Las luces de mi teclado no son para irme a Las Vegas, soy un gamer profesional

teclado

Existen dos tipos de jugones —de jugadores profesionales, deberíamos decir—: el que ha cogido manía a cualquier sistema con lucecitas de colores, que odia la palabra gamer, y el que sabe que todas esas luces cumplen una función. ¿Te han cegado las luces de la ciudad?

De hecho, la iluminación en las teclas data de 1983, adaptando las teclas de calculadora patentadas por James H. Karlin en noviembre de 1977. Desde entonces su uso ha sido continuado.

Tanto, que el que no podía permitírselo se construía una versión casera, bien usando pintura fluorescente, o un cátodo frío (un tubo de neón). Si has vivido en la edad dorada de los ordenadores domésticos seguramente tengas un buen recuerdo de esto.

Una cuestión visual

Las teclas retroiluminadas cumplen una función estrictamente práctica. Están ahí no para impresionarte con esos LED de tonos cambiantes, no pretenden simular la cabina de una discoteca ni diferenciarse por las bravas del resto de teclados.

Hay que destacar, eso sí que hay iluminaciones e iluminaciones. Por ejemplo, si lo que emite brillo son las teclas y no los caracteres, en un ambiente de alto contraste no verás ni qué teclas estás pulsando. Para solucionar esto, los mejores fabricantes perfilan las letras con láser y el resto de la tecla es opaco.

De igual manera, la retroiluminación debe ser una opción, no una imposición. Algunos teclados inteligentes reconocen cuándo no están siendo utilizados y desactivan esta función para ahorrar energía.

Cientos de colores en tu teclado

Literalmente. Algunos modelos cuentan con una paleta cromática de 8 bits de profundidad (256 colores), además del brillo regulable y la emisión de luz blanca.

Pero la clave está en la disposición de colores. Y en las macros. Como ya hemos hablado en más de una ocasión, las macros son teclas programables. Si en un uso habitual, para realizar ciertas acciones debes pulsar una combinación de tres o cuatro teclas, las macros te permiten ejecutarlas pulsando una única tecla. Y esto es crucial en cualquier juego de rol con gestión de inventario o en cualquier MOBA donde tengas que andar lanzando magias de curación a los suicidas de tus compañeros.

Las macros suelen situarse en los laterales y zona superior de los teclados al lado de la sección multimedia, y normalmente cuentan con una iluminación algo más intensa que el resto. Y, por otro lado, están las famosas cruces. Si has jugado en un PC sabrás que las teclas A, S, W, Z y X son las más usuales para controlar al personaje de cualquier videojuego, ya sea para dirigir la posición de la cámara o para ejecutar acciones.

Estas cruces, junto con las teclas de dirección —las que, en caso de quedarte sin ratón, puedes usar para navegar— suelen contar con marcas diferenciadoras en los teclados gamer, ya que son las más usadas, las claves para que tu cerebro haga una asociación rápida y tu memoria espacial tenga que esforzarse lo mínimo.

En un juego como League of Legends, donde se pueden alcanzar cifras de 300 acciones por minuto —algunos profesionales pueden doblar esa cifra, alcanzando las 10 acciones por segundo—, estos colores son determinantes entre la victoria y la derrota.

Somos “Legion”

¿Te sigue pareciendo un simple capricho ornamental? ¿Sigues teniendo alergia a cualquier gadget que lleve la coletilla «gamer» en su nombre? Normal, porque muchos de esos teclados y ratones son juguetes, reclamos para incautos.

Pero ni todos los colores, ni todas las teclas. Lenovo lleva tiempo investigando y desarrollando una línea de productos para el gaming profesional entre los que se encuentra el portátil Legion Y520, considerado el hermano pequeño de la familia, que cuenta con retroiluminación carmesí, con un desplazamiento ágil de 1,7 milímetros, con ese efecto mecánico que hará que no pulses por error teclas adelañas.

Y en lo alto de su familia tendríamos el laptop Lenovo Legion Y720, con un portentoso teclado programable con retroiluminación RGB —16,8 millones de colores— y con brillo modulable con hasta 10 puntos de configuración. Y, si de tanto leer de teclados has acabado harto y quieres jugar con mando, este portátil incluye compatibilidad total con Xbox One Wireless Controller.

Aunque tal vez lo que estés buscando sea el mejor teclado posible para tu PC. Y en esta posición se postula el teclado mecánico gaming de Lenovo, un teclado QWERTY de tamaño completo con conmutadores Kailh Anti, herencia del avanzado sistema Kailh Red, con una vida estimada de 50 millones de pulsaciones y un efecto anti-ghosting para pulsar hasta 6 teclas simultáneas sin repetir acciones por error. Nada de membranas de goma: cada tecla cuenta con su propio muelle regulado.

Pequeños detalles para grandes jugadores. Porque cada elemento suma cuando estás enzarzado en medio de una batalla, donde todos y cada uno de los adversarios intentan anular tus movimientos y la velocidad determina la victoria.

Etiquetas: