Estoy obsesionado con navegar de forma privada por Internet, y no me vas a convencer de lo contrario

internet

“Hay situaciones en las que, por supuesto, considero que es importante mantener la privacidad cuando navegamos por Internet”. Lorenzo Martínez, perito informático, experto en seguridad y creador de la empresa Securizame, considera que navegar de forma privada en Internet es algo importante, tanto a nivel personal como profesional, pero advierte: “no digo que la navegación 100% privada sea imposible, pero en algún punto puede existir algún fallo”.

¿Siempre “logueado”? Plantéatelo

Chrome es, según NetMarketShare, el navegador más utilizado para nuestras andanzas en Internet, con un 55,83% del mercado.

La mayoría de los internautas que utilizan Chrome lo hacen, además, conectados a su cuenta de Google, lo que hace que la compañía vaya recogiendo y recopilando “todas y cada una de las cosas que vas escribiendo, de lo que vas haciendo, leyendo y buscando”, según el experto. Con ello, traza un perfil de una identidad, ya sea con tu propio nombre y apellido o con un usuario extraño (tipo mk1921) que hayas podido crear. “A Google le da igual, lo que le interesa es perfilar las búsquedas que hagas, ver por dónde vas navegando. Si se percata de que siempre te conectas al facebook de Perico Pérez, intuye que tú eres Perico Pérez, que ésa es tu identidad y que enlaza con mk1921”, explica Martínez.

A partir de esa identidad, y en base a las búsquedas y preferencias, Google aplica una inteligencia para ofrece publicidad de una forma más adecuada y optimizada a cada usuario.

“Eso es bueno”, opina Martínez, aunque a renglón seguido añade que, los usuarios preocupados por su privacidad “nos planteamos por qué Google tiene que ofrecernos absolutamente nada cuando no se lo hemos pedido”.

¿Bueno para ti? Mejor para las empresas

Este experto asegura que el optimizar la publicidad a los intereses de los usuarios es bueno, porque las búsquedas además se van a adecuar mejor a lo que estamos buscando. “Pero para quien realmente es bueno es para las empresas que pagan para posicionar de una manera más óptima su publicidad”, incide Martínez.

login

E insiste: “desde ese punto de vista, si estamos interesados en comprar algo está muy bien que se personalice, porque te va a mostrar cosas que las empresas han pagado por estar ahí, cosas que se supone que se adecuan a lo que tú buscas”.

Pero una cosa es buscar cómo pasar un fin de semana a buen precio en un destino concreto y otra distinta es abrir contenidos más personales. Por eso, Lorenzo Martínez no utiliza Gmail ni cualquier otro tipo de cuenta pública para cuestiones profesionales. “No es el primer caso en el cual se ve que Google, en base a lo que tú recibes o envías por correo electrónico, mejora y optimiza los resultados. Y el correo electrónico se supone que no es tan público como una búsqueda, sino que es privado”.

Hasta aquí podíamos llegar

“Esto es lo que termina de enervar a la gente: por qué Google tiene que mirar dentro de una comunicación entre dos personas”, asegura este experto, quien explica que utiliza su propio servidor de correo electrónico, situado en dos máquinas en su empresa y en dos sitios diferentes. “Para cuestiones profesionales, el servicio en la nube de Google de correo electrónico no lo utilizo porque no me interesa”.

Lorenzo Martínez reconoce, en este punto, que es un poco 1.0 en lo que a adopción de servicios en la nube se refiere: ni copias de seguridad, ni backups, ni correo electrónico están en modo cloud, sino que los llevan a cabo en su propia empresa, y luego los backups los transportan cifrados a otra ubicación. Y todo por cuestiones de seguridad y privacidad. “Todos los datos los tenemos que tener nosotros. Si tenemos que comprar un nuevo disco más grande, lo hacemos sin problema. Pero como profesional que soy y que trato con cosas confidenciales (soy perito informático forense; es decir, soy lo más parecido a un abogado), todas las comunicaciones deben ser confidenciales”.

hacking

Además, y dado que algunos clientes sí pueden utilizar este tipo de correos, Martínez explica que si lo que se va a enviar requiere confidencialidad entre ambas partes, “solicito al otro extremo -a la otra persona- su clave pública PGP y ciframos el contenido extremo a extremo, para garantizar que lo que estoy enviando se ha enviado en una fecha determinada, utilizando eGarante como servicio de certificación”.

Como experto en seguridad, considera que “a nivel profesional todos deberíamos hacer lo mismo si en las comunicaciones que estamos enviando su contenido es confidencial”.

Más allá de redes “anónimas”

Otra cosa es para cuestiones más banales como quedar para ver una película o publicar cosas en redes sociales, pero siempre siendo conscientes de que pueden ser monitorizadas al hacerlo de forma pública.

Ya sea mientras estás logueado o no, este experto nos recuerda que, cuando salimos a Internet, siempre hay alguien que te puede estar monitorizando: por ejemplo, tu proveedor de acceso. “Sabe qué IP está asociada a qué abonado y que ha hecho un determinado tipo de búsquedas”, afirma Martínez.

Es cierto que hay otras opciones de navegación privada, como la utilización de redes anónimas, aunque Martínez pondría entre comillas ese anonimato. Así pues, más allá de opciones como Tor (quien publica regularmente los nodos por los que navega su red), este perito informático considera interesante la utilización de una VPN, especialmente si ésta la provee un país diferente al propio.

tras-muro

En cualquier caso, insiste en que, al final, también te tienes que fiar de que este proveedor también te va a ofrecer una conexión VPN segura. “Al final de alguien hay que fiarse. Puedes combinar varios mecanismos de seguridad, pero nadie te garantiza que ese proveedor de VPN no esté guardando los logs”.

Lo único seguro es no conectarse

Así pues, llegados a este punto, el dueño de Securízame no dice que la navegación 100% privada sea imposible, pero sí que advierte que en algún punto puede existir un fallo.

“Hay mucha gente que se toma esto como una guerra personal. Hay situaciones en las que, por supuesto, considero que es importante mantener la privacidad de cada uno. Pero también hay que preguntarse si el sistema operativo no envía nada a ningún sitio”.

Por eso, y sin llegar tampoco a no conectarse como única salvaguarda de que tu privacidad no va a ser monitorizada, este experto recomienda tener el software siempre actualizado, usar los menos complementos posibles en el navegador y disponer de un sistema anti malware.

Etiquetas: