La siguiente maravilla del mundo podría ser construida por un robot: estos son sus límites

robot

Cuando oímos sobre los robots lo último en lo que pensamos es en robots construyendo edificios, aunque esto es más probable a un T-800 matando a Sarah Connors o un soldado Cylon abriendo humanos para mirar dentro.

Pero los robots, que están hasta en la sopa (metafóricamente, hasta que existan los nanorrobots) nos ayudan más a construir que a destruir. En este artículo hablaremos de las construcciones hechas por robots pasadas, presentes y, quizá, futuras.

Edificios construidos por robots

Los robots actuales son dummies (tontos o bobos), y solo pueden hacer un par de cosas, aunque las hagan de manera excepcional para los humanos. Ese par de cosas dependen de cómo esté configurado físicamente el robot y de cómo haya sido programado. De modo que los robots en general, y los robots que construyen en particular, necesitan pautas repetitivas.

Por suerte, la construcción moderna está llena de pautas repetitivas. Salvo excepciones, las distintas capas de ladrillos o los distintos pisos son iguales al que tienen debajo. Es más, incluso hay barrios en los que todos los edificios son iguales. Y por eso los robots constructores pronto serán una realidad aunque de momento solo los veamos en grandes eventos, como el que protagonizó Archi-Union Architects:

Robot construccion Archi-Union Architects KUKA

Haciendo uso de un robot que colocaba ladrillos reciclados, un brazo KUKA forró un edificio existente con un diseño de exhibición.

Edificio construido por robot Archi-Union Architects KUKA

En la película Sleep Dealer salían robots controlados en parte por los humanos y que levantaban edificios. Quizá ese sea nuestro futuro, porque la diferencia entre la construcción por aparentar y la construcción práctica es ninguna en absoluto. El mismo tipo de brazos KUKA, unido a un sistema de movilidad, puede ayudarnos a construir edificios como los actuales.

Edificios impresos por robots

Pero cuando uno entra en el mundo de la robótica y la usa para la construcción, pronto se da cuenta de que quizá no sea necesario hacer uso de los materiales tradicionales para edificar. Y esto es debido a que los robots no tienen por qué parecerse a los seres humanos.

Pensemos en el ladrillo del ejemplo anterior. El ladrillo es muy útil, tiene muchas ventajas, nadie lo duda. El ladrillo se inventó y optimizó tal y como es hoy día porque es una unidad constructiva transportable para los seres humanos. Cuando ya no hagan falta seres humanos para construir edificios, y en lugar de eso tenemos diferentes robots, quizá sea conveniente replantearnos estos elementos.

Hoy día hay dos métodos de construcción sin ladrillos bastante extendidos. Uno de ellos realiza construcciones de tipo modular en las que paredes de hormigón se enclavan en un marco de acero; y el otro es la impresión 3D con hormigón.

Este último parte de la base de una construcción robotizada sin fisuras porque las manos del robot (una manguera gigante) no requieren cargar con poco peso. El mismo método se usará en un futuro para realizar construcciones metálicas como puentes. La tecnología, al menos ya existe, y es cuestión de abaratar costes:

Edificios diseñados por robots

Este tipo de grandes saltos, del ladrillo a la construcción sin él, nos tienen que hacer pensar si nuestra arquitectura (la arquitectura humana) es todo lo avanzada que nos creemos. Desde ya podemos demostrar que no. Como en tantos otros campos, el diseño humano es poco menos que deficiente.

antena voyager y microantena

Antena de la Voyager (izquierda) y microantena (derecha). Fuente: NASA.

En 2004 la NASA decidió consultar a una IA para hacer una antena altamente eficiente. Hasta entonces, las antenas siempre habían tenido forma de parábola con pincho, y su desarrollo consistía en coger el modelo anterior de parábola, modificarlo un poco y ganar así algo más de cobertura. De modo que le dijeron a la IA «lo que necesitamos es maximizar la potencia a un coste energético bajo y con poco peso», y obtuvieron la forma de arriba. Resulta que esa especie de araña mutilada y fea es una de las microantenas más eficientes que existen, mucho mejor que cualquier diseño humano que jamás se haya realizado.

Algo parecido ocurrió en  2014, cuando una empresa de arquitectura preguntó a una IA cómo hacer un Hall de exhibiciones de manera que maximizase el espacio interior. La IA devolvió esta locura sin columnas:

edificio construido por una IA

El edificio, construido con 243 paneles diseñados por una inteligencia artificial, tallados por un robot y montados por humanos, se sostiene únicamente debido a su forma, a tornillos de metal y varias vigas horizontales.

Pero ninguna columna, un elemento característico de casi cualquier construcción humana actual.

Landesgartenschau Exhibition Hall from ICD on Vimeo.

Como en el caso de la antena, los humanos nunca hubiésemos dado con esa forma de manera natural. Las columnas son algo humano, pero quizá la edificación no.

Edificios hechos de robots

A pesar de que estamos haciendo nuestros pinitos en construir edificios usando robots o dejar que nos ayuden a diseñar nuevas edificaciones, lo cierto es que son todavía tecnologías emergentes que alcanzarán su máximo en unas décadas.

Pero esto no nos impide soñar más allá y hablar de edificios hechos de pequeños robots: los cátomos. Imagina, como dice Michio Kaku, que diseñas una ciudad en mitad del desierto, pulsas un botón y… ¡fum!

polvo inteligente robots

Miles de millones de toneladas de algo que parecía arena empieza a moverse y formar edificios, carreteras y centros comerciales. Pero también parques, jardines y –quien sabe–, quizá algo de vida.

La materia programable, o cátomos, entra dentro de una rama de tecnología llamada claytrónica que, aunque sabemos posible, todavía nos queda algo lejos. Pocos futurólogos serios duda hoy día de que la claytrónica (o algo similar) será el modo no solo en que construyamos edificios, sino fabriquemos objetos e incluso generemos comida.

 

Como puede leerse, los robots no han hecho sino empezar a ayudarnos en la construcción, y es más que probable que la siguiente maravilla del mundo sea construida por robots, graciasa  su ayuda, o directamente con ellos.

En Lenovo | Hacia unas Naciones Unidas a varias velocidades (de humanos, robots, ciborgs, IAs, y otros)

Imágenes | iStock/thor1983, Archi-Union Architects, Landesgartenschau Exhibition Hall, Biblioteca Pleyades

Etiquetas: