¿Tu portátil siempre está en modo verano? Evita que se caliente con estos 7 trucos

Tip refrigeración portátil

Aún quedan meses para que llegue el verano, pero puede que tu portátil, por desgracia, no se haya enterado y ya dispare su temperatura por las nubes. Esto, además de ser molesto, es seriamente perjudicial tanto para el funcionamiento como para la vida útil de tu ordenador. Vamos a descubrir unos simples trucos con los que evitar que este contratiempo se convierta en un mal mayor e irreparable.

Situacion física

Tip refrigeración portátil

La situación de tu portátil, aunque parezca una tontería pensarlo, es vital para su buen funcionamiento. Los portátiles deben contar con la suficiente amplitud y buena colocación como para poder “respirar”. Colocarlo al lado de una pared sin ventilación adecuada, lejos de una ventana, o ya no digamos cerca de una chimenea con un constante calor frente a él, puede ser seriamente perjudicial.

Comprueba la temperatura con programas

Tip refrigeración portátil

Si consideras que tu portátil se calienta en exceso, puedes comprobar, antes de tomar otras medidas, qué temperatura tiene actualmente o cuándo estás trabajando con él. Para ello puedes buscar programas gratuitos como HWMonitor, que te informarán de la temperatura exacta de tu ordenador y sus componentes, y de otros datos de interés como la velocidad de los ventiladores o el voltaje que usa el procesador.

Configuración energía

Tip refrigeración portátil

Una manera eficiente de minimizar el gasto energético y calorífico del portátil es controlar cuando se mantendrá activo o no, según tus necesidades. Gracias a las opciones de energía incluidas en Windows (accesibles desde el Panel de Control) podrás configurar tu sistema para que se apague la pantalla tras un tiempo de inactividad o incluso para que se suspenda toda la actividad si es necesario y el portátil entre automáticamente en modo de hibernación.

Menos potencia y menos procesos

Tip refrigeración portátil

Si tu ordenador solo se destinará a trabajar en tareas simples (navegación web, ofimática, chat) lo ideal es que no te hagas con el portátil más puntero, que incorporará más elementos susceptibles a aumentar el calor. Si aun así, cuentas con un portátil de última generación, tarjeta gráfica integrada y un tamaño y potencia considerable, intenta evitar al máximo posible abrir demasiados programas o ejecutar demasiados procesos simultáneamente si no es necesario, esto aumentará considerablemente la temperatura, y ya no digamos si te pones a jugar a un juego de gráficos espectaculares.

Ventilación libre

Tip refrigeración portátil

Tu ordenador portátil, generalmente, contará con ventilación propia y con rejillas por las cuales dichos ventiladores tomaran y expulsarán el aire que debe fluir por sus circuitos para mantenerlos a una temperatura aceptable. La zona de las rejillas debe estar lo más libre posible para poder garantizar la expulsión de ese aire caliente.

Limpieza

Polvo, suciedad, comida, pelos humanos, pelos de mascota…. De poco sirve tener en mente todas las precauciones anteriormente descritas si no tratas a tu portátil con un mínimo de “higiene”. Evita a toda costa que las rejillas se llenen de suciedad, usa una aspiradora con cuidado si es necesario sobre dicha rejilla, y si, te atreves y la garantía te lo permite, lo mejor es abrirlo cuando creas conveniente y hacer una limpieza interior a fondo.

Refrigeradores externos

Tip refrigeración portátil

Una de las herramientas más recurridas en los últimos años para ayudarte a refrescar tu portátil son las bases refrigeradoras. Además de resultar útiles para apoyar el portátil en tus piernas o en una mesa (si son lo suficientemente ergonómicas), podrán ayudarle a rebajar hasta 10 grados su temperatura habitual, en el caso de contar con ventiladores extra.

Imágenes | InfoRepar | Habitissimo | Gizmodo | Xataka | Youtube

Etiquetas: