES de 2016, con su Gaming Keyboard de la serie Y, la familia gaming de la marca. Este modelo viene a ser una extensión en diseño de los portátiles también de la serie Y.

Este no es un teclado RGB normal y corriente. Debajo de cada tecla lleva un led independiente regulable, con 5 niveles en intensidad de iluminación, conexión USB sumada a una entrada jack de 2.5” para auriculares y otra para micro, todas bañadas en oro para mayor rendimiento. Este «gaming keyboard» es fácilmente el más completo y sólido en su género.

Incluye en el lado izquierdo 6 teclas G macro completamente programables, los switches están compuestos por el avanzado sistema ‘Kailh Red’, toda la superficie inferior es un genial reposamuñecas —frente a las habituales aletas que muchas veces generan más inconvenientes que ventajas—, y las teclas añaden un breve retardo anti dobles pulsaciones o pulsaciones erróneas en las teclas colindantes.

El posicionar las teclas modificadoras —sirven para todo, control, mayúsculas, alt, atajos de comandos— en el lado izquierdo tiene una razón de diseño: están enfocadas para ser usadas por el dedo meñique. Mientras otros modelos piensan en los pulgares, este teclado de Lenovo apuesta por el otro dedo eternamente olvidado. Pero, en este caso, el rendimiento es más ágil porque no implica un movimiento de muñeca, sólo una extensión de los dedos.

A este teclado, por cierto, le seguirá un headset surround de acabados profesionales y un ratón de alto rendimiento, 4 niveles de DPI ajustable —velocidad programable— y 4 pequeños pesos de 5 gramos en la base inferior para personalizar el movimiento y precisión del ratón.

Erazer

Todavía queda mucho margen de mejora

Pero no todo es perfecto. Muchos diseños optan por plantillas donde la mayoría de las teclas están coloreadas. Existe un debate entre si esto debe hacerse o no: por un lado, un experto sabe que no necesita que le señalen la crucera compuesta por las letras ‘A’, ‘S’, ‘D’, ‘W’, y ‘X’ porque, sencillamente, ya conoce con anterioridad su funcionalidad. En cambio, en las teclas switch sí deberían siempre destacarse con grupos de color. O, en el caso de las flechas de dirección, una iluminación independiente del resto.

Un buen diseño debería poder ofrecer toda la ayuda visual posible sin llegar a entorpecer la calidad y estética final del diseño

Una decisión correcta que se está tomando respecto al diseño de teclados es la inclusión de pantallas LED sensitivas. Esto podría expandir el horizonte de las teclas programables, además de añadir movimientos gestuales como estamos viendo en algunos pads o tabletas, dotando de mayor vida e interactividad a los teclados, a sabiendas que cada vez se dan juegos más transmedia y multidisciplinares.

Lenovo Gaming

Algunos requisitos técnicos

Para el jugador tradicional, curtido en mil batallas, desde ‘Counter Strike’ a ‘Age of Empires’, de ‘World of Warcraft’ a ‘Battlefield’, conviene profundizar un poquito más. Existen varios añadidos a considerar.

Por ejemplo, el recorrido mínimo de la tecla, de 3.5 milímetros. Esto condiciona la velocidad de nuestra pulsación y escritura. El diseño también debe acompañar, con un punto superior en el centro y aligerando la pendiente hacia los bordes, basándose en la posición lógica de los brazos.

Aunque la mayoría de teclados mecánicos prometen duraciones de años y años, conviene siempre fijarse si destacan la cantidad de pulsaciones en su vida útil. Como mínimo 5 millones de pulsaciones sería un buen estándar, pero lo ideal está en justo el doble. Ah, y dos años de garantía.

El pico de fuerza. Habrán leído en algún momento eso de ‘carga’ o ‘fuerza dominante’. Un estándar en los interruptores es el de 55 ±7 gramos. Esto define la elasticidad y resistencia de la tecla y, a su vez, está relacionado con la distancia eficaz para pulsar la tecla. Sin entrar en muchos tecnicismos diremos que, cuanta menos altura necesita el dedo para pulsar, mayor velocidad podemos adquirir, evitando despegarnos del teclado.

Lenovo Racing

Baño de oro. El baño de oro reduce el efecto de la corrosión y el filtrado de ruido, mejorando levemente la velocidad de transmisión de datos. Además, se recomienda cable, nunca bluetooth, WiFi o infrarrojos, ni siquiera con pilas, y que comparta unas medidas no demasiado prolongadas, entre el 1.5 metros y 1.8.

Sistema anti-ghosting. El efecto ghosting se traduce en que el teclado no es capaz de enviar la información suficiente cuando se pulsan 2 o más teclas simultáneas. En estos casos, nuestro equipo suele producir un pitido hasta que dejamos de pulsar o simplemente no reconocerá las teclas. Un buen teclado gamer suele reconocer entre 5 a 10 teclas pulsadas simultáneamente.

En definitiva, el teclado imbatible debe cumplir tantos requisitos como nuestro juego favorito nos pida y, de paso, hacerlo de forma cómoda. Porque, ante todo, si no te sientes cómodo con algo, no merece la pena. La ergonomía es clave para evitar problemas como el síndrome del túnel carpiano. Una buena solución serían los bordes gomosos o siliconados.

Etiquetas: