¿Es mejor instalar una app en la micro SD o en la memoria interna del móvil?

micro SD

A la hora de buscar un móvil nuevo, una de las preguntas que muchos se hacen es qué capacidad de almacenamiento interno necesitan. Por lo general vienen con diferentes especificaciones, donde la capacidad de memoria interna suele ir de 8, 16 a 32 o 64 GB en los modelos más avanzados. El mismo modelo de teléfono puede tener diferentes opciones de almacenamiento. Si además admiten tarjetas micro SD nos podemos ver tentados a ahorrar en el coste y ampliar más tarde con una de estas tarjetas si lo necesitamos. Pero ¿es mejor instalar una app en la micro SD o en la memoria interna del móvil?

Lo primero que debemos tener en cuenta es el uso que le vamos a dar a la memoria externa. Normalmente se utiliza para guardar fotos, vídeos, música, películas o series que queremos disfrutar en cualquier momento en nuestro teléfono. Es una solución de compromiso, donde la única ventaja que tiene es poder reutilizar la tarjeta en otros dispositivos una vez acabada la vida útil del teléfono.

Instalar aplicaciones en la tarjeta micro SD, ¿cuándo es posible?

Se pueden instalar algunas aplicaciones en dicha tarjeta, pero no todas. Y éste es uno de los principales inconvenientes a la hora de elegir un terminal más barato a cambio de un menor espacio de almacenamiento interno. Pensamos que todo se puede pasar a la tarjeta micro SD, pero no es así.

Si queremos guardar juegos o aplicaciones será más complicado, especialmente si no somos usuarios avanzados y tenemos permisos de root para instalar y desinstalar a nuestro antojo. Esto ayudará a solventar un poco lo problemas de memoria pasando fotos y otros archivos a la memoria microSD. Pero a la hora de mover aplicaciones o juegos la cosa se pone más difícil.

Esto se debe a las limitaciones que pone Google a los desarrolladores de aplicaciones. En su guía para la creación de apps impone una serie de restricciones. De esta manera provoca que, aunque podamos pasar las apps a la memoria externa, sólo aquellas que son más sencillas nos permitirán liberar espacio en la memoria interna. A la vez si son más simples, seguramente no serán las que más espacio nos ocupen. De los juegos por ejemplo casi nos podemos ir olvidando.

En otros casos depende del fabricante y cómo ha configurado el terminal. Si la tarjeta micro SD no está configurada como tarjeta primaria, será casi imposible mover aplicaciones a menos que seamos root.

Inconvenientes de sacrificar memoria interna del móvil

Pongamos el ejemplo de un móvil de 64 GB de almacenamiento o, en su lugar, un móvil con 32 GB de almacenamiento interno más una memoria de 32 GB. Para empezar hay que tener en cuenta que no todo el espacio será útil. Hay que descontar en ambos casos lo que nos ocupa el sistema operativo. A la vez hay que dejar un pequeño margen si queremos llevar a cabo actualizaciones cuando nos las ofrezcan. De otra manera nos tocará desinstalar alguna app para dejar hueco a la descarga de dicha actualización del sistema.

Además la tarjeta externa hay que formatearla para utilizarla en el smartphone, por lo que los 32 GB nominales nunca serán reales y seguramente no llegarán a más de 30 GB. Todo esto supone que si hemos apostado por reducir el almacenamiento interno para ahorrarnos algo de dinero, puede que estemos cometiendo un gran error. Es cierto que la memoria externa puede resultar más económica, pero las prestaciones no serán comparables.

Velocidad de la memoria interna vs. tarjeta micro SD

A esto le tenemos que sumar la diferencia de velocidad de los dos tipos de memoria. Una memoria micro SD puede ser de diferentes categorías. En todo caso nunca va a ser tan rápida como la memoria interna del dispositivo simplemente por el tipo de conexión que lleva, aunque las nuevas clases de tarjeta micro SD si garantizan unos valores de lectura y escritura suficientes como para instalar dichas aplicaciones.

Por eso a poco que hagamos un uso intensivo de juegos y aplicaciones buscar un terminal como el Lenovo Phab 2 Pro con 64 GB es la opción idónea. Si además cuenta con una ranura microSD para poder ampliar el almacenamiento mejor todavía. Pero debemos pensar que esta tarjeta externa debemos dedicarla a multimedia, y no contar con ella para las aplicaciones instaladas en el terminal.

En Blog Lenovo | La mejor manera de mover tu contenido a la microSD de tu móvil sin perder nada por el camino

Etiquetas: