Las innovaciones más sorprendentes que podrían reinventar tu portátil

portátil

Pantallas casi transparentes, otras completamente ecológicas, chips que mejoran las comunicaciones inalámbricas, memorias que pueden funcionar como procesadores… Si creías que lo habíamos visto todo en innovación en materia de ordenadores, quizá estés muy equivocado.

Las nuevas pantallas ecológicas

Una de las principales preocupaciones es conseguir que la electrónica y la tecnología sean más respetuosa con el medio ambiente, tanto desde su concepción como al final de su vida útil.

Uno de los componentes en los que más se está avanzando es en las pantallas, uno de los aspectos más importantes y, sin embargo, más complicados de reciclar, al menos el de las partículas de las actuales LCD (pantallas de cristal líquido).

Sin embargo, un grupo de científicos alemanes y españoles han diseñado una nueva pantalla más barata y ecológica que está fabricada con un material híbrido. Las proteínas luminiscentes de este material se pueden utilizar en sistemas de retroiluminación y filtros de color realizados mediante una técnica de impresión 3D.

La Universidad de Erlangen-Nurnberg (Alemania), en un equipo de investigación liderado por Rubén Costa, ha diseñado una nueva muestra de elementos naturales: las proteínas luminiscentes, que permitirán, según sus previsiones, que en un futuro no muy lejano se puedan fabricar estos dispositivos de forma ecológica y a bajo coste.

Los investigadores usan estas proteínas en dos partes de la pantalla. Por un lado, en la retroiluminación de la pantalla, utilizando un Bio-LED con luz blanca con diferentes colores de las proteínas luminiscentes. Además de representar un nuevo diseño en retroiluminación de pantalla, esta tecnología puede utilizarse como sustituto del fósforo inorgánico -un material raro y costoso- utilizado en pantallas LED tradicionales.

Según estos investigadores, este nuevo material permitirá el desarrollo de bio-pantallas energéticamente eficientes para todo tipo de productos electrónicos. Entre sus ventajas, además de unos bajos costes de producción, estarían la alta calidad de imagen y sostenibilidad ecológica. Además, estos filtros no son rígidos, permitiendo su uso en dispositivos que son flexibles y ligeros.

La luz para tu teclado

Pero aún más revolucionario puede llegar a ser los nuevos micro-LEDs, de lo que es probable que nunca hayas oído hablar y que, sin embargo, podrían ser una verdadera revolución en tu próximo ordenador.

Rohinni es una empresa que asegura poder revolucionar la informática venidera con estos micro-LEDS, unos componentes sensibles y microscópicos. El resultado, dice, es una fuente de luz que es aproximadamente una décima parte del grosor de los LED normales y unas seis veces más brillante, pero con un coste prácticamente igual. También es hasta diez veces más eficiente de energía en comparación con soluciones de luz integradas.

Este nuevo material podría integrarse en casi todo tipo de dispositivos electrónicos, especialmente en aquellos que tengan pantallas electrónicas retroiluminadas, aunque de momento la compañía se está centrando en teclados para el portátil.

¿Y si tu memoria fuera el procesador?

Otra de las innovaciones más sorprendentes y que podría suponer una verdadera revolución es el hallazgo de un equipo de científicos internacionales, que ha encontrado una manera de hacer que la memoria pueda realizar también las tareas de computación (aquello que hacen normalmente los procesadores).

Si se logra que los datos sean procesados en el mismo lugar donde se almacenan, podemos aspirar a tener productos más rápidos y más delgados.

¿Cómo se ha logrado esto? Fabricando chips de memoria de última generación conocidos como memoria de acceso aleatorio de conmutación resistiva basada en Redox (ReRAM).

Así, y frente a los dispositivos actuales, que tienen que transferir los datos desde el almacenamiento de memoria a la unidad del procesador para su cálculo, este nuevo circuito NTU ahorra tiempo y energía eliminando estas transferencias de datos.

Además, otra de sus ventajas es que podría suponer un aumento de la velocidad de los procesadores actuales, que según los investigadores podría llegar a ser, como mínimo, del doble.

Rompiendo la barrera de los terahercios

Hablando de aumento de velocidad, otro grupo de ingenieros han inventado un modulador de alta velocidad, del mismo tamaño que un chip, que es capaz de operar a frecuencias de terahercios (THz), lo que podría facilitar el desarrollo de nuevos dispositivos inalámbricos y más potentes. Además, abriría la puerta a que la transmisión de datos inalámbricos se realizara a velocidades significativamente más altas que las actuales.

Según las pruebas realizadas en laboratorio, la media de la velocidad supera los 14 gigahercios y tiene el potencial de trabajar por encima de 1 THz.

Aunque existe un interés significativo en el uso de la banda THz del espectro electromagnético, lo que permitiría la transmisión inalámbrica de datos a velocidades significativamente más rápidas que la tecnología convencional, la banda ha sido subutilizada en parte debido a la falta de componentes compactos en el chip, tales como moduladores, transmisores y receptores.

El cambio en la yema de tus dedos

Otra de las innovaciones que podríamos ver en apenas un par de años hace referencia a las pantallas táctiles, ya que se está avanzando mucho en la producción de electrodos OLED funcionales a partir de grafeno. Solo hay que ver la calidad de imagen que el OLED da a un portátil como el ThinkPad X1 Yoga de Lenovo.

Estos electrodos son muy flexibles por lo que están especialmente indicados para pantallas táctiles, ya que no se romperían si el dispositivo cae al suelo. En lugar de vidrio, se utilizaría una película de polímero transparente.

El responsable de este avance es el Instituto Fraunhofer de Electrónica Orgánica, Tecnología de Rayos Electrónicos y Plasma FEP de Dresden, el primero en lograr la producción de electrodos OLED a partir de grafeno.

Cabe recordar que hay muchas esperanzas puestas en el grafeno, un material ligero, transparente y extremadamente duro (tiene más resistencia a la tracción que el acero). Además, es extremadamente conductivo para el calor o la electricidad.

Etiquetas: