Cuándo puedes mover tu portátil sin que ni el disco duro ni la batería sufran

lenovo-thinkpad-x1-carbon-portatil

Nuestros ordenadores portátiles posiblemente sean una pieza fundamental en nuestra rutina diaria: con ellos podemos trabajar, revisar correos o disfrutar de juegos con exactamente la misma versatilidad y potencia de un ordenador de sobremesa tradicional.

El problema es que, por razones físicas, un ordenador portátil es mucho más propenso a sufrir daños durante su uso, sobre todo sus baterías y discos duros mecánicos. Eso sí, podemos tener en cuenta algunos consejos para que su uso sea el más adecuado posible.

La batería, la pieza más polémica y necesitada en un portátil

lenovo-laptop-thinkpad-p70-front-3

Uno de los componentes más necesarios, pero a la vez polémicos, de un ordenador portátil es, sin duda, su batería. La batería es, precisamente, la que aporta autonomía e independencia eléctrica a un portátil, precisamente por eso es la que más sufre.

Es inevitable que tengamos que cambiar la batería de nuestro ordenador portátil por otra nueva tras acabar su vida útil, que suele rondar entre los 3-4 años de vida, pero, mientras tanto, podemos adoptar una serie de medidas que pueden proteger e incluso alargar la vida útil de estos componentes.

lenovo-laptop-thinkpad-t460s-keyboard-detail-5

Debemos tener en cuenta que, a más celdas, más capacidad de carga tendrá una batería y más duración. Si vamos a usar nuestro portátil “en movimiento”, es decir, en varios lugares en una misma jornada, lo imprescindible es que tengamos la batería cargada al máximo de capacidad posible y que no conectemos el cable de carga a la red eléctrica mientras lo usamos.

Si, por el contrario, no vamos a usar el portátil fuera de un lugar concreto durante uno o varios días, y tenemos acceso a un punto de corriente eléctrica, entonces desacoplaremos la batería y usaremos únicamente el cable de corriente. Eso sí, quedamos a merced de los posibles problemas que presente la red (subidas de tensión, cortes de suministro, etc).

El disco duro mecánico, otro de los componentes críticos de un portátil

lenovo-laptop-thinkpad-t460s-front-8

Los discos duros son el componente donde el ordenador almacena toda la información y, debido a esto, es el componente donde se alojan los datos que permiten arrancar el sistema operativo del equipo.

El problema es que los discos duros mecánicos (los tradicionales) cuentan con piezas muy susceptibles de producir fallos, sobre todo si no tenemos la precaución de suspender o apagar el equipo portátil antes de moverlo de sitio.

La rotación del propio disco combinada con un movimiento vertical brusco del portátil puede provocar que el cabezal del lector de información del disco toque físicamente los platos magnéticos del propio disco: esto puede desencadenar en fallos de funcionamiento del disco y pérdida de información del mismo.

laptop-hard-drive-exposed

Aunque los discos duros mecánicos modernos suelen estar bien protegidos ante estos movimientos verticales, es muy importante tener la precaución de moverlo lo mínimo imprescindible mientras se encuentra en funcionamiento o directamente apagarlo o suspenderlo antes de ello.

Cuando el ordenador deje de mostrar algún signo de actividad, entonces podremos moverlo. Por supuesto, otra opción interesante es sustituir el disco duro mécanico por un disco SSD sin partes móviles.

La limpieza y ventilación, fundamentales para no dañar al portátil

lenovo-laptop-thinkpad-p70-keyboard-detail-6

La higiene y el lugar físico donde utilicemos nuestro portátil también influyen en su funcionamiento y durabilidad.

Debemos mantener el portátil lo más libre posible de cualquier tipo de suciedad: comida, pelusas, líquidos. Cualquier tipo de elemento que acceda al interior del mismo puede afectar seriamente a los componentes internos y provocar su malfuncionamiento e incluso un daño irreparable.

La caída de una bebida encima del teclado o las rejillas de ventilación puede producir el bloqueo de las teclas y de la ventilación, además de afectar a los circuitos con la corrosión del agua o elementos de la bebida. Lo mismo ocurre si comemos cerca y caen pequeños trozos de comida.

lenovo-laptop-thinkpad-t460s-cover-1

Por supuesto, usar el portátil en un lugar limpio y libre de polvo o pelusas también es adecuado: pueden provocar que el sistema de ventilación deje de funcionar correctamente a la larga y provoque un calentamiento excesivo en el equipo.

Las superficies donde lo usemos también ayudan: siempre es mejor usarlo en una superficie lisa, a poder ser de cristal o madera en lugar de una superficie de tela, que almacene un calor excesivo. Intenta usar un soporte dedicado si lo piensas usar en el sofá.

Excepciones que rompen las reglas

Existen modelos de portátiles extremadamente resistentes que, por suerte, se alejan de lo común en cuanto a problemas de suciedad o vibración, como el Lenovo ThinkPad X1 Carbon, un portátil que cumple especificaciones militares.

lenovo-x1-carbon-hero

Está fabricado con fibra de carbono de alta calidad y ha soportado doce pruebas de especificaciones militares, en condiciones extremas de polvo, vibración, calor, frío, altitud, humedad, radiación solar y hongos. Se sale de lo habitual en el mantenimiento recomendado para cualquier portátil.

Etiquetas: