Pokémon GO! mola, pero estos 9 juegos de realidad aumentada son otro nivel

Pokémon GO

Pokémon GO! ha puesto sobre la mesa algo que parecía olvidado: la realidad aumentada. Con tanta mandanga virtual, sobre la revolución y el futuro advenimiento de las gafas de RV, hemos olvidado que existe una tecnología funcional, con más de dos décadas de antigüedad y grandes capacidades lúdicas, como ha demostrado el Project Tango con Lenovo.

Seguro que algún lector recuerda las Word Lens, una aplicación que traducía al vuelo cualquier texto pasándolo por la cámara de nuestro terminal Android. Aquello era realidad aumentada aplicada a la vida práctica. O los famosos Invizimals, nacidos desde Novarama Technology, una empresa barcelonesa que comenzó con un equipo de 7 personas en la Universidad Pompeu Fabra allá por 2002, y que lograba lo que el actual Pokémon GO! consumiendo muy pocos recursos.

Entonces, ¿dónde ha estado la Realidad Aumentada todo este tiempo? Delante de nuestras narices. Lanzando proyectos de mayor o menor calado pero ideas siempre interesantes.

ToyWheel: el juguete virtual para los más pequeños

ToyWheel no es comparable con Pokémon GO!, pero es un fenomenal punto de partida. Recomendado especialmente para niños de 6 años, contiene apenas dos niveles, donde puedes crear tu propio circuito y sortear diferentes obstáculos y, en fin, poner a prueba las posibilidades “físicas” de la realidad aumentada. Y después puedes imprimirte los circuitos, colocarlos sobre alguna superficie y jugar, tanto en el mundo virtual como en el real.

Similar al popular EyePet, la mascota virtual para pisos de 40 metros cuadrados, o la línea Wonderbook, los coqueteos de la realidad aumentada llevan haciéndose reales más años de los que imaginamos. Por cierto, puedes descargarte ToyWheel directamente desde aquí, totalmente gratis.

Ingress: el hermano mayor

Que Pokémon GO! e Ingress compartan lema no es casualidad. Niantic creó este videojuego social en 2013, y la verdad es que su éxito fue real. No se convirtió en el monstruoso fenómeno de Pokémon pero fundamentó la vasta database que usa el juego de Nintendo para crear sus gimnasios y paradas.

Su mecánica de juego es sencilla: capturar zonas mientras las defendemos del equipo contrario y resolvemos una serie de misterios. Pero además tenemos que descubrir unos artefactos secretos, que otorgan un extra de poder al equipo. Una suerte de “captura la bandera” con portales a otros territorios —la historia de Ingress progresa al paso que jugamos— y muchas buenas ideas que no terminaron de cuajar en cuanto a popularidad. Todavía puedes descargarlo desde aquí.

Zombies, Run!: corre por tu vida

Este juego también fomenta el deporte. Diremos más: lo exige. Se trata de un mundo invadido por zombies, así que para sobrevivir en zonas limpias tendremos que hacer footing. Y, mientras tanto, recoger suministros, equiparnos pertrechos para hacer frente a las amenazas y desbloquear misiones diarias para subir de nivel. Un juego adrenalínico y adictivo del que su propia comunidad ha creado un buen puñado de fan films y hasta algo de “literatura”.

Night Terrors: combatiendo los temores primarios

Te voy a confesar una cosa: si lo pasas mal con las películas de terror estilo metraje encontrado o falso documental, tal vez deberías evitar este juego. Convierte la pantalla de nuestro smartphone en un verdadero escenario de terror.

Night Terrors es una propuesta perversa y absorbente como pocas: cualquier escenario por el que nos movamos se convertirá en el plató donde un director virtual coloca espectros e historias de muertes terribles. Un juego que empezó como un pequeño proyecto en indiegogo y que aspira a ser una de las exhibiciones más realistas sobre Realidad Aumentada.

Clandestine Anomaly: apatrullando la ciudad

En este juego asumimos el rol de un salvador universal, algo así como Will Smith en Independence Day: una invasión alienígena se cierne sobre la Tierra y no hay tiempo que perder. La verdad es que como experiencia de Realidad Aumentada es bastante satisfactoria, sobre todo cuanto mayor es la pantalla del smartphone.

Nuestro rol no se reduce a plantar defensivas y ofensivas tácticas, también tenemos que designar recursos para construir una comunidad, ir a puntos reales para defender estructuras de otros jugadores o, para los más vagos, jugar sólo desde casa e intentar sobrevivir a las oleadas enemigas. Lo que, en términos clásicos, podríamos definir como un juego de estrategia en tiempo real para plataformas móviles. En descarga gratuita desde aquí.

Temple Treasure Hunt Game: el héroe del templo

Este juego supone un cambio de estilo que le sienta especialmente bien al género. Somos una suerte de Nathan Drake, un cazatesoros aventurero, y debemos encontrar artefactos ocultos en templos. Todo el juego gira en torno a las bonificaciones y la obtención de reliquias. Además, permite el juego en cooperativo. Puedes descargarlo desde aquí y probar tu suerte resolviendo acertijos.

Geocaching: comercio internacional

Vamos con uno de los juegos más populares de la lista, otra aventura cazatesoros pero con otro punto de vista. Nuestra misión es encontrar objetos en contenedores reales repartidos por todo el mundo y comerciar con ellos. Sí, objetos del mundo real. Una forma de crear sinergias entre jugadores que comparten sus propias aventuras y fomentar el geocatching, lo que podría traducirse como la obtención de objetos mediante geolocalización. En descarga gratuita desde aquí.

Parallel Kingdom: roleo a pequeña escala

El veterano MMORPG de PerBlue sitúa su ambientación en una época pretérita, de reyes y sirvientes. Este multijugador masivo es lo más parecido a un World of Warcraft en tu teléfono móvil. Ofrece salas de chat, sus propios clanes, 40 niveles de experiencia y cientos de enemigos distintos que dar caza, con la particularidad de situar el núcleo de la acción en nuestro callejero. Puedes descargarlo desde aquí.

Y, con los mismos parámetros mecánicos pero ambientado en un universo steampunk, PerBlue creó Parallel Mafia, un juego donde batallar, comercializar y adquirir habilidades pero con ese tono característico, menos mágico y más tecnificado.

The Walk: la salud es lo más importante

Y por último tenemos el más reciente de la lista. Mucho se ha hablado de cómo Pokémon GO! ludifica el simple acto de salir a correr, convirtiendo en un juego lo que en principio es algo incómodo. Hacer deporte sin pensarlo, sin andar contando pulsaciones, calorías y hasta sin mirar el semáforo —cuidado con eso—.

The Walk toma la gamificación del fitness en su sentido más literal. Y hay bastante experiencia detrás: ha sido creado por el mismo equipo de Zombies, Run!. Al sumar metros de recorrido desbloqueamos canciones y otras cosas, pero la clave está en su trama, que se va desvelando poco a poco y donde nosotros somos portadores de algo importante pero que en ningún momento se nos explicita. Serás mejor que lo descubras por ti mismo.

Six to Start también es conocida por otra versión gamberra del ejercicio en casa —7 Minute Superhero Workout— pero si este The Walk te ha llamado la atención, puedes descargarlo desde aquí.

Las mil aplicaciones de Tango

Como ya explicamos en este artículo, las posibilidades de Project Tango son casi infinitas. Gracias a la Realidad Aumentada se pueden gamificar actividades cotidianas y convertir nuestro teléfono en una verdadera consola. En Trash Collector From Space, por ejemplo, tendremos que cargarnos a naves enemigas que van saliendo por casa, al paso que limpiamos de trastos el espacio interestelar. En Paintball Gladiators, la batalla tradicional de pintura se da en un espacio virtual.

Aunque también tenemos videojuegos al uso: erradicar zonas infestadas de zombis con Zombie Gunship Reality y poner a prueba nuestros sistemas de disparo mediante Tango Blaster. Incluso podemos saciar nuestro apetito creativo mediante Tango Constructor, un modelador de escenarios 3D. Y, por supuesto, Woorld, el sandbox juguetón de los creadores de Katamari Damacy y Noby Noby Boy, ideal para que los niños aprendan a usar las herramientas emergentes y la RA.

También tenemos Phantogeist, el juego de Trixi Studios donde toca disparar a fantasmales criaturas alienígenas y Raise, donde las criaturas 3D son tus mascotas. Tango promete unos meses moviditos en el próximo otoño, cuando el smartphone Phab 2 Pro salga a la venta. Por lo pronto, algunas demos sobre sus funciones ya se pueden probar desde aquí: https://developers.google.com/tango/demos

Etiquetas: