El sector tecnológico quiere más mujeres trabajando y éstas son las medidas que lo harán posible

tecnologia-mujer

Se calcula que la incorporación de de las mujeres al mercado laboral en igualdad de condiciones económicas podría aumentar los ingresos a nivel mundial hasta en un 76 por ciento, dado que se cerraría la brecha de participación en el empleo y la brecha salarial entre mujeres y hombres.

Pero no sólo es la economía mundial la que se beneficiaría, sino que la igualdad económica de las mujeres es algo bueno para los negocios. Si las empresas aumentan las oportunidades de liderazgo para las mujeres, aumenta la eficacia de la organización, según el informe McKinsey & Company. Women Matter 2014. Se estima que las empresas con tres o más mujeres en funciones de alta dirección puntúan más alto en todas las variables que miden la eficacia de la organización.

coffee-break

Un problema de base…

Aunque algunas industrias son mejores en la contratación de mujeres a nivel de entrada (el tecnológico es el tercero por abajo), lo cierto es que un informe de la consultora Mckinsey asegura que ninguno de ellos tiene éxito en el avance de las mujeres en la alta dirección en la misma proporción que los hombres.

acceso-mujeres-sector

Y, sin embargo, hay evidencias de que la diversidad de género en los equipos directivos está relacionado con los resultados que se obtienen y que mejoran tanto la sociedad como la empresa. De acuerdo con otro informe de McKinsey, los márgenes EBIT (beneficios antes de impuestos) en las empresas más diversas eran un 14 por ciento más alto, en promedio, que los de la compañía menos diversa. Credit Suisse, en su análisis sobre el desempeño de las acciones, indica que las acciones de compañías de gran capitalización con al menos un miembro de la junta femenina superaron a los que tienen exclusivamente masculino juntas en un 26 por ciento a nivel mundial.

… que crece en la cadena de mando

Las mujeres siguen estando subrepresentadas en todos los niveles de la cadena de mando de las empresas, independientemente de su nivel de dirección. Aunque se tiene la creencia de que esto se debe, en parte, a que las mujeres abandonan sus carreras profesionales en mayor medida que los hombres o debido a dificultades para compaginar el trabajo y la familia, un informe de McKinsey sobre el papel de las mujeres en los trabajos asegura que la realidad es más compleja y destaca que las mujeres se enfrentan a mayores barreras para el desarrollo de sus carreras y tienen que recorrer un camino más empinado de la alta dirección.

Es cierto que se han producido algunas mejoras (aunque modestas) desde 2012, pero la realidad es que las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en todos los niveles de dirección. Cuanto más alto es el rango directivo, más amplia es esta brecha, según el estudio Women in the Workplace.

mujeres-direccion

Además, tanto ellos como ellas consideran (dos de cada tres) que sus empresas no son meritocráticas y los dos sexos coinciden en que el patrocinio (mentoring y sponsoring) es vital para el éxito y el avance de sus carreras. De hecho, el 66 por ciento describe estas prácticas como “muy” o “extremadamente” importante.

La solución también está en la base

Como ya hemos abordado aquí en alguna ocasión, son muchos los esfuerzos por incrementar el interés de las chicas en las carreras denominadas STEM (ciencias, tecnologías, ingeniería, matemáticas).

Por eso, la Real Academia de Ingeniería y la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras (EJECON) han firmado un acuerdo de colaboración para reconocer e impulsar el talento femenino en el área tecnológica. En el marco de este acuerdo, se llevarán a cabo proyectos e iniciativas que animen a niñas y jóvenes a estudiar carreras de ingeniería, pues ahora el porcentaje de mujeres en escuelas politécnicas raramente supera el 25 por 100. Según la vicepresidenta de innovación de Ejecutivas y Consejeras, Maria José Monferrer, “hay que promover la tecnología en igualdad desde la infancia, sin hacerla exclusiva para niños. No es solo que vaya a haber demanda de puestos de trabajo, sino que la incorporación de la mujer tiene unos efectos económicos muy importantes, porque talento hay, pero se pierde en el camino”.

sitting-table

Una de esas acciones es Girls in Tech, que pretende hacer atractiva para las niñas los temas de robótica, programación y tecnología.

Además, se impulsará el acceso de las mujeres ingenieras a los puestos de alta dirección, incluidos los Consejos de Administración tanto de empresas públicas como privadas, dándoles mayor visibilidad ante los ciudadanos. Maria José Monferrer considera que es importante, para romper estereotipos, que existan estas rol model, como Isla Ramos, directora ejecutiva de mediana empresa, gran cuenta y sector público para EMEA en Lenovo. “Hay muchas que no quieren tener visibilidad, pero consideramos que es importante no por ellas, sino por las generaciones que vienen detrás, para inspirar a hombres y mujeres”.

La importancia de los mentores

Los diferentes informes ponen de manifiesto que es vital relacionarse con compañeros de trabajo y superiores para el avance profesional dentro de las empresas. Sin embargo, a pesar de que las redes de networking que tejen mujeres y hombres son similares en tamaño, su composición es diferente: los hombres tienen predominantemente redes masculinas, mientras que las mujeres tienen redes mayoría del sexo femenino o mixto. Dado que los hombres son más propensos a tener posiciones de liderazgo, las mujeres pueden terminar con menos acceso al patrocinio de nivel superior. De hecho, sólo el 10 por ciento de las mujeres de alto nivel aseguran que cuatro o más ejecutivos les han ayudado a avanzar en comparación con el 17 por ciento de los hombres de alto nivel.

people-sitting

Los estudios muestran que tener más mujeres en posiciones de liderazgo aumenta la participación de mano de obra femenina, tanto mediante la creación de modelos de conducta para las trabajadoras y la mejora de las tasas de reclutamiento para las mujeres.

Un mentor te guía, pero un sponsor te respalda y hay que promover que el mentor se convierta en sponsor dentro de la empresa, porque te promueve a puestos de liderazgo en la empresa”, explica Maria José Monferrer, vicepresidenta de innovación de Ejecutivas y Consejeras, quien considera que las empresas tecnológicas suelen tener programas de liderazgo femenino, por lo que esperan que se sumen a este acuerdo con la Real Academia de Ingeniería.

Así pues, el sector tecnológico trabaja en tres vertientes: la promoción del estudio de carreras técnicas desde la más tierna infancia, el ayudar a que estas ingenieras puedan incorporarse al mercado laboral en puestos técnicos (según datos que maneja EJECON, de 29 graduadas en TIC, solo 4 trabajan en puestos TIC) y que, con posterioridad, puedan desarrollar sus carreras y llegar a puestos de dirección.

Etiquetas: