Estas tecnologías iban a cambiar el sistema y se quedaron a medias

cambio-tecnologias

Muchos son los candidatos, pero quizá pocos los elegidos para triunfar. La Historia en general, y la tecnología en particular, está repleta de promesas que no llegaron a materializarse o que se quedaron en el camino.

Hacemos un repaso de esas tecnologías que lo tenían todo para cambiar el mundo y quizá solo se cambiaron a sí mismas.

Blu-Ray / HD DVD

compact-disk-1108240_1280

Los CD cambiaron el almacenamiento y reproducción de los contenidos audiovisuales, especialmente la música. Sus hermanos mayores, los DVD, tenían mucha más capacidad y permitieron la digitalización de vídeos y juegos. En un momento en que se apostaba por la alta definición, las empresas se decantaron (como en su momento con los formatos de vídeo VHS y Beta), por uno de los dos estándares del futuro: Blu-ray y HD DVD. Fue una guerra de formatos en toda regla: nadie quería dar su brazo a torcer en ese camino por ser el estándar del DVD de alta definición.

Finalmente, en 2008, quienes respaldaban el HD DVD tiraron la toalla. Se allanaba el camino para el Blu-ray. Sin embargo, casi al mismo tiempo que se clarificaban las cosas, empezó a quedar claro que los discos ópticos, por muy regrabables que fueran, tenían una más que dura competencia: el almacenamiento en la nube y los servicios streaming.

Aunque es cierto que se sigue investigando en soportes físicos con mucha mayor capacidad de almacenamiento, el cada vez mayor ancho de banda disponible hace que para algunos no tenga sentido comprar un almacenamiento físico cuando, parece, que el virtual tiende al infinito.

Los buscas (o mensáfono)

Motorolapager

Quizá no lo recuerdes, pero existió un tiempo en el que solo había líneas fijas de teléfono, de forma que, o estabas en la misma estancia que donde estaba el teléfono cuando sonaba, o nadie podía localizarte. Sin embargo, siempre ha habido profesiones donde de verdad es necesario y urgente encontrar al profesional de turno. Léase, por ejemplo, los médicos. Pueden estar haciendo su tradicional ronda para ver y evaluar a sus pacientes del hospital y, en un momento determinado, ser necesaria su presencia para tratar una urgencia.

Los buscas eran unos pequeños aparatos que permitían avisar a estos doctores de que se les necesitaba. En una pequeña pantalla monocromo podían ver el número de teléfono y un pequeño texto.

La Policía de Detroit fue la primera en utilizar estos aparatos allá por 1921, aunque fue Motorola quien los popularizó a finales de los 50. Se calcula que en 1980 había 3,2 millones de usuarios en todo el mundo y diez años más tarde eran más de 22 millones de personas los que tenían estos aparatos. En 1994, había más de 61 millones de buscas en uso.

¿Útil? Desde luego. Pero la telefonía móvil en poco tiempo convirtió al busca en un aparato desfasado.

Televisión 3D con gafas

El sueño de ver la televisión en tres dimensiones aún no se ha acabado. Cada cierto tiempo, de hecho, aparecen nuevas tecnologías y nuevos aparatos que prometen hacer realidad una experiencia casi religiosa en este sentido.

Quizá una de las más estrambóticas ha sido la de hacer televisiones que solo podían verse si te ponías las tradicionales gafas con lentes verde y roja (una a cada ojo). Aunque se han intentado varias maneras de hacer que la televisión fuera capaz de mostrar la tercera dimensión en sus imágenes, para que no resultaran planas, lo cierto es que parece muy difícil convertir en realidad esta ilusión. También hay varios intentos por hacer que las televisiones fueran en 3D sin necesidad de gafas.

Por ejemplo, en Estados Unidos, solo el 9 por ciento de los hogares tenía una televisión en tres dimensiones, frente a 7 de cada 10 que sí cuenta con una en alta definición.

statistic_id198738_adoption-of-tv-technologies-in-the-us-2015

Fuente: Statista.

Básicamente, los televisores 3D polarizan las imágenes en 3D originales en imágenes separadas. Si las miras a simple vista, la imagen parece estar borrosa, pero si te pones las gafas 3D, las imágenes separadas se dirigen a tu ojo derecho o izquierdo, creando la impresión de profundidad.

Aunque Avatar puso de nuevo de moda las imágenes en 3D, el que sea necesario utilizar unas gafas para ver estos contenidos hace que, incluso quienes compren este tipo de televisores, olviden en algún cajón las gafas y utilicen sus aparatos como televisores convencionales.

Navegador GPS

auto-325465_1280

El GPS, como tecnología, no ha muerto, pero muchos son los que se preguntan desde hace tiempo sí ha dejado de tener cierto sentido el comprar un aparato que únicamente tiene la prestación de guiarnos por un mapa digital, sobre todo desde que los smartphones no solo tienen ya incorporada esta función, sino que son un dispositivo que prácticamente está al alcance de cualquier usuario.

Los fabricantes de GPS han incorporado nuevas funciones (como el estado del tráfico) en sus dispositivos y son varias las razones por las que su uso es recomendable frente al empleo de los mapas del teléfono, también es cierto que cada vez más coches (e incluso motos) incorporan de serie un navegador. De hecho, si en 2012 solo el 16,12 por ciento de los coches llevaba incluido un sistema de asistencia en la conducción, en 2020 serán el 91,5 por ciento de todos los vehículos los que lo incorporen.

Ya en el año 2010 había quien se preguntaba si tenía sentido comprarse un dispositivo dedicado y dos años después las ventas de este tipo de dispositivos sufrían dificultades. Aunque tienen ventajas frente a los smartphones, el potencial de estos como la nueva navaja suiza pone en aprietos a algunos otros gadgets.

PDA

El auge de los smartphones, como equipo multifunción, también debilitó el uso de los PDA, al mismo tiempo que provocó una bajada en picado en las ventas de cámaras digitales compactas.

Los PDA, o asistentes de mano digitales, fueron los precursores del smartphone, allá por finales de los 90. Prometían, en unas pantallas aún en monocromo, facilitar la gestión del correo corporativo (siempre que tuvieran una WiFi cercana, no tenían conexiones 3G porque tampoco existían) entre otras bondades. Pero sus funciones eran muy limitadas en relación con los smartphones, quienes acabaron fagocitando a los PDA.

pda-palm

Muchos consideran que la desaparición de Palm vino a certificar la muerte de estos asistentes digitales.

El Palm Pilot fue el dispositivo más deseado para los profesionales de los negocios, que querían dispositivos portátiles capaces de conectarse a la Web, editar documentos e, incluso, jugar al buscaminas y otros títulos parecidos. El Pilot 1000 y Pilot 5000 eran potentes para la época, con su procesador Motorola a 16MHz, 160×160 de resolución de pantalla táctil LCD monocromo y hasta 512kB de memoria incorporada.

Estos PDA se hicieron populares debido a sus precios relativamente bajos y la capacidad de sincronizarse fácilmente con los ordenadores a través de un cable.

Las dificultades propias de la compañía (con compras, escisiones y fusiones de por medio) y la revolución que supusieron los smartphones hicieron que poco a poco estos dispositivos se dejaran de desarrollar.

MMS

love-163851_1280

Los SMS fueron una pequeña revolución. Pero eran (son) muy sosos. Unas pequeñas líneas de texto y se acabó. Sí, podías incluir el antepasado de los emoticonos sirviéndote de los signos de puntuación, pero nada comparado con la posibilidad de mandar ahora un icono en forma de paella.

Pero entre los SMS y los emojis de Whatsapp hubo un intermedio: los MMS (Multimedia Message Service), unos mensajes avanzados en los que podías incluir contenido multimedia (fotos, generalmente). Claro, pesaban más y la operadora de telefonía te cobraba mucho más por ellos. Incluso las nuevas tarifas eran noticia.

Algunos cifran en 80 los millones de euros los que las telcos facturaron por MMS en 2007. Frente a los 15 céntimos de euro que costaba enviar un mensaje de texto normal, uno MMS costaba casi un euro.

Amena (Orange) fue la primera operadora que lanzó MMS en España, en junio de 2002, a la que se sumó Telefónica y Vodafone. Pero, al estar basados en WAP, había ciertas dificultades para enviar MMS, especialmente entre usuarios de diferentes operadoras. En diciembre de 2002, las operadoras españolas llegaron a un acuerdo para enviar MMS entre sus abonados con la mirada puesta en las ventas de Navidad. Y en enero se hizo la luz. El que tenía un móvil Vodafone podía enviar un mensaje a un terminal Amena.

Fuera el coste o fuera la conexión, lo cierto es que los MMS acabarán siendo solo un vago recuerdo para unos pocos. Ya en 2011 se empezaba a hablar de su declive ante el auge de WhatsApp.

WAP

De aquella misma época fue WAP (Wireless Access Protocol), algo así como el embrión de las actuales redes inalámbricas de acceso a Internet. Porque antes del 3G, que llegó como una verdadera revolución y su adopción ha sido masiva y rápida, hubo otra red de conexión, mucho más lenta y que, afortunadamente, no duró mucho. Gracias a WAP podías mandar esos MMS de los que te hablábamos antes.

6681007463_d39f89c147_o

Es más, gracias a WAP, las primeras páginas web de finales de los 90, llenas de texto y de colores que los teléfonos móviles no eran capaces de reproducir en sus pantallas, se adaptaban a estos móviles que se podían conectar a Internet. WAP permitía que los navegadores pudieran acceder a Internet ajustándose a la memoria y capacidad de los teléfonos móviles. Incluso había páginas WAP servidas por terceros que estaban escritas en un lenguaje llamado Wireless Markup Language, que beneficia la conexiones WAP. Unas páginas que, evidentemente, eran bastante más simples que las que se podían ver tecleando WWW en un navegador de un ordenador.

Fue una solución idónea tanto para los fabricantes de terminales como para los operadores de telefonía. La mayoría de los primeros sitios WAP eran en realidad extensiones de webs populares como CNN.com. Los usuarios podían acceder a las noticias, las cotizaciones del mercado de valores y ver resultados deportivos en sus teléfonos. También surgieron algunas aplicaciones WAP comerciales, pero solían ser fondos de escritorio y tonos de llamada.

Pero existían problemas de compatibilidad y no había posibilidades de personalización, ni por parte de las web, ni de los desarrolladores ni de los teléfonos. Eso, unido a que las pantallas de los terminales (y sus teclados) hacían que la navegación no fuese muy cómoda.

Los videoteléfonos

IP_Video_Phone_1535-DSCN1202-2

¿Qué había antes del Skype? Los videoteléfonos. Lo bueno, y lo malo, de los teléfonos es que no puedes ver la cara de tu interlocutor. De ahí que alguien inventara los videoteléfonos, que añadían una pantalla para ver y una cámara para emitir. Tenían su utilidad como primeros sistemas de videoconferencia, pero no encontraron su hueco y otras tecnologías ocuparon su mercado.

Se empezaron a desarrollar en 1950, aunque su mercado estuvo sobre todo en la década de 1990. Con el desarrollo de los códecs de vídeo y de Internet los dispositivos fueron mejorando y permitían emitir y recibir imágenes a color de alta calidad entre los usuarios, independientemente de su situación geográfica.

Aunque siguen siendo útiles para personas sordas y con problemas del habla, el auge de otros sistemas de videoconferencia hace que estas otras opciones sean las elegidas, especialmente entre los más jóvenes.

Radio por satélite

La radio por satélite parecía uno de los dispositivos de electrónica de consumo más exitosos de todos los tiempos. Un suscriptor sería capaz de escuchar más de 100 estaciones de costa a costa y tanto en un vehículo en movimiento como con un dispositivo portátil.

maxresdefault

Al principio, además, se vendió el servicio sin anuncios. Una de las dos empresas que lo ofrecía era Sirius XM en septiembre de 2001. La otra compañía, XM Satellite Radio, inició su actividad un año más tarde. Pero ninguna de las dos, incluso cuando se fusionaron, lograron un número de suscriptores aceptable: los nuevos y más populares dispositivos de electrónica de consumo (especialmente los MP3) y los smartphones acababan con la radio por satélite.

Donde más éxito tiene esta tecnología es en Estados Unidos, pero ya hace más de 10 años que se hablaba de que era bastante difícil que pudiera tener éxito en el Viejo Continente, sobre todo por cuestiones de geografía: la radio por satélite te permitía escuchar la misma emisora mientras recorrías todo el país. Teniendo en cuenta los diferentes idiomas que se hablan en cada país de Europa, esta prestación parecía no tener tanta utilidad práctica.

En su momento hubo también una única compañía de radio por satélite de cobertura europea, WorldSpace, pero el 90% de sus suscriptores eran en la India.

Viajes supersónicos

Es, probablemente, la historia más triste de todas estas tecnologías llamadas a ser un revulsivo y quedarse finalmente en el camino. Los aviones supersónicos lo tenían todo para triunfar. Hacían realidad el sueño de viajar rápidamente por todo el mundo. Por ejemplo, reducían a más de la mitad el trayecto entre París y Nueva York (completaban la ruta en solo 3,5 horas). Verlo despegar o aterrizar se convertía en un verdadero espectáculo, pero eran pocos los que podían pagar sus costes.

El accidente que sufrió el 25 de julio de 2000 en Francia, en el que murieron más de cien personas, condenó a este tipo de avión frente a la opinión pública y tres años más tarde se suspendían todos sus vuelos. Aunque British Airways y Air France, las dos únicas compañías que operaban estos vuelos, anunciaron su cancelación, lo cierto es que se está intentando desde algún tiempo reactivar este tipo de vuelos.

concorde-203813_1920

Su principal inconveniente para ser una revolución completa es el coste, especialmente de fabricación y transporte, lo que encarece mucho los viajes y limita mucho el tipo de cliente que puede acceder a ellos. Además, al viajar a gran velocidad se genera una gran cantidad de fricción contra el aire, y esto hace que el fuselaje se caliente considerablemente, lo que conlleva unos altos costes el poder mitigar este efecto.

Existen otras limitaciones técnicas y legislativas, porque al romper la barrera del sonido, las rutas de este tipo de vuelos están muy limitadas y son muy restrictivas, lo que dificulta aún más su propagación.

Etiquetas: