Tu móvil podría detectar el cáncer de piel

Utilizar nuestro móvil para saber si un lunar sospechosos podría ser finalmente canceroso o no. Éste es el objetivo en el que trabajan varios centros de investigación: que podamos llegar a utilizar nuestro smartphone para salir de dudas y detectar a tiempo un posible cáncer de piel.

Los desarrollos recientes en Inteligencia Artificial (AI), reconocimiento de imágenes e infraestructura de TI están facilitando grandes avances en la capacidad de analizar imágenes digitales. En el campo de la medicina, donde la imagen digital ya es una herramienta de diagnóstico esencial, el reconocimiento de imágenes basado en AI ofrece un potencial revolucionario.

Diagnosticar enfermedades de la piel a partir de imágenes digitales utilizando AI ofrecerá grandes ventajas sobre las prácticas convencionales, que ahora a menudo dependen del conocimiento y la experiencia de un médico.

De la clase al laboratorio

Uno de estos equipos de investigación está en la Universidad de Stanford, donde un grupo de informáticos se propusieron crear un algoritmo de Inteligencia Artificial para el diagnóstico de cáncer de piel. Hicieron una base de datos de casi 130.000 imágenes de la enfermedad de la piel y entrenaron su algoritmo para diagnosticar visualmente el cáncer. Según sus datos, desde la primera prueba se realizó con una precisión inspiradora.

“Nos dimos cuenta de que era factible”, asegura Sebastian Thrun, profesor adjunto en el Laboratorio de Inteligencia Artificial de Stanford, quien decidió que la idea podía ser algo más que un proyecto de clase para los estudiantes y convertirse en algo útil para toda la sociedad.

El producto final fue probado con 21 dermatólogos certificados. En sus diagnósticos de lesiones cutáneas, que representaban los cánceres cutáneos más comunes y mortales, el algoritmo igualaba el diagnóstico de los dermatólogos.

¿Por qué cáncer de piel?

Cada año hay alrededor de 5,4 millones de nuevos casos de cáncer de piel en los Estados Unidos. La tasa de supervivencia a cinco años para el melanoma detectado en sus primeros estados es de alrededor del 97 por ciento. Pero cuando se detecta en sus últimas etapas, las posibilidades se reducen al 14 por ciento. Por tanto, una vez más la detección temprana tiene un enorme impacto en los resultados del cáncer de piel.

El diagnóstico de cáncer de piel comienza con un examen visual. Un dermatólogo suele mirar a la lesión sospechosa a simple vista y con la ayuda de un dermatoscopio (microscopio de mano que proporciona una ampliación de bajo nivel de la piel) se puede confirmar. Si estos métodos no son concluyentes o llevan al dermatólogo a creer que la lesión es cancerosa, la biopsia es el siguiente paso.

Aunque este algoritmo desarrollado está actualmente en un ordenador, el equipo querría hacerlo compatible con teléfonos inteligentes en un futuro cercano. Esto es lo que haría posible un diagnóstico de cáncer de piel confiable gracias a nuestro smartphone.

Una herramienta universal

“Todo el mundo tendrá un superordenador en sus bolsillos, con una serie de sensores, incluyendo una cámara. ¿Qué pasaría si pudiéramos usarlo para detectar visualmente el cáncer de piel? ¿O de otras enfermedades?”, se pregunta este investigador.

El equipo cree que será relativamente fácil la transición del algoritmo a dispositivos móviles, pero todavía hay que hacer más pruebas en un entorno clínico del mundo real.

“Los avances en la clasificación asistida por ordenador de lesiones cutáneas benignas versus malignas podrían ayudar enormemente a los dermatólogos a mejorar el diagnóstico de lesiones difíciles y proporcionar mejores opciones de manejo para los pacientes”, dijo Susan Swetter, profesora de dermatología y directora del Programa de lesiones pigmentadas y melanoma Stanford Cancer Institute, y co-autora del artículo. “Sin embargo, la validación prospectiva rigurosa del algoritmo es necesaria antes de que pueda ser implementado en la práctica clínica, tanto por profesionales como por pacientes”.

Se buscan voluntarios

Pero el de Standford no es el único proyecto en la materia. Los investigadores del cáncer de piel de la Queensland University of Technology (QUT) están buscando voluntarios para participar en un estudio de autoexploración cutánea. Realizado regularmente, el autoexamen puede alertar sobre los cambios en la piel y puede mejorar la detección temprana del melanoma.

La profesora Monika Janda, del Instituto de Salud e Innovación Biomédica de la QUT, dijo que el estudio tenía como objetivo descubrir si la gente puede detectar manchas sospechosas de piel y si la nueva tecnología de imagen “dermatoscopios móviles” podría aumentar significativamente la detección temprana de melanoma.

Las personas con piel clara que se quema en lugar de broncearse, que tienen muchos lunares, antecedentes familiares de melanoma o antecedentes personales de cánceres de piel distintos del melanoma tienen un alto riesgo de padecer esta enfermedad.

“Esta investigación está probando el uso de teledermoscopia móvil, que combina un microscopio de piel con una fuente de luz brillante conectado a un teléfono inteligente, lo que puede ayudar a que una persona en casa pueda enviar una fotografía de una imagen ampliada de una lesión sospechosa a un dermatólogo”, dijo.

“El dermatólogo podría entonces proporcionar retroalimentación directamente al paciente sobre si la lesión necesita tratamiento, un plan de cuidados o nada”.

Preparado para 2020

También en Japón están trabajando en proyectos similares. Algo que no es de extrañar si se tiene en cuenta que en ese país el número de pacientes con cáncer de piel se ha duplicado aproximadamente desde 1999 a 2014.

La Universidad de Tsukuba está desarrollando un sistema de Inteligencia Artificial (AI) capaz de detectar melanoma y otras enfermedades de la piel mediante el análisis de imágenes digitales de la piel de un paciente. El equipo tiene como objetivo comercializar la tecnología para 2020.

El Profesor Manabu Fujimoto y el Profesor Asistente Yasuhiro Fujisawa (ambos del Departamento de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tsukuba) están desarrollando un sistema de reconocimiento de imágenes lo suficientemente preciso como para distinguir varios tipos de neoplasias malignas de la piel.

La próxima fase de su proyecto tendrá como objetivo el apoyo diagnóstico basado en imágenes de cualquier enfermedad de la piel. Además de ayudar a los especialistas en dermatología, el reconocimiento de imágenes basado en la IA podría permitir diagnósticos precisos en áreas rurales y remotas que carecen de una clínica local, utilizando imágenes de teléfonos inteligentes o cámaras digitales para mejorar en gran medida los resultados sanitarios.

El proyecto se beneficia de una base de datos de más de 20.000 imágenes clínicas acumuladas durante 20 años por el Departamento de Dermatología del Hospital de la Universidad de Tsukuba. Las experiencias y conocimientos de la Universidad, incluidas estas imágenes, serán fundamentales para evaluar la exactitud diagnóstica basada en imágenes en condiciones reales.

Etiquetas: