Las 7 lecciones que aprendí de los profesores universitarios más cinéfilos

lecciones-profesor-universidad-cine

El cine y la televisión están obsesionados con el instituto. Pero, curiosamente, prestan poca atención a la universidad, como no sea para mostrarnos las fiestas de las fraternidades. El subgénero del “profesor que se gana a una clase de alumnos problemáticos”, iniciado en ‘Rebelión en las aulas’, se centra mucho en los adolescentes y los high schools, y las peripecias vitales de los universitarios tienden a centrarse más en el lado ocioso de su experiencia.

Series como ‘Felicity’, que arranca cuando su protagonista decide irse a la universidad a Nueva York (persiguiendo al chico del que está enamorada), y que muestra a los personajes yendo a clase, son poco habituales, pero incluso aunque la institución educativa de más alto nivel no tenga el mismo gancho para el cine que el instituto, hay ejemplos de profesores en las películas que aprovechan para impartir algunas lecciones vitales importantes.

1. Diviértete

AnimalHouse

No todo va a ser trabajar y ganar dinero, aunque ése sea el objetivo que nos muestra el cine de bastantes de los personajes que están en la universidad. El Mark Zuckerberg que muestra ‘La red social’ seguramente habría huido de las fiestas locas que se veían en ‘Desmadre a la americana’ (en la foto). Es cierto que la parte de ocio, borracheras y spring breaks es lo más común en las películas ambientadas en la universidad, también porque eres joven, y aún es demasiado pronto para ponerte en modo serio y profesional.

Eso sí, esta máxima de la diversión casi por encima del estudio no veremos a ningún profesor impartiéndola. Lo habitual es que los alumnos veteranos se la expliquen a los recién llegados a través de la experiencia; es decir, llevándolos a las fiestas más locas que nunca hayan imaginado. No hay ningún profesor en su sano juicio que recomiende hacer las cosas en las que se embarcan los protagonistas de ‘Road trip’, por ejemplo.

2. Cree en ti mismo

¿Cuál es la principal enseñanza que podemos extraer de los profesores universitarios más inspiradores del cine? Siempre es la misma; cree en tus posibilidades. Robin Williams se pasa toda ‘El indomable Will Hunting’ convenciendo a ese joven genio que limpia las aulas del MIT que es un talento en bruto para las matemáticas y que debe aprovechar las oportunidades que le ofrezca la vida, sin atascarse en la vida que ya conoce de su barrio del sur de Boston.

También Michael Douglas en ‘Jóvenes prodigiosos’ sirve como mentor, o algo así, del joven aspirante a escritor al que interpreta Tobey Maguire, aunque aquí se trata más de aprender sin seguir el ejemplo del profesor, en crisis perpetua. Pero, al final, la moraleja siempre es que has de confiar que puedes hacer lo que te propongas.

3. Lánzate a la aventura

indy copia

¿Quién no se planteó seriamente ser arqueólogo después de ver a Indiana Jones en acción en ‘En busca del arca perdida’? Si encima lo hubiéramos tenido como profesor, seguro que el impacto habría sido mayor. Al fin y al cabo, en las películas ya vemos que la puerta de su despacho está siempre a punto de degenerar en una revuelta de todos los alumnos (sobre todo, alumnas) que se agolpan allí, esperando hablar con él.

El doctor Jones nos transmite el tirón de la aventura, de que de vez en cuando hay que lanzarse a lo desconocido y dejarse llevar. Sí, es verdad que a nosotros no nos persiguen los nazis mientras buscamos la mítica Arca de la Alianza, o el Santo Grial, pero la metáfora de la enseñanza queda clara, ¿no? Y si Indy no nos convence, quizás pueda hacerlo la profesora a la que interpretaba Tia Carrere en la serie ‘Cazatesoros’, otra arqueóloga intrépida.

Ah, y la aventura puede ser, simplemente, empezar a salir con gente diferente.

3. No te dejes pisar

La universidad puede ser también un lugar inhóspito si sientes que no encajas en el campus, pero no pasa nada; el cine también tiene la solución para ello. Es probable que las fiestas no sean lo tuyo y que prefieras estudiar, y que por eso haya quien se meta contigo, pero si ‘La revancha de los novatos’ puede enseñarnos algo, es que hay que luchar porque te respeten.

En este aspecto, es probable que, más que los profesores, sean los entrenadores los que sirvan más como elementos inspiradores, y da lo mismo que sean de deportes que de grupos de a capella como los de ‘Dando la nota’. ¿Que nadie te toma en serio? Tú no dejes que nadie te haga menos y sigue trabajando. En todas estas películas, al final te ganas el respeto de todo el mundo.

4. Piensa por ti mismo

Si ‘El club de los poetas muertos’ enseñaba a un grupo de chavales de un elitista instituto a ser ellos mismos y pensar de modo independiente, ‘La sonrisa de Mona Lisa’ lo hace con varias chicas de una universidad femenina. Pero quién puede resistirse a una profesora de arte como Julia Roberts y a su mensaje a sus alumnas de que no deben dejarse llevar por las convenciones sociales y familiares si no es el camino que ellas quieren seguir en la vida.

monalisa

Este mensaje de independencia hasta podemos encontrarlo en ‘Una rubia muy legal’, aunque ahí es otro alumno quien convence a Elle Woods que es mucho más válida de lo que su pelazo rubio y su vestuario en rosa hacen sospechar. Desde luego, es mejor no enfrentarse en un juicio a una Elle Woods determinada a conseguir lo que quiere.

6. Se sale de las crisis

El subgénero “profesor universitario en crisis” está tan trillado como el de las fiestas de las fraternidades, pero todas esas películas tienen siempre el mismo mensaje; los problemas tienen solución. Michael Douglas consigue salir de su crisis vital en ‘Jóvenes prodigiosos’, Josh Radnor lo intenta en su vuelta a su alma mater en ‘Amor y letras’ y Thomas Haden Church encuentra el amor para escapar de su bajón vital en ‘Gente inteligente’.

Siempre hay alguien inesperado que te ayuda a encontrar la manera de encarrilar de nuevo tu vida. A lo mejor lo puede hacer simplemente escuchándote, como hace Viola Davis en ‘La desaparición de Eleanor Rigby: Ella’, o puede hacerlo de manera más activa. Aunque si la crisis es del nivel de ‘Enemy’, donde Jake Gyllenhaal es un profesor de historia que descubre que tiene un doble, la solución no es tan sencilla.

7. No te enamores de tu profesor

elegy

Nunca es buena idea, nunca, enamorarte de tu profesor. Casi siempre son hombres ya de cierta edad que caen embrujados por una estudiante más joven, como ocurre en ‘Elegy’ (en la foto), o en ‘La mancha humana’, en la que Anthony Hopkins y Nicole Kidman tienen que afrontar los secretos de su pasado a través de su relación. Ninguno de estos affaires suele ir a ninguna parte, aunque puedas aprender de ellos.

Lo más habitual es que la joven estudiante lleve un soplo de aire fresco al profesor ya cansado del ambiente universitario, como le pasa a Michael Caine con Julie Walters en ‘Educando a Rita’, y lo que tiene que intentar es que ella no cambie en medio de la sobriedad del campus. Al final, ahí acaban confluyendo todas las lecciones aprendidas hasta ahora. Aunque también deberíamos haber añadido otra; nunca te fíes de una profesora que te promete que sabrás cómo librarte si cometes un asesinato.

Etiquetas: