Tu próxima maleta será inteligente

maleta inteligente

Estamos a las puertas de iniciar el periodo de vacaciones más importante del año. La maleta se vuelve nuestra compañera imprescindible después de pasar el año guardada en el armario o en el trastero. Es un elemento que no ha cambiado mucho en los últimos años, por lo menos hasta ahora que han surgido diferentes iniciativas buscando que tu próxima maleta sea inteligente.

Se trata de adaptar el uso de la tecnología a las maletas para hacerlas más útiles. Por un lado para que nuestra maleta no se pierda y tenerla siempre localizada. Por otro para asegurarnos que cumple con las medidas y pesos que nos permiten transportar en cabina las diferentes compañías aéreas. Para ello la conexión de la maleta con el smartphone puede ser una muy buena solución a estos y otros inconvenientes que podemos tener con nuestro equipaje.

BlueSmart, la primera maleta inteligente

Pero la tecnología llega al mundo de las maletas para intentar resolver algunas cuestiones que crean molestias a los viajeros. Un ejemplo de ello es la maleta Bluesmart, financiada a través de Idiegogo. Esta maleta nos ofrece seguridad mejorada, tanto a la hora de tener controlada y localizada la maleta en todo momento, como asegurando su cierre a través de un candado electrónico. De esta forma sabemos que el contenido de nuestra maleta permanece intacto y podemos garantizar que nadie la ha abierto para introducir algún elemento sin nuestro consentimiento.

Además otro de los aspectos que pretenden mejorar es tener controlado en todo momento el peso de la maleta a través de una balanza digital. Esto es algo muy útil para los viajes en avión, ya que tenemos claro desde el primer momento si tenemos que facturar equipaje o podemos llevar nuestra maleta inteligente en cabina. Además está diseñada para transportar dispositivos electrónicos de forma que sean fácilmente accesibles en el control de equipajes.

Un último aspecto a destacar es su batería integrada para recargar el smartphone, algo que nos ayudará a tener siempre disponible nuestro dispositivo, o incluso aprovechar el momento del vuelo cuando no lo podemos utilizar para que al llegar a nuestro destino tengamos la batería recargada.

No es la única iniciativa en este sentido que se está desarrollando. Samsung, en colaboración con Samsonite también están desarrollando su maleta inteligente. El GPS para la maleta conectada al smartphone es su característica estrella de manera que se comunicará con el teléfono para enviar un mensaje a su propietario cuando haya salido del avión, y luego se volverá a comunicar con él cuando esté a punto de salir a la cinta de equipaje. La otra característica destacada es la posibilidad de realizar checkin de manera automática al entrar en el aeropuerto.

La logística de los aeropuertos, los grandes beneficiados

Pero no sólo los fabricantes de maletas están interesados en el desarrollo de esta tecnología, sino también los aeropuertos, fabricantes de aviones y líneas aéreas. Se trata de aprovechar las capacidades de comunicación de las maletas inteligentes para que el tránsito de la misma desde su facturación hasta su salida por la cinta sea mucho más sencillo y en todo momento se tenga conocimiento de por dónde ha pasado la maleta.

Un ejemplo es Bag2Go un proyecto que desarrollan entre Airbus, la T-Mobile y el fabricante alemán de maletas Rimowa. El objetivo es que la maleta pueda hacer el checkin de forma más rápida en el aeropuerto, tener localizada la ruta que sigue si la facturamos gracias a la tecnología RFID que incorpora en uno de sus chips y permite hacer un seguimiento de la ruta. Además, como puede comunicarse para informar del destino que sigue, se evitan pérdidas o extravíos debidos a algún error en la carga.

Todo esto ayuda a reducir mucho el tiempo de facturación, el traslado de las maletas de un aeropuerto a otro, la localización si hay algún extravío o detectar dónde se ha perdido el rastro y la comunicación. Como en los casos anteriores la maleta dispone de una balanza digital y envía alertas en caso de que se abra sin conocimiento de sus propietarios.

El futuro de los viajes en avión pasa por mejorar alguno de los aspectos que provocan incomodidades en los pasajeros. En este sentido la facturación o pasar el control de equipajes son los principales inconvenientes que a muchos pasajeros les gustaría salvar, junto con el peligro de extravío del equipaje.

Pero también tener que arrastrar y levantar maletas pesadas puede ser un inconveniente, sobre todo para las personas más mayores. Pensando en ellas se desarrolló Hop! una maleta que te sigue mientras caminas y que no tienes que arrastrar gracias a la comunicación a través del Bluetooth con el teléfono. No se comercializa todavía y le queda mucho trabajo de desarrollo, pero la idea es bastante buena para los viajes del futuro.

Imagen | hodgepodgepro

Etiquetas: