¿Cómo puede cambiar el mundo que cada niño tenga su ordenador portátil?

portatiles-lenovo-educacion

Un niño, un portátil. Es el sueño que se lleva persiguiendo desde hace varios años y que pretende que cada niño pueda tener su propio recurso informático para poder acceder a una educación universal y sin ningún tipo de fronteras, en el que la tecnología no suponga una nueva barrera, sino un verdadero habilitador que las destierre. Pero, ¿es un sueño inalcanzable?

Las ventajas de lo digital frente a lo analógico

Una de las principales ventajas de los portátiles, y más teniendo en cuenta los avances que se han ido logrando en este sentido con el paso de los años, es la ligereza de portarlos, frente a las mochilas cargadas de libros y cuadernos, algo que puede ser perjudicial para la salud de los menores.

pupilos

Además, cada vez es más frecuente que en las escuelas se utilicen los portátiles. En España, El número de alumnos por ordenador destinado a tareas de enseñanza y aprendizaje es de 3,0 en el curso 2013-2014 (los últimos datos que hay disponibles) frente a los 3,1 del curso anterior, siendo para los centros públicos 2,7 y para los privados 4,0. En opinión de Alberto Ruano, director de empresas y sector público de Lenovo, la reducción de costes es uno de los principales motivos que están motivando a los profesionales del sector para que los dispositivos móviles se utilicen cada vez más en los colegios, universidades y en cualquier institución educativa. Pero, además, considera que “combinar el uso de portátiles o dispositivos móviles adaptados con el uso de metodologías educativas tradicionales como la grafología, entre otras, puede suponer un aumento de los recursos disponibles para los alumnos, lo que se traduciría en un incremento de su rendimiento y, por tanto, en que consiga mejores calificaciones”.

Hablando de esta mejora en términos monetarios, Ruano también cita que, al invertir en tecnologías y dispositivos como los portátiles, esto supondría a la larga una importante reducción económica para las instituciones educativas y, por tanto, para los ayuntamientos de las ciudades y los gobiernos de un país. “Contar con un portátil supondría la digitalización de los libros escolares y, por tanto, un importante ahorro de costes en impresión, distribución y conservación de los mismos, permitiendo que los padres y las familias destinen sus recursos a otras actividades educativas o incluso de ocio”.

lenovo-educacion-portatiles-3

Más allá de nuestras fronteras

Sin embargo, cuando se habla del uso de la tecnología entre los estudiantes, hay voces que se preguntan si no estamos ahondando en la brecha que existe entre los denominados países desarrollados y aquellos que están en vías de.

nenas-suelo

“Los estudiantes no serán más o menos inteligentes por utilizar dispositivos TIC o no durante su etapa educativa”, razona Ruano, para quien estas herramientas son instrumentos para la canalización de contenidos, que seguirán dependiendo tanto de profesores como de las editoriales que componen los materiales. “Lo que sí es cierto es que los estudiantes que antes comiencen a utilizar estos dispositivos obtendrán una mayor facilidad para adaptarse al mundo laboral, en el caso que trabajen en un entorno de oficina donde es habitual el uso de estos equipos. Al haber estado trabajando con estos dispositivos podrán sacarle mayor partido, e incluso podrán tomar mejores decisiones cuando se conviertan en decisión-makers y de ellos dependa la elección de unos dispositivos móviles u otros para sus respectivos entornos empresariales”.

El por qué del fracaso del proyecto One laptop per child

Con el fin de intentar llevar este objetivo de que todos los niños pudieran tener un portátil para estudiar, hace años (concretamente en 2005) se puso en marcha, por parte del MIT y Nocholas Negroponte, el proyecto One laptop per child.

Sin embargo, pese a las buenas intenciones, parte de este proyecto se da por fracasado, en el sentido de poder llevar portátiles económicos a los países en vías de desarrollo.

Algunos expertos han revisado el porqué de estos fallos. Según su visión, los ordenadores portátiles deben ser personalizados a las tradiciones y costumbres locales, de manera que sean apropiados en su nuevo contexto. “A pesar de su revés inicial, la iniciativa OLPC puede mejorar su tasa de éxito mediante el abandono de sus ideales occidentales y adaptando sus ordenadores portátiles a las necesidades apropiadas de los niños que los utilizan en los países en desarrollo”.

Con la estrategia emprendida por OLPC, que se limitaba a dar los ordenadores portátiles a los gobiernos, se pone toda la presión sobre los propios ordenadores portátiles. “La gente espera que los ordenadores portátiles traigan cambios y faculten a los niños. Sin embargo, es importante integrar los ordenadores portátiles para adaptarse mejor al contexto y las costumbres de las naciones de destino”, se puede leer en este mismo informe.

La introducción de nuevas tecnologías en una región es un proceso muy sensible y complicado, por lo que un pequeño error puede conducir a graves consecuencias. Elegir la tecnología apropiada puede garantizar el éxito de estas nuevas tecnologías y ayudar a evitar consecuencias indeseables. Algo que no solo aplica a OLPC, sino también a otros proyectos que tienen como objetivo mejorar la vida de las personas en los países en desarrollo. Estas ideas y recomendaciones (también de Unicef) pueden guiar la instalación de los nuevos programas y garantizar su éxito. Con un cuidadoso análisis y la adaptación a las culturas locales, las nuevas tecnologías pueden realmente tener éxito en sus metas y ayudar a hacer del mundo un lugar mejor y más desarrollado.

Más ordenadores, mejor calidad de vida

Los países desarrollados son los que muestran en todas las encuestas (tal y como se puede comprobar en el gráfico superior) un mayor ratio de ordenadores por persona. Por ejemplo, en España hay 276,51 portátiles por 1.000 personas, en Estados Unidos 762,15, en China 40,88 y, en cambio, en Etiopía, 3,22.

Según un estudio de Unicef, las tecnologías pueden desempeñar diferentes funciones a la hora de facilitar la educación formal y no formal, y puede tener una papel particular en ayudar a las niñas a seguir aprendiendo en la escuela. Uno de los usos más poderosos de las TIC es, según Unicef, permitir que los niños sean visibles y contables, por lo que, como consecuencia, los adultos y los gobierno toman más conciencia de la responsabilidad que tienen en el bienestar de los niños. “Éste es un componente importante en el proceso de fortalecimiento del contrato social entre gobierno y los ciudadano”, asegura el informe.

La educación como base

Por tanto, y aunque este proyecto en concreto no haya conseguido los objetivos que se marcó en su nacimiento, sí que nos permite extraer importantes conclusiones para lograr el reto final, que no es otro que el de mejorar la formación y la educación de todos los estudiantes, independientemente del lugar en el que se encuentran.

lenovo-educacion-portatiles-1

Así, por ejemplo, en nuestro país los portátiles que se destinan a educación incluyen aplicaciones y herramientas que contribuyen al buen funcionamiento de las escuelas, como WRITEit o REACHit, que incluyen elementos de grafología o de almacenaje en la nube, o el programa LanSchool que permite al profesor monitorizar las pantallas de sus alumnos, así como editar y compartir contenidos.

“En Lenovo consideramos que para ser número uno en el mercado, primero hay que ser número uno en educación, ya que se trata de un sector que tiene un enorme potencial en nuestro país. Por ponerte un ejemplo, un colegio, con 500 niños, es como una gran cuenta de una empresa con 500 profesionales trabajando en ella”, explica Ruano, quien también detalla que, respecto a los dispositivos, la compañía ofrece una amplia variedad al sector educativo: desde tabletas para niños de infantil y por portátiles de 10-11 pulgadas para primaria, hasta portátiles de 14-15 pulgadas para secundaria, bachillerato y enseñanzas universitarias. “Consideramos que las tabletas sirven más como un dispositivo de consulta. Para poder trabajar adecuadamente hay que recurrir al portátil”, concluye el responsable.

Etiquetas: