No culpes al vecino, estas son las ondas que te roban la WiFi

wifi area

La conexión WiFi siempre supone una pérdida de calidad de señal respecto a lo que sería la red cableada ethernet. Sin embargo, la ventaja de no tener que depender de conectar el ordenador, la tablet o la televisión mediante cable hace que la red inalámbrica sea la favorita de la mayoría de usuarios domésticos hoy en día. Para tener una señal óptima es necesario saber qué afecta a la calidad de transmisión y qué ondas te roban la WiFi.

Para empezar deberíamos tener en cuenta que la conexión WiFi utiliza el aire como medio de transmisión. Esto quiere decir que vamos a utilizar algo compartido con el resto de gente que también crea sus propias redes inalámbricas. Si vivimos en un edificio grande, y al buscar red nos encontramos con una lista interminable puede que el mayor enemigo de tu red WiFi sean las redes de los vecinos. En este caso lo ideal es buscar el canal de transmisión óptimo, aquel que se encuentre más libre para tener una mejor señal.

Se puede emplear desde alguna utilidad que muchas veces incorpora el propio router o un punto de acceso para analizar los mejores canales, a una aplicación como WiFi Analizer que nos permite evaluar el espectro electromagnético que afecta a nuestro entorno. De esta forma en lugar de dejar que sea el propio router el que elija el canal de forma dinámica, somos nosotros los que le indicamos en cual de ellos queremos operar.

wifi analyzer

Los microondas, enemigos de tu WiFi

Normalmente en la cocina tenemos una menor calidad de señal. Los electrodomésticos con paredes metálicas, como un frigorífico, lavavajillas o lavadoras afectan a la recepción de la señal. Sin embargo, el microondas es uno de los grandes enemigos de tu WiFi, especialmente si se trata de un aparato potente. Se puede hacer fácilmente la prueba con WiFi Analyzer para ver cómo afecta a tu señal, especialmente si estamos en la banda de los 2,4 GHz que es la más saturada.

Para solucionar este problema lo ideal es ubicar el microondas en un lugar lo más alejado posible del propio router. Lo más efectivo es utilizar un router dual, que transmita tanto por la banda de los 2,4 GHz como por la de 5 GHz, que no se ve afectada por las ondas que emite este aparato y además suele encontrarse mucho menos congestionada que la de 2,4.

Los teléfonos inalámbricos también afectan a tu WiFi

teléfono inalámbrico

Otro de los aparatos que operan en la banda de 2,4 GHz son los teléfonos inalámbricos domésticos. No lo hacen todos los modelos, pero si los más antiguos. Si tienes uno de estos en casa y comprobamos que nos está afectado a la conexión WiFi lo ideal es sustituirlo por otro tradicional, o si quieres mantener la movilidad, renovarlo por uno más moderno que no opere en la banda de frecuencia que afecta al WiFi.

Los mandos a distancia

Este es otro de los clásicos que tenemos por casa y también afectan a la conexión WiFi. Cada vez que se utiliza el mando a distancia interfiere en la calidad de la señal. Lo podemos notar especialmente si estamos usando una Smart TV conectada por WiFi, donde al cambiar de canal en una aplicación de la propia Smart TV podemos ver cómo afecta durante unos segundos a la calidad de recepción inicial. La solución en estos casos es utilizar la conexión de red cableada o buscar una Smart TV que pueda conectarse en la banda de los 5 GHz.

Monitores de bebés

Otro de los aparatos que pueden afectar a tu conexión WiFi son los monitores de bebé en el caso de que creen su propia red entre el controlador y el receptor para emitir, tanto si emiten vídeo como si sólo tienen audio disponible. En estos casos lo ideal si vamos a utilizar uno de estos aparatos es buscar uno que ya utilice nuestra propia red para la transmisión y no interfiera con ella. En los casos anteriores lo cierto es que las interferencias eran puntuales, pero en este tipo de monitores para bebés suelen estar conectados durante largo tiempo para vigilar su descanso.

ChromeCast, Airplay y Bluetooth, los más peligrosos para tu WiFi

yoga tablet 3

Hay otros aparatos que utilizan su propia tecnología para conectarse que también pueden afectar a tu red WiFi, desde el ChromeCast a otros dispositivos que puedan utilizan tecnología como Airplay o los altavoces Bluetooth que tenemos en casa. Todos estos pueden afectar a la calidad de señal de la red WiFi y hacer que en determinados momentos baje su rendimiento. Aquí la única solución posible si no podemos o queremos prescindir de ellos es utilizar un router que emita en la banda de los 5 GHz para asegurarnos una buena calidad de conexión.

Las luces de Navidad

Por último en momentos puntuales del año, como la Navidad, es cierto que la calidad del WiFi puede bajar. En general se debe a los componentes de las luces decorativas que se utilizan, sobre todo si son de baja calidad en sus componentes como pueden ser conmutadores, condensadores o fluorescentes que emiten grandes cantidades de señales de radiofrecuencia que interfieren con las redes WiFi.

En Blog Lenovo | ¿Cuánto nos falta para una WiFi con luz? Así es la LiFi, una velocidad mucho más rápida

Etiquetas: