¿Qué alternativas tengo si necesito trabajar en mi lugar de vacaciones?

trabajar-vacaciones

Nos vamos de vacaciones con nuestro portátil o con nuestro tablet para disfrutar más de nuestro ocio, pero muchas veces también tenemos que llevarlos con nosotros por motivos laborales. Puede que en un momento concreto de forma puntual tengamos que trabajar, o puede que cada día tengamos que estar pendientes de alguna cuestión. No es lo deseable, pero muchas veces es imposible dejarlo todo y gracias a la ayuda de la tecnología nos podemos ir de vacaciones. Por eso vamos a ver ¿qué alternativas tengo si necesito trabajar en mi lugar de vacaciones?

Quizás la primera decisión que vamos a tener que tomar es qué dispositivos llevamos con nosotros, el portátil o la tablet. Depende un poco de las restricciones de equipaje que tengamos, porque si viajamos con nuestro propio vehículo bien podemos optar por ambos dispositivos o si tenemos la suerte de tener un híbrido con pantalla táctil y diferentes formas de configuración no vamos a tener que realizar esta elección. También dependerá de las previsiones de trabajo que podamos tener, para un momento puntual la tablet bastará, si necesitamos conectarnos cada día, quizás sería mejor el portátil.

Preparar tu lugar de trabajo en tu casa o el hotel de vacaciones

lenovo-yoga-pro3

Una vez que hemos asumido que no nos queda más remedio que trabajar de forma puntual en nuestro lugar de vacaciones lo ideal es organizarnos para hacerlo de la forma más efectiva posible. Si nos basta con una hora al día mejor que si son dos. Lo ideal es preparar nuestro puesto de trabajo y buscar las horas del día en la que disponemos de la tranquilidad necesaria para llevar a cabo nuestras tareas pendientes de la forma más eficiente.

Tanto en la habitación de un hotel como en nuestra segunda residencia, más que el lugar lo importante es el momento. Es complicado disponer de un espacio privado donde no tengamos interrupciones, por eso lo mejor es aprovechar las primeras horas de la mañana, antes de que todo el mundo se levante o las horas de descanso después de comer, para sacar adelante este trabajo que tenemos pendiente.

También hay que tener en cuenta, además de nuestro portátil las comunicaciones necesarias. Por lo general hoy en día vamos a necesitar una conexión a Internet. Aquí depende un poco de dónde pasamos las vacaciones. No es lo mismo estar en un hotel, en un apartamento que hemos alquilado o en nuestra segunda residencia, donde podemos tener contratada una línea ADSL, por ejemplo. En el caso del hotel seguramente tendremos una WiFi básica y quizás un servicio más rápido que sea de pago. En todo caso es importante proteger la seguridad de nuestras comunicaciones con una VPN para evitar que nuestra información pueda quedar expuesta a miradas indiscretas.

Si hemos alquilado un apartamento unos días nos pueden servir la conexión de datos de nuestro smartphone, con el que podemos crear una WiFi a la que se conecten el portátil o la tablet para establecer las comunicaciones necesarias y enviar datos, conectarse de forma remota a nuestro ordenador de la oficina, a los programas en la nube o simplemente hacer las comprobaciones necesarias y responder los correos urgentes que tengamos.

Si no nos basta siempre podemos recurrir a contratar una conexión de datos adicional, que nos puede dar conectividad a Internet a través de un módem USB en el caso de un portátil o con un MiFi, si tenemos que conectar varios dispositivos a una misma red inalámbrica. Esta es una opción muy cómoda para mejorar la cobertura, ya que el MiFi suele disponer de una batería por lo que podemos situarlo en el lugar de la casa o la sala que más nos interese para tener una mejor conexión a la red.

Tu puesto de trabajo itinerante aprovechando la WiFi gratuita de la cafetería de turno

lenovo-tablet-yoga-tablet-2-10-inch-windows-front-keyboard-5

Si la conexión de tu teléfono o las redes de comunicaciones móviles están saturadas siempre podemos aprovechar las WiFis gratuitas que nos ofrecen cafeterías y locales. Esta es una buena opción para una conexión puntual, aunque si tenemos que trabajar cada día o se prolonga nuestro trabajo en el tiempo más allá de una hora puede ser algo incómodo.

Es complicado concentrase para hacer nuestro trabajo en un ambiente de este tipo, con gente pasando, ruido, música, etc. Por no hablar de que tampoco podemos estar toda la mañana ocupando una mesa de un local de forma habitual, a no ser que tengamos ya confianza con el dueño del establecimiento o seamos clientes habituales. Aquí también sería recomendable hacer uso de las VPN para mantener la privacidad de nuestras comunicaciones.

Buscar un centro de coworking próximo

coworking_center

De todas formas, si no conseguimos concentrarnos para trabajar en nuestro hotel o en el apartamento y la cafetería no es una solución adecuada para nosotros siempre tenemos la opción de buscar un centro de coworking cercano. Hoy en día están disponibles en muchas ciudades y a poco que estemos de vacaciones en una ciudad un poco grande seguro que encontramos uno en las proximidades.

Además estos centros de trabajo están pensados para llegar, conectar el portátil y ponernos a trabajar, sin preocuparnos de infraestructuras y ofreciendo todo lo necesario para que llevemos a cabo nuestras tareas con la mayor eficacia. Dispondremos de una impresora, un fax o un escáner en caso de necesitarlo. Se suelen ubicar en zonas céntricas por lo que el acceso suele ser sencillo.

Se han vuelto muy populares por lo que no será demasiado complicado encontrar uno donde podamos acudir una hora al día o dos para solucionar aquellos asuntos que reclaman nuestra atención. Lo malo es que ya vamos a invertir un tiempo de desplazamiento al centro de trabajo, pero lo bueno es que si logramos concentrarnos, seremos mucho más productivos que trabajando en casa.

Un centro de negocios para trabajar de forma productiva

Otra alternativa similar son los centros de negocios, que quizás puedan ser una solución perfecta si lo que necesitamos es un lugar para trabajar de forma habitual todas las mañanas por ejemplo. También para atender otras demandas que podamos tener, como opciones de contratar otros servicios como secretarias, recepción de llamadas y filtro, salas de videoconferencia, etc.

El número de servicios asociados que nos pueden ofrecer es algo mayor a lo que un coworking suele tener disponibles. En este caso se suelen situar a las afueras de las ciudades, en parques empresariales o también en zonas céntricas con grandes edificios de oficinas. Su gran valor añadido es los servicios adicionales que ofrecen, que en muchos casos permiten disfrutar de las vacaciones sin desatender los negocios.

Imágenes | Giorgio Montersino | novologic

Etiquetas: