Todo lo que necesitas saber para encontrar el monitor perfecto para tu ordenador

monitor-lenovo

La proliferación de dispositivos móviles en los últimos años ha permitido que muchos usuarios entiendan la necesidad de usar “múltiples pantallas” en su día a día. Eso sí, también ha apartado a muchos otros de un ordenador de sobremesa, sobre todo los que realmente no lo usaban para trabajar.

Para los usuarios que sí necesiten un buen equipo de sobremesa con monitor, comentarles que la tecnología de los monitores avanza “viento en popa” y ahora, más que nunca, es un placer trabajar con uno o varios monitores en un equipo informático.

La tecnología LCD, el estándar

mon2len

Desde hace prácticamente 20 años, los monitores LCD son los que dominan el mercado, tras comenzar a desaparecer progresivamente la tecnología CRT, que hacía uso de grandes monitores de tubo de cristal.

Hemos escuchado muchas denominaciones durante la existencia de estos monitores LCD: monitores TFT, LED, IPS, etc. El caso es que se puede decir que prácticamente todos usan la misma tecnología: LCD TFT, es decir, pantalla de cristal líquido.

pixellcd

Los primeros monitores LCD populares fueron los TFT TN+Film, que usaban una tecnología de transistor de película delgada para mejorar la calidad de lo mostrado en pantalla. Su popularidad fue tal frente a los CRT que a partir de 2006 incluso los nuevos televisores comenzaron a montar de forma constante estos paneles.

El mayor problema de la tecnología LCD TFT TN+Film residía en un limitado ángulo de visión, en una reproducción de colores limitada y en un consumo elevado (sobre todo a medida que aumentaba el tamaño de los monitores o pantallas).

mon3len

Tras las LCD TFT TN+Film llegaron las pantallas LCD LED, un nuevo tipo de pantallas de cristal líquido que usaban una capa de LEDs posteriores que iluminaban los gráficos representados en la pantalla de cristal líquido y aportaban un contraste dinámico de la imagen de 500.000:1 (frente a los 100.000:1 de los antiguos monitores CRT).

La evolución de los paneles LCD nos brinda ahora, en nuestros días, paneles LCD IPS, que usan una nueva tecnología de “excitación de píxeles” para conseguir ángulos de visión mejorados y consumos mucho más bajos. Las LCD IPS se usan tanto en monitores de última generación como en pantallas de dispositivos móviles.

mon4len

Resumiendo, hemos pasado por varias generaciones importantes de pantallas LCD TFT a lo largo de la última década:

1) LCD TFT TN+Film: con coste de producción bajo, amplia aceptación y capacidad suficiente para mostrar imágenes con fluidez

2) LCD LED: que usa paneles de cristal líquido con retroiluminación LED, lo que mejora el ángulo de visión, el contraste de la imagen además de un menor tamaño y consumo.

3) LCD IPS: con otra tecnología que aporta ángulos de visión mejores, tiempos de respuesta menores y consumos aún más bajos.

Resoluciones y tamaños en los monitores

mon5len

Evidentemente la elección de un monitor de mayor tamaño, de una calidad o tecnología concreta depende, en mayor medida, de nuestras necesidades, nuestro presupuesto y, por supuesto, de nuestro propio gusto.

Tenemos que tener claro, de entrada, que el tamaño no tiene por qué estar relacionado con una resolución concreta, podemos tener un monitor de 17 pulgadas y resolución Full HD y un monitor de 24 pulgadas y una resolución muy inferior a esa cifra.

Quizá para revisar el correo y redactar textos tan solo queramos un monitor pequeño de 19 o 21 pulgadas, posiblemente para usar aplicaciones como mapas 3D u otras simples nos venga mejor un monitor de 23 pulgadas o similar. Si damos el salto a un monitor que ronde las 27 pulgadas, entonces tenemos claro que para nosotros lo principal es usarlo para trabajar con imágenes, con vídeo o para disfrutar de los juegos a pantalla grande.

mon6len

Resumiendo, actualmente los monitores se mueven en un rango de tamaños que pasan de las 17 pulgadas a las 27, con pasos intermedios entre pulgada y pulgada en algunos casos (21.5 pulgadas, 23.8 pulgadas, etc). La gran mayoría de los monitores que podemos encontrar hoy en día son panorámicos, aunque aún se venden modelos en formato “cuadrado”, el que solían tener los antiguos monitores CRT de tubo.

En cuanto a resoluciones, todos los monitores actuales se mueven por resoluciones que sobrepasan los 1600 x 900 píxeles de tamaño. La tendencia actual es encontrar monitores Full HD, en consonancia con los televisores actuales, que muestran 1920 x 1080 píxeles como máximo, aunque también podemos encontrar monitores de mayor resolución, como los futuros monitores 4K.

Tiempo de respuesta: ¿mayor o menor?

mon7len

Algo a buscar en cualquier monitor es que cuente con un tiempo de respuesta bajo. El tiempo de respuesta de un monitor se mide en milisegundos, y nos marca la velocidad de un píxel para pasar de un color a otro.

Cuanto más rápido pueda pasar de un color a otro, menos posibilidad de contar con halos o bordes borrosos tendremos en una imagen. Los monitores actuales no suelen contar con más de 5 ms de respuesta, pero, si usamos el monitor para una tarea exigente en ese aspecto (juegos) debemos buscar siempre los que cuenten con un tiempo de respuesta menor.

La tasa de refresco

La tasa de refresco de un monitor es el equivalente a los cuadros por segundo en cine o televisión, y se mide en hertzios en este caso. En cine, para contar con una fluidez aceptable, las películas se reproducen a 24 imágenes por segundo. En televisión se hace a 30 imágenes por segundo.

Los monitores de ordenador, tradicionalmente, trabajan a una tasa superior a 50 hertzios, imprescindibles para notar una respuesta instantánea al desplazar el puntero del ratón o realizar otras funciones precisas. Los monitores con mayores tasas de refresco (poco habituales) son más caros y se han popularizado, sobre todo, entre jugadores.

¿Cuánto debe brillar?

mon8len

Otro dato importante es cuánto debe brillar nuestro monitor. Esto nos asegura que cuenta con capacidad de mostrar blancos, negros y colores intermedios. Esta capacidad se mide en candelas por metro cuadrado (Cdm2).

Un monitor normal debe tener un índice de luminosidad que ronde en torno a las 250 o 300 Cdm2.

El mejor contraste

El ratio de contraste, o diferencia entre el blanco más blanco y el negro más negro de un monitor, es un dato muy a tener en cuenta. Existen dos tipos, el contraste real y el contraste dinámico. El primero mide la diferencia entre un píxel negro y otro blanco en un único instante, y hablamos de cifras bajas (800:1, 1000:1, 1600:1…). Este dato es importante si pensamos usar el monitor para diseño. Cuanto mayor sea, mayor será el consumo, pero mejor el contraste.

Por su parte, el contraste dinámico mide lo que varía un pixel de negro a blanco (o entre grises) en un período de tiempo y depende de algoritmos de software. Su cifra suele ser mucho más elevada que el real (20000:1, 50000:1, 100.000:1 y mayores). La relación de contraste dinámico es una medida bastante relativa, pero puede ser útil para medir lo bueno que puede ser el contraste en imágenes en movimiento.

El futuro de los monitores

mon9len

El futuro de los monitores pasa por tecnologías como la muy comentada OLED, que hace uso de diodos orgánicos de emisión de luz. Este hecho permite que una pantalla pueda tener una serie de ventajas potentes frente a otras tecnologías.

Las pantallas OLED, en teoría, pueden ser mucho más finas, flexibles, tendrán mucho menos consumo (ya que, para representar los negros, los componentes orgánicos directamente se apagarán), serán más económicos, se verán mejor en ambientes muy iluminados y se podrán usar no solo en monitores, sino incluso en carteles publicitarios.

El problema de la tecnología OLED reside en que su tiempo de vida es mucho más limitado que la de un monitor actual: al contar con componentes orgánicos, estos se degradan rápidamente. De momento, esta tecnología también cuenta con un proceso de fabricación muy caro, y es muy sensible a elementos como el agua. La tecnología LCD parece tener asegurado el dominio durante unos años más.

Los conectores habituales

Actualmente la gran mayoría de monitores existentes utiliza al menos uno de los cuatro conectores de vídeo más populares, algunos más usados que otros. La tendencia es los monitores actuales usen conectores digitales, aunque aún se usan soluciones analógicas.

Antes de decantarnos por uno u otro monitor, debemos asegurarnos de que nuestro equipo informático (y su tarjeta gráfica, en concreto) cuenta con la salida de vídeo adecuada para cada caso.

Male_VGA_connector

  • Conector VGA (Video Graphics Array):
  • El más popular y usado, cuenta con un color azul característico. Es el único conector de monitores que transmite señal analógica por componentes, y se usa desde finales de los años 80. Cuenta con 15 pines y es capaz de transmitir imágenes de altísima resolución con una gran tasa de refresco (lo que provoca que su desaparición aún esté lejos).

    DVI_Connector

  • Conector DVI (Digital Visual Interface):
  • Es el sustituto del VGA, presentado a finales de los 90. En este caso se orienta a monitores digitales pero también es capaz de enviar señales analógicas. Su tamaño es mayor al del VGA, ya que cuenta con 29 pines. La llegada de este conector y sus transmisiones digitales aumentaron la calidad de imagen que, principalmente, eliminaban el posible ruido de imagen existente en transmisiones analógicas.

    DisplayPort-rid

  • DisplayPort:
  • Este conector, creado en la pasada década, se pensó como un conector libre de licencias o cánones, preparado para transmitir imágenes e incluso sonido de alta calidad entre ordenadores y monitores e incluso otros equipos audiovisuales. Cuenta con 20 pines, un tamaño mucho más reducido que los conectores anteriores y es incompatible con estos conectores. En sus nuevas especificaciones se está escudando en el conector USB tipo C como nuevo estándar de futuro.

    SONY DSC

  • HDMI (High-Definition Multimedia Interface):
  • El conector más popular actualmente. Es el estándar de conexión de vídeo más usado tanto para conectar monitores como para conectar televisores y otros equipos audiovisuales. Transmite imagen digital en alta definición gracias a sus 19 pines, es compatible con los conectores DVI, usa protección de contenido, protocolos de control de equipos, y cuenta con múltiples versiones y tamaños. El HDMI 2.0, adaptado a contenidos 4K, está comenzando a llegar a los nuevos monitores y televisores actuales.

    Dos monitores en un mismo equipo, rapidez y comodidad

    dualmon1len

    Trabajar con dos monitores es una opción muy a tener en cuenta. Generalmente, los usuarios que más agradecerán este tipo de configuraciones serán los que tengan que gestionar una gran cantidad de datos de forma veloz.

    Redactar textos copiando información de una ventana a otra, copiar líneas de código y compararlas, ver el resultado de nuestros avances en tiempo real en el monitor de al lado, tener un espacio de trabajo amplio para retocar fotografías, editar vídeo con múltiples pantallas… Las posibilidades son tantas como nuestras necesidades puedan abarcar.

    dualmon2len

    También podemos emplear varios monitores para varias actividades distintas: uno para navegadores, otro para editores de texto, o uno para temas de trabajo y otro para temas de ocio o menos importantes.

    Imágenes | extremetech | wikimedia

    Etiquetas: