Olvídate de tener más problemas con los vídeos y sus codecs: esto es lo que debes de saber para reproducirlos sin problemas

lenovo-video

¿Quién no recuerda las cintas de vídeo VHS o los DVD (que aún siguen vigentes)? Disfrutar de contenido audiovisual o de grabaciones personales en la comodidad de nuestro hogar siempre ha sido tan sencillo como contar con un reproductor de vídeo adaptado a esos formatos.

Eso sí, si nos ponemos a pensar en los distintos tipos de vídeo para ordenador la cosa cambia, y la progresiva desaparición de los formatos físicos nos hace depender, cada vez más, de todos los formatos y codecs de vídeo existentes como la única alternativa. ¿Cuáles serán todos sus secretos?

Los codecs, la base de un archivo de vídeo

uberco

Ahora mismo, cualquier dispositivo que tengamos en casa es capaz de reproducir contenido multimedia como vídeos o música. Televisores, equipos de música, tablets, smartphones, videoconsolas, no se libra ninguno.

Si grabamos los primeros pasos de nuestro hijo, posiblemente lo hagamos con la cámara de nuestro smartphone o con una cámara de vídeo digital, y ambos generan archivos multimedia codificados en un formato concreto.

Los codecs son la base para que todos estos dispositivos actuales sean capaces de capturar o reproducir un archivo que contenga imágenes y sonido en su interior. En todos ellos se requiere de un chip físico que sea capaz de traducir las imágenes y sonidos en bits, pero la clave se esconde en el software.

formats

Los codecs por software (codificador-decodificador) comprimen tanto el audio como el vídeo, es decir, les provocan pérdidas de información respecto a las capturas originales, para conseguir archivos de tamaños comedidos. También existen codecs sin pérdidas (lossless) que permiten tomar vídeos con la calidad máxima, pero requieren tamaños inmensos.

Los archivos multimedia, que generalmente incluyen vídeo y audio, se suelen almacenar en los denominados “contenedores”, que almacenan datos de vídeo, audio, subtítulos y otros parámetros bajo un único archivo.

mkv

Los contenedores más populares actualmente son el .mp4 (MPEG-4), el .mov (archivo Quicktime de Apple), .avi (Audio Video Interleave de Microsoft) y el popular .mkv (Matroska). Todos estos contenedores pueden hacer uso, a su vez, de distintos codecs tanto de vídeo como de audio en su interior.

H.264, el estándar actual en el mundo de los codecs

codecs

H.264 se ha convertido en el códec de vídeo más popular en los últimos años gracias a su relación tamaño/calidad, ideal para el uso de contenidos en calidad HD. Se usa igualmente en televisores, smartphones, lectores Blu-ray o vídeos de YouTube.

Su éxito ha sido tal que, en pocos años, ha desbancado a otros codecs populares como Divx o Xvid en el mundo de los archivos multimedia, o FLV, Flash VP6 y Ogg Theora en el mundo de los vídeos por streaming.

mp4vs

El mayor “problema” de este códec para muchos desarrolladores de contenidos es que se trata de un códec no libre, es decir, si una aplicación quiere usarlo de forma nativa tendrá que pagar por ello.

Ya existen alternativas libres muy enfocadas a la web que “luchan” contra estos codecs propietarios como el códec VP9, o el contenedor WebM, promovidas principalmente por empresas como Google.

H.265 o HEVC, el futuro de los codecs de vídeo

hevc

Visto el éxito de H.264 dentro del mundo de los codecs, la llegada de nuevos tiempos requiere de mejoras que sigan la misma línea. H.265, también conocido como HEVC (High Efficiency Video Coding), es la nueva versión de este códec.

H.265 permite comprimir mucho más los vídeos manteniendo una calidad de imagen excelente incluso con bajos bitrates, algo que viene “como anillo al dedo” para poder comprimir contenidos en formato 4K o UHD, que cuadruplica la resolución de los actuales contenidos en Full HD.

Además de la mejora en tecnología de compresión, el nuevo códec H.265 también incorpora mejoras en la profundidad de color, incremento de resolución máxima y velocidad de cuadros por segundo.

Packs de codecs, ¿son realmente necesarios?

codpack

Hace unos años era imprescindible hacerse con un buen pack de codecs para nuestro ordenador si pensábamos descargar y disfrutar de archivos multimedia de toda índole. En este momento, dicha costumbre también está destinada a desaparecer.

Los reproductores de vídeo actuales ya suelen contar con todos los codecs necesarios incorporados, para solucionar la problemática de hacernos buscar codecs concretos. Solo en los casos más aislados nos veremos obligados a buscar un códec concreto para reproducir un archivo correctamente.

Hoy en día es muy habitual disfrutar de películas o series en un ordenador frente a un lector de DVD convencional. Un equipo como el Lenovo Z51 es una de las mejores opciones a la hora de disfrutar de todo tipo de contenido multimedia, ya que gracias a su pantalla Full HD IPS LED 1920×1080 y su tarjeta integrada AMD Radeon R7 M360 2GB la reproducción será fluida sea cual sea la resolución del vídeo. Además, el uso de un reproductor de vídeo con codecs integrados hacen a un equipo como este Lenovo Z51 un centro multimedia ideal, potente y muy sencillo de usar.

Eso sí, si somos profesionales o entusiastas del mundo audiovisual y editamos vídeos de forma continua, quizás será necesario instalar algunos codecs de forma manual para poder comprimir vídeos correctamente en todos los programas o aplicaciones de edición que instalemos en nuestro equipo.

Los mejores reproductores de vídeo existentes actualmente

vlc_101_w7_1

La época dorada del Windows Media Player o Reproductor de Windows Media ya pasó a mejor vida. El programa sigue formando parte de Windows, pero hoy en día existen soluciones mucho más eficientes y potentes, además de gratuitas, para reproducir cualquier tipo de contenido multimedia en un ordenador.

El rey indiscutible es VLC Media Player, el reproductor de archivos multimedia que prácticamente lo reproduce todo, es libre y gratuito, y cuenta con funciones variadas como la compresión de archivos, soporte de temas, plug-ins o reproducción de videos desde la red.

mpc-hc.original.3432798d

Le siguen de cerca otras alternativas como MPC-HC, conocido anteriormente como Media Player Classic, otro reproductor abierto y gratuito que es ligero y lee gran cantidad de archivos, además de incorporar otras múltiples funciones.

smpla

SMPlayer también se jacta de ser un reproductor ligero que reproduce casi todos los formatos gracias a sus codecs incorporados, en este caso usa el motor MPlayer para garantizar una reproducción de video perfecta.

kmp

Otro reproductor a tener en cuenta es KMPlayer, que cuenta con un diseño muy cuidado y la baza de integrar todos los codecs en su instalación, para evitar buscarlos independientemente, aunque puedan descargarse y usarse por separado si asi lo deseamos.

Imágenes | boilsoft | ubergizmo | extremetech | anymp4 | libertaddigital

Etiquetas: