Cómo leer mejor en tu tablet que en un eReader. Sí, es posible

Yoga Tal Lectura 6

Leer en tablet está considerado poco menos que herejía. Es una de esas actividades tabú siempre reprobadas sin contrastar. Porque lo cierto es que no existen estudios que digan, simple y llanamente, que leer en tablet es peor que leer en un e-reader de tinta electrónica.

Varios artículos oftalmológicos concluyen que no es la distancia o la luz de la pantalla lo que canse la vista, sino una falta de armonía tipográfica —texto rectificado, con los consiguientes ríos, diferentes grafías en una misma pantalla— y una disminución de parpadeo, provocado por el sobreesfuerzo para mantener el enfoque a corta distancia. La solución es simple: leer a pantalla completa.

Leer en tablet esconde un montón de añadidos y mejoras que hacen mucho más satisfactoria y completa la experiencia. Un amante de la lectura sabrá disfrutar de estos consejos.

Yoga Tal Lectura 3

Toda tu biblioteca, ordenada en tu tablet

El espacio es clave. La mitad de los e-readers no incluyen ranura para tarjetas de memoria microSD y la otra mitad no ofrecen más de 8 GB de espacio. Tal vez un libro en formato MOBI o epub no ocupe mucho espacio, pero cuando se trata de leer tebeos, colecciones de PDFs o archivos con imagen, el tamaño se dispara, y a los pobres procesadores de los e-books, limitados por su condición, les cuesta horrores mover grandes librerías. Por no hablar de la baja iluminación y contraste que ofrecen respecto a una tablet.

En cambio, la Yoga TAB 3, con procesador de Intel Atom X5 de cuatro núcleos Qualcomm con 2 GB de RAM, puede con bibliotecas gigantescas sin despeinarse. Sumémosle a ello aplicaciones como Aldiko, Coolreader o Moon+ —más 32 GB de disco duro—, y tendremos una librería ordenada al alcance de un dedo.

Leer… y algo más

Raro es el e-reader que incluya altavoces o, en el mejor de los casos, salida de auriculares (jack 3,5mm). Yo, como lector ávido, disfruto de ambientar los pasajes de mi colección de ciencia ficción con una banda sonora preparada ex profeso.

La citada Yoga TAB 3 incorpora en su lateral una barra de sonido con 4 altavoces JBL de sonido envolvente y tecnología Dolby Atmos. Mientras pasas páginas de tu novela favorita, en segundo plano puedes ejecutar Spotify o Soundcloud, escuchar las playlist y recomendaciones, y sumergirte en una lectura de calidad.

Yoga Tal Lectura 4

Una pantalla de altos vuelos

Olvidémonos de esas pantallas amarillentas con aspecto de periódico ajado. La tablet Yoga TAB 3 incorpora una pantalla IPS QHD —con resolución de 2560 por 1600 píxeles, el doble que la definición convencional— con 10,1 pulgadas y tecnología MultiTouch de 10 puntos. Ningún e-reader puede competir con esto.

Hacer zoom, gestos o subrayados no puede ser más fácil. Y no te preocupes por la autonomía de la batería. Puedes pasar más de 18 horas de lectura continuada antes de ir a por el cargador —los test oficiales en modo lectura alcanzan hasta las 27 horas de autonomía—.

Yoga Tal Lectura 1

Conectado en cualquier parte

Los e-readers incorporan navegadores experimentales de bajo rendimiento y nula configuración. Leer en tablet supone consultar referencias, traducir al vuelo pasajes enteros, aprender vocabulario con amplios glosarios o accesos directos a los diccionarios oficiales, y un sinfín de opciones adicionales.

Podemos conectar fácilmente con nuestra cuenta de Goodreads y compartir por las redes sociales nuestros progresos, incluyendo capturas o enlaces directos a la obra, si está disponible para comprar o descargar. Compatible con 4G LTE para una transmisión de datos móviles rápida y conectividad Wi-Fi de doble banda, con la tablet Yoga TAB Pro no tendremos que preocuparnos por la estabilidad de las redes WiFi una vez salgamos de casa.

Yoga Tal Lectura 5

Tantos modos de usar como de leer

Tras largos periodos de lectura, el cuerpo se entumece y cualquier postura resulta incómoda. Lenovo no llama Yoga en vano a sus tablets. La Yoga TAB Pro puede usarse de cuatro modos distintos: libro, cuña, stand y cuadro. Los dos primeros son especialmente notorios para la lectura. En el modo libro apoyamos el peso sobre la muñeca con la que sujetamos la tablet.

Al usar una batería cilíndrica, el peso queda repartido y compensado equitativamente. E incluyendo un soporte de montaje lateral, el modo cuña es perfecto para leer tumbado mientras la apoyamos sobre cualquier superficie. O incluso, si queremos escribir sobre la tablet nuestro propio libro, esta modalidad es la más cómoda.

Yoga Tal Lectura 2

Tecnología de boli y papel

Los lectores de toda la vida tienden a maltratar su colección de libros: subrayarlos, incluir notas, remarcar pasajes para exportar, etcétera. Yoga TAB Pro incluye la denominada tecnología AnyPen, la cual detecta cualquier objeto conductivo —como un bolígrafo— y reproduce sus movimientos con gran precisión. Esta herramienta es ideal para incluso editar fotografías o dibujar bocetos. Pero sobre todo hará las delicias de los lectores que no hayan olvidado la costumbre del subrayado.

Lectura del siglo XXI

Además de los conversores de formato o tipografía, la lectura optimizada a página simple, la corrección de movimiento en vídeo, debemos tener en cuenta que, en algún momento, un e-reader se nos queda obsoleto para cualquier actividad que queramos realizar adicional a la mera lectura. La Yoga TAB 3 de Lenovo incluye el sistema operativo Android 5.1, con sus respectivas revisiones y actualizaciones constantes, que aseguran un largo recorrido y una garantía adicional.

Tal vez un e-reader cumpla con solvencia su único cometido, pero una tablet puede realizar eso mismo más otras muchas actividades: ver series desde aplicaciones nativas, editar fotos o incluso dispararlas, mediante su cámara de 13 megapíxeles, usar su picoproyector o dejar todo a un lado y navegar por Internet para hacer la compra del día. Nadie ha dicho que una tablet esté reñida con una buena lectura. Más bien al contrario. Supone un salto en cuanto a posibilidades en una de las actividades más satisfactorias que podríamos realizar este verano.

Etiquetas: