La vida digital del cómic, el nuevo fortín de los superhéroes

comic-tablet

Firma invitada: Albertini.

Cuando Jerry Siegel y Joe Shuster lograron publicar tras varios intentos y cambios las primeras aventuras de Superman no se imaginarían que todavía perduraran tras setenta y cinco años de publicación casi ininterrumpida. Ya no pensemos en la posibilidad de que algún día esas aventuras no se publicarían en papel. El papel es para el nostálgico, el cómic digital pisa fuerte y ha conquistado tu tablet.

Que no lo digo yo, que lo dicen las estadísticas. En 2013 el cómic digital facturó 90 millones de dólares sólo en EEUU, confirmando una tendencia al alza (20 millones más que en 2012 y 70 más que el año anterior). El 10% de las ventas proviene del mundo digital, que ofrece multitud de posibilidades para que te lo pases de lo lindo ya sea con tus superhéroes de siempre o con nuevas y fascinantes creaciones.

Diez años de cambios

ultimate-x-mendvd

Resulta muy curioso echar la vista atrás hacia los primeros cómics digitalizados que se comercializaron… y no fue hace tanto. Desde Marvel siempre quisieron ir a la vanguardia respecto a su principal competencia, y de hecho fue la primera en escanear y poner a disposición del gran público cómics digitales tanto en su web como en formato DVD (¡con voces!) y animación viñeta a viñeta.

En esa época bastaba, de hecho aunque llamara la atención no había una demanda real. No concebíamos leer cómics digitales en algo que no fuera una pantalla de ordenador. Ya empezaban a surgir tiendas de cómics digitales pero los comienzos siempre son tímidos y dubitativos. Pero entonces explotó el mercado de las tablets y smartphones.

marvel-app

La industria del cómic empezó a tomarse muy en serio el cómic digital y surge Comixology, la principal proveedora de cómic digital cuyo motor usan DC y Marvel para la distribución de sus cómics. El siguiente paso llegó a principios de la década: Day & Date y los combos. Es decir, el mismo día que un cómic se ponga en las estanterías también estará disponible en la App de turno. Si la gente le da pereza ir a la tienda cada miércoles, su tablet es su aliado. Y si peregrina religiosamente a la librería en el cómic que ha comprado también vendrá un código para la descarga digital.

Ha habido, por cierto, algunas polémicas entre los libreros y las distribuidoras digitales que han derivado en presiones. Que si retrasar la fecha de venta, que si el precio… hasta el punto en el que se llegó a plantear que la descarga de cómic digital se gestionara a través de la tienda de cómics, lo cual le resta la usabilidad e inmediatez (por no decir la gracia) al asunto.

Luego ha sido cuestión de irse adaptando fijándose bastante en otras industrias como la del cine o la música. De ahí que nos encontremos servicios de suscripción como Thrillbent (fundado por Mark Waid) o la imprescindible Marvel Unlimited que te da acceso a casi todo (excepto novedades recientes) el catálogo de Marvel a una calidad excelente, con remasterizaciones de obras antediluvianas.

Mientras, en España

koomic

España no es ajena a este nuevo modelo de leer cómics, pero la cosa anda paradita, o más bien muerta como poco. Plataformas como Koomic estaban bastante bien, pero el no tener app para Android les ha ido frenando el crecimiento. Por parte de editoriales surgieron Cimoc (Norma Editorial) y Panini Digits, esta última clausurada.

El caso de Panel Syndicate y las nuevas tendencias

tpeye_04_big

Si hablamos de cómic digital no puedo dejar de comentar Panel Syndicate, una de las iniciativas de más éxito que ha roto el internet de los comiqueros. Dos autores de renombre: Brian K. Vaughan (‘Y: El Último hombre’) y Marcos Martín (‘Daredevil’) publican en 2013 el primer número de ‘The Private Eye’. Un cómic exclusivamente digital, en formato apaisado pensado para leerse en pantalla, sin DRMs ni restricciones de ningún tipo… y al precio que cada uno le ponga (sí, incluso gratis).

El resultado fue un éxito arrollador y un modelo imitado por los exJueves con su ‘Orgullo y Satisfacción’ (aunque sí que ponen precio mínimo). Esto ha marcado un hito y una demostración ya no solo de que si uno vale hay negocio, sino de que cuantas más facilidades tenga el público mejor responde a lo que le propongas. Hay que usar la tecnología en favor de la creación y en favor del usuario, eso lleva a grandes resultados en el negocio.

Adiós a las viñetas

Y, hablando de uso de la tecnología… ¿por qué quedarse en el formato “tradicional”? Si las pantallas eliminan la rigidez y la dictadura de la página y la viñeta ¿por qué no aprovecharlo? Esta es una de las últimas inquietudes de los creadores de cómic a la hora de realizar obras pensadas para su publicación digital. Por eso es interesante ver los nuevos tipos de cómics digitales, en los que con un leve toque en la pantalla la imagen cambia con una pequeña transición en nuestro lienzo infinito.

¿Y por qué quedarse ahí? Tenemos nuestro móvil y cámara y también en Marvel lanzaron su propia app de realidad aumentada, Marvel AR, con vídeos y extras para que veamos más información sobre los cómics que estamos leyendo. Está claro que el cómic digital no solo no está pisando fuerte sino que quiere que leas mucho.

Etiquetas: