La guía definitiva para entender el administrador de tareas de tu ordenador

adminport

Existen muchas herramientas útiles en nuestros ordenadores incluidas dentro del propio sistema operativo Windows, pero algunas son más esenciales que otras y, en los casos más apurados, son a las primeras que recurrimos para solucionar problemas.

La más conocida de todas es, quizá, el Administrador de Tareas, la útil herramienta que aparece cuando pulsamos la famosa combinación de teclas CTRL+ALT+SUPR. Pero, ¿realmente sabemos lo que podemos hacer con el Administrador de Tareas? Vamos a conocerlo un poco mejor.


Para qué sirve y cómo acceder a él

adminproc

El Administrador de tareas permite gestionar aplicaciones y procesos en ejecución. Para acceder a él y ver de lo que hablamos, tendremos que pulsar la combinación de teclas CTRL+ALT+SUPR, o también podemos pulsar CTRL+MAYUS/SHIFT+ESC, así como pulsar con el botón derecho del ratón sobre la barra de tareas y escoger la opción “Administrador de Tareas”.

En resumidas cuentas, el Administrador de Tareas es famoso por usarse en situaciones de problemas generalizados de programas o procesos problemáticos: es la forma más efectiva de finalizar su ejecución.

Por ejemplo, se suele usar cuando el ordenador deja de responder, cuando la ventana de una aplicación no responde adecuadamente, cuando el ordenador va lento y no sabemos el motivo y cuando una aplicación reacciona de forma anormal.

Procesos en ejecución y monitorización de rendimiento de hardware

adminren

Si accedemos al modo detallado del Administrador de Tareas (por defecto, al abrirlo por primera vez, aparecerá una versión reducida del mismo), encontraremos una ventana principal con siete pestañas.

La primera es la más popular: Procesos. Aquí podremos comprobar cuáles son los procesos en ejecución en ese momento en el sistema, el porcentaje de uso del CPU que tienen, el porcentaje de memoria en uso, el porcentaje de uso en disco y el porcentaje de uso de red.

Encontraremos los procesos agrupados por “Aplicaciones”, que son las que se encuentran en ejecución en ese instante, agrupadas si es necesario (por ejemplo, todos los procesos de las pestañas de Chrome), y por “Procesos en segundo plano”, que suelen ser otras aplicaciones o procesos menores que quedan abiertas en segundo plano para que un programa funcione correctamente.

Si hacemos clic encima de estos procesos con el botón derecho del ratón, podremos acceder a otras opciones secundarias tales como sus Propiedades, su prioridad de ejecución, o la forma en la que veremos los porcentajes de uso.

Lo normal, cuando una aplicación está ofreciendo un consumo elevado, es que el porcentaje de uso de memoria o CPU se dispare, incluso nos avisará con un sistema de colores (rojo si el problema es grave). Si es necesario, lo mejor que podemos hacer es marcar ese proceso y pulsar el botón inferior denominado “Finalizar Tarea”.

Otra pestaña muy interesante es la de Rendimiento, que se centra en mostrarnos información sobre nuestros componentes internos de hardware como el procesador, la memoria o el disco duro.

Aquí podremos conocer, en tiempo real, el consumo que hacemos de cada una de los núcleos del procesador, la velocidad de procesado actual, la memoria RAM libre y ocupada, así como la velocidad de trabajo de los discos duros que tenemos instalados e incluso de la conexión a la red que estemos usando en ese mismo instante.

adminmon

Si necesitamos mayor información de uso, podremos abrir el “Monitor de recursos”, usando el enlace situado en la parte inferior de la ventana. Gracias a este monitor tendremos una información detallada del consumo que hace cada proceso en memoria, CPU, red o disco. No se nos escapará ni un solo detalle.

Historial de aplicaciones, aplicaciones de inicio y otros detalles

adminhis

La pestaña de Historial de aplicaciones nos muestra información sobre las aplicaciones (no programas de escritorio) que hemos usado en Windows 8. Muestra toda la información relativa a su consumo en red, memoria, CPU, tiempo de ejecución, etc.

adminin

Inicio es una pestaña bastante útil, nos permite conocer los programas o aplicaciones que se ejecutan al iniciar el sistema. La utilidad reside en que nos permite habilitar o deshabilitar estos programas para que no consuman recursos, si realmente no los necesitamos.

adminus

Si nos encontramos en un sistema Windows que cuenta con varios usuarios, la pestaña Usuarios nos muestra el consumo que hacen todos los procesos ejecutados por cada usuario y determinar cuál de ellos es el problemático y en qué cuenta se encuentra, si se da el caso.

admindet

La pestaña Detalles es parecida a la de Procesos, pero en este caso muestra un detalle más pormenorizado de cada proceso en ejecución, tal y como hacía el propio Administrador de Tareas en versiones anteriores.

adminserv

En la última pestaña, la de Servicios, podremos comprobar cuáles son los servicios de Windows que se encuentran en ejecución. Esto es útil para ahorrar carga de recursos si realmente no vamos a usar servicios avanzados de red u otras tareas concretas del sistema. Tendremos que tener en cuenta que manipular estos ajustes sin conocimiento de los mismos es peligroso para el propio sistema.

admintar

Otra de las útiles funciones del Administrador de Tareas es la de buscar o ejecutar un programa o aplicación concreta entrando en el menú superior de Archivo, y pulsando en Ejecutar nueva tarea.

Etiquetas: