Cómo utilizar el nuevo modo arranque seguro en Windows 10

arranque seguro

Con Windows 10 han cambiado una serie de cuestiones que se habían mantenido desde hace años a lo largo de diferentes versiones de los sistemas operativos de Microsoft. Una de ellas es el arranque seguro, una alternativa que normalmente aparece cuando el sistema se ha apagado de forma repentina, normalmente por un corte eléctrico.

También se puede forzar para trabajar en este modo cuando tenemos algún problema con un programa o con el propios sistema. Vamos a ver cómo utilizar el nuevo modo arranque seguro en Windows 10.

Tradicionalmente para iniciar un ordenador en modo a prueba de fallos había que reiniciar el equipo y pulsar F8 durante el arranque hasta que aparecía un menú donde elegir entre las diferentes opciones de esta forma de arranque. Esta opción nos permitía realizar un escaneo de nuestro equipo con el antivirus y eliminarlos si no se podía con el inicio del sistema habitual. También si teníamos algún problema con controladores, por ejemplo de la tarjeta gráfica.

Cómo iniciar el modo de arranque seguro con Windows 10

Los equipos más modernos, aquellos que utilizan Windows 10, pero también alguno de los últimos modelos que tenían Windows 8, incorporan unas características conocidas como UEFI y Secure Boot. El primero viene a sustituir a la BIOS, la opción de arranque que estaba grabada en la placa base y que indicaba por qué disco debía iniciar el arranque de un equipo o qué tarjeta gráfica utilizaba, en caso de tener más de una.

UEFI además incorpora Secure Boot, que se encarga de comprobar e impedir la ejecución de cualquier software no firmado y certificado por el fabricante durante el inicio del sistema. También se encarga de probar los componentes claves de hardware antes del inicio.

Si pulsando F8 durante el inicio del sistema el ordenador no arranca en modo seguro hay una forma muy sencilla de facilitar dicho inicio. Para ello sólo tenemos que pulsar la tecla Windows + R o buscar Ejecutar en Cortana. Escribimos msconfig y tras pulsar intro nos aparecerá una pantalla como la siguiente:

arranque seguro

Tenemos que seleccionar la pestaña de Arranque y marcar Arranque a prueba de errores. Luego tenemos que seleccionar la opción que nos interese, ya sea mínimo, símbolo del sistema o Red, si queremos poder acceder a Internet después de iniciar el sistema. Después pulsamos aplicar y aceptar y podemos reiniciar nuestro equipo.

A partir de aquí ya tenemos el arranque en modo seguro en la opción que hayamos seleccionado, con o sin red o con el símbolo del sistema. Igualmente en cada uno de ellos Windows se inicia con el mínimo de servicios imprescindibles para su funcionamiento. Es decir, si por ejemplo tenemos un programa de copias de seguridad que se inicia automáticamente con el equipo, en el modo seguro no se iniciará y además el servicio de dicho programa se encontrará parado.

Además existe una opción para deshabilitar el Secure Boot en la BIOS. Se puede acceder a ella desde el propio Windows 10 pulsando sobre el menú de inicio de Windows y seleccionando la opción de configuración. Se elige Actuliazaciones y Seguridad > Recuperación > Inicio avanzado y Reiniciar ahora. El equipo arrancará con un menú como el siguiente:

Elegimos la opción Solucionar Problemas > Opciones Avanzadas > Configuración de Firmware UEFI, con ello el equipo arrancará con el menú de la BIOS, donde en el menú de Seguridad tenemos que Deshabilitar el Arranque seguro. De esta manera podremos volver a utilizar la tecla función F8 para que nos aparezcan las opciones de modo seguro antes de iniciarse el sistema operativo.

Arrancar en modo seguro cuando no se inicia correctamente el sistema

Para entrar directamente en la BIOS, sin tener que hacerlo desde el propio sistema existen diferentes opciones. En los equipos de Lenovo basta arrancar y pulsar el botón NOVO para acceder al menú de la BIOS antes de que arranque el sistema. Se trata de un botón que incorporan algunos portátiles de Lenovo y que además nos ayudan a recuperar nuestro sistema a través de One Key Recovery.

En los equipos de sobremesa se accede con una combinación de teclas, normalmente Fn+F12, nos llevará al menú de la BIOS donde podemos desactivar el Secure Boot y el UEFI. Esto es algo que también resulta muy útil si deseamos tener instalados dos sistemas operativos en el mismo equipo, algo que en muchas ocasiones puede ser de utilidad en determinados entornos.

En Blog Lenovo | Guía para actualizar tu tablet a Windows 10 y no arrepentirte por el camino

Etiquetas: