El papel de piedra salvará nuestros bosques

papel de piedra arboles

Pese a la conciencia global adquirida tras ver la Tierra elevarse sobre la Luna en 1968 (Earthrise) cada año siguen desapareciendo 13 millones de hectáreas de bosques, y una de las causas es la deforestación para obtener celulosa con la que fabricar papel y cartón.

No solo para hogares y oficinas, sino con especial énfasis en el mercado del transporte de paquetería. De seguir por este camino, es posible que pronto sean 20 millones de hectáreas de bosque las que desaparezcan cada año. A no ser, claro, que usemos el papel de piedra.

El uso moderno de la celulosa

El uso de los ordenadores y tablets, especialmente para oficinas, ha disminuido nuestro consumo de papel de manera significativa. Ahora se trabaja sobre soportes digitales que no requieren de imprimir cientos de hojas diarias. Sin embargo, en el mundo se consumen de media 157 kg de papel y cartón por persona y año, siendo de unos 130 kg en España.

papel-a4

En nuestro país el consumo (con datos de 2015) es de unos 6.000.000.000 kg al año:

  • 2.500.000.000 kg de cartón, cuyo consumo se incrementa cada año;
  • 1.500.000.000 kg de papel de prensa, impresión y escritura, con un descenso del 15% anual 2014-2015;
  • 1.000.000.000 kg de cartón estucado, con un un ligero incremento;
  • 1.000.000.000 kg otros tipos de papel.

Las cifras son aún más escalofriantes cuando las trasladamos a las materias primas que se requieren para la obtención de toda esa celulosa procesada. Para fabricar 1 kg papel (no cartón, cuyo proceso es ligeramente diferente pero del mismo orden de magnitud) se requieren 2,56 kg de madera y 2 litros de agua.

Sin entrar en papeles satinados o clorados, resulta evidente que el nivel de consumo moderno con respecto a los árboles es exagerado, y que algo tiene que cambiar en cómo lo consumimos o cómo lo producimos.

El papel de piedra, una nueva forma de obtener papel

Hace algún tiempo que el papel de piedra, papel de roca o stone-paper saltó a la palestra. Llamó la atención de la industria un proceso sin madera, sin agua, sin cloro y sin ácidos, así como con un bajo coste energético.

carbonato-calcico

Una hoja de papel de piedra es un 80% de carbonato cálcico (CaCO3), presente en toda la Tierra en cantidades inimaginables; y un 20% de polietileno de alta densidad (HDPE en inglés y PE-HD en castellano), un polímero que se obtiene del gas natural que no debe confundirse con otros plásticos no reciclables.

polietileno-de-alta-densidad

En otras palabras, la composición y fabricado de este tipo de papel no requiere de la contaminación directa de ríos ni tampoco la erosión de bosques enteros. Y a pesar de que requiera de una cantera, gran parte de la economía moderna depende del carbonato cálcico a una escala millones de veces mayor que la pequeña parcela del mundo del papel.

¿El papel de piedra cuida del medio ambiente?

Tras leer los párrafos de arriba da la impresión de que el papel de piedra es medioambientalmente amigable, y sin embargo hay que matizar varios puntos importantes. El primero, que cualquier proceso industrial contamina, inclusive si contamina poco, debido a su escala. El segundo, que nos conviene ir a procesos que contaminen cada vez menos, incluso si estos siguen contaminando demasiado, porque solo así podremos llegar a una economía de CO2 cero.

A pesar del hecho de que no se use agua en el proceso de fabricación sí se usa gas natural, y evitar usar madera lleva a abrir canteras al aire libre. ¿Dónde está la gracia entonces y por qué se dice que es menos contaminante? Básicamente porque el proceso global es más económico en recursos y energía, y evita pisotear grandes espacios de terreno.

cantera

La tala de árboles requiere deforestar una región y esperar diez o doce años para que lo que se ha replantado crezca. Algo que no se suele hacer, y que cuando se hace no consigue recuperar la biodiversidad antes de volver a ser talado una y otra vez.

Las canteras de calcita, aunque visualmente hostiles, tienen un impacto medioambiental mucho más bajo que la tala en la obtención de papel. Por un lado, su superficie se amortiza nivel tras nivel con un excavado volumétrico hacia abajo en lugar de por área. Por otro, los bosques no son un bloque de madera, sino que esta se haya distribuida en lugar de compactada como la calcita. Y por último, no es necesaria tanta calcita como madera en el proceso de fabricación. Hablamos de mil veces menos área de bosque arrasado para la misma cantidad de papel.

Pero por encima de la tala como factor de contaminación está el agua emponzoñada con cloro, ácidos y otros químicos que barre de vida ríos completos y ocasionan no solo una erosión puntual en una región, sino que extienden la desertificación a lo largo de toda la cuenca. Lejos de parar ahí, contamina mares y océanos.

No se trata de una solución a la contaminación, pero sí una alternativa menos agresiva a tomar si queremos seguir reduciendo nuestro impacto sobre el medio ambiente.

¿Servirá el papel de piedra como sustituto para todo?

La tecnología está perfectamente desarrollada pero solo para la fabricación del papel que sustituya los actuales folios, cuadernos, agendas y papel de impresión como libros y revistas. Esto es debido en parte a cómo la tinta se mantiene anclada, ahorrando en el proceso un 25% de esta, y a lo fácil que es escribir sobre este material sin notar una diferencia con el papel tradicional.

Sin embargo, aún queda mucho camino para comercializar cartón de piedra, algo medioambientalmente más urgente por el rápido crecimiento del sector del transporte. El cartón moderno que protege nuestros envíos por todo el globo necesita de la rugosidad y consistencia de la celulosa y otros derivados de la madera para los que el papel de piedra aún no es sustituto. Y lo mismo ocurre con el papel de cocina o el de baño, entre otros.

Imágenes| Deforestación, Public Domain, Carbonato de calcita, Polietileno de alta densidad, Cantera de piedra caliza en Luxemburgo, Agua contaminada

Etiquetas: