Hay quien quiere matar al mando de televisión y el futuro le está dando la razón

mando-television-matar

El mando a distancia hizo su primera aparición en 1898 de la mano de Nikola Tesla. Lo llamó teleautomaton y lo utilizó para controlar un barco en miniatura a través de ondas de radio.

Desde entonces, el mando a distancia ha pasado por diversas innovaciones. En 1950 Zenith Radio Corporation desarrolló el primer mando remoto para la televisión. Era, sin embargo, difícil de usar ya que, o se apuntaba de manera precisa a los sensores fotoelectrónicos o no funcionaba. Cabe señalar que anteriormente hubo una primera versión, “Lazy Bones”, que se conectaba directamente a la parte posterior del televisor mediante un cable, aunque en la siguiente versión del producto (Flash-Matic) ya era inalámbrico.

El mando a distancia ha ido variando mucho a lo largo del tiempo, tanto en diseño como en funciones, tal y como puedes comprobar en esta historia del aparato vista a través de los ojos de la publicidad.

Zapeando, que es gerundio

El mando a distancia se hizo necesario cuando, sobre todo en Estados Unidos, empezó a haber una oferta de canales televisivos de varios números.

Más concretamente, podemos decir que 1952 marcó el año de muchos grandes espectáculos en la televisión. “The Today Show” debutó en NBC y las familias de todo el país llegaron a sintonizar el primer desfile de Acción de Gracias de Macy’s desde la comodidad de su hogar. Pero cada vez había más programas entre los que elegir, por lo que navegar por los diferentes canales no resultaba cómodo si el usuario se tenía que levantar del sofá.

Hoy en día los controles remotos son tan importantes como la propia televisión. A medida que los televisores se vuelven más inteligentes y están equipados con Internet, streaming, capacidades de conectividad Bluetooth e incluso con sistemas operativos Android, se hace necesario que el control remoto sea avanzado para seguir proporcionando una manera más fácil de disfrutar del entretenimiento de TV.

Más aparatos, ¿un único mando?

Aunque el televisor fue el primer producto al que se le incorporó un mando a distancia, la llegada de nuevos dispositivos que se conectaban al televisor trajo consigo nuevos controles remoto: vídeo, DVD, altavoces…

Si tenemos en cuenta que, de media, los espectadores nos pasamos más de dos semanas de nuestra vida buscando el mando a distancia (se calcula que, cada semana, empleamos 5,35 minutos de media buscando este dispositivo), se hace necesario tener un único mando que controle todos los aparatos posibles para no perderlos todos.

Pero desarrollar el mando universal no es tarea fácil. Bata comprobar que Stephen Wozniak dejó Apple en 1985 para poner en marcha una compañía para construir el control remoto universal (que funcionaría con todos los dispositivos electrónicos) y que, sin embargo, falló. La compañía, CL9 o Cloud 9, fue vendida a dos de sus ingenieros (que decidieron modificar los mandos a distancia para ejecutar máquinas M.R.I. de los hospitales).

El gadget incombustible

Según Menno Koopmans, vicepresidente sénior de Subscription Broadcasting en Universal Electronics, pese a los avances de la tecnología (con nuevos productos, más pequeños, más delgados, más ligeros y más versátiles) el mando a distancia no solo permanece, sino que cada vez se hacen más grandes y con más botones.

Garantizar que el mando a distancia es compatible y puede utilizarse universalmente con el menor esfuerzo posible son aspectos fundamentales de los nuevos diseños. El mando a distancia es, sin embargo, a menudo una extensión de la marca del fabricante.

En lugar de añadir más botones o opciones al mando a distancia, quizá una opción sería tener una interfaz de usuario optimizada para uso individual, de manera que fuera más fácil e intuitivo su uso.

No solo de botones vive el mando

Controlar el contenido mediante voz, movimiento y tacto son, ahora, algunas de las opciones que se están incluyendo. La voz, por ejemplo, tiene cada vez más importancia y no se descarta que el teléfono acabe siendo el mando universal, ya que cada vez podemos hacer más cosas con él.

Es cierto que los fabricantes de televisores han desarrollado una serie de aplicaciones que permiten a los usuarios controlar sus pantallas y otros dispositivos utilizando teléfonos inteligentes y tabletas.

En el futuro los mandos a distancia serán más fáciles de controlar y con más prestaciones, permitiendo cambiar canales con sólo un comando de voz o movimiento de la muñeca.

Un teclado para todo

Quizá la respuesta para tener un mando universal está en salir de lo establecido y pensar en un nuevo diseño y formato. ¿Por qué nos empeñamos en que el mando a distancia siga teniendo forma rectangular y alargada?

Una propuesta totalmente diferente es Lenovo 500 Multimedia Controller, un dispositivo que combina un teclado y ratón inalámbrico de última generación que cabe en la palma de la mano. Según la compañía, se trata de un mando universal con el que se puede controlar el PC, la web y las pantallas.

Este dispositivo incluye un touchpad capacitivo multi-táctil así como teclas que, según Lenovo, son accesibles por los pulgares. Además, permite usarlo con gestos típicos de pantallas táctiles para navegar, acceder, hacer zoom o abrir aplicaciones.

Etiquetas: