Quiero monitorizar mi ejercicio pero sólo quiero usar el smartphone: así es cómo se hace

Monitorizar ejercicio smartphone

Si hacemos ejercicio de forma más o menos habitual una de las cuestiones que nos será de utilidad es tener un pequeño registro de la actividad física que hemos realizado. Se trata de tener una estadística que nos ayude a ver qué hemos hecho y a qué intensidad. Si somos habituales del deporte seguramente tendremos alguna herramienta especializada que nos ayude a mejorar nuestras marcas, pero si nuestro objetivo es simplemente estar más saludables, puede que nos baste con la ayuda de nuestro teléfono. Por eso vamos a ver cómo monitorizar mi ejercicio usando sólo el smartphone.

Ventajas e inconvenientes de utilizar el smartphone para monitorizar mi ejercio frente a otros dispositivos

Porque nuestro smartphone es como una navaja suiza, nos da soluciones para multitud de problemas y uno de ellos es la monitorización del ejercicio físico utilizando para ello diferentes apps que tenemos disponibles. Por esto una de las ventajas es que no tenemos que gastar dinero en un nuevo gadget especializado en la monitorización deportiva. Para iniciarnos la información que nos facilita el smartphone será suficiente.

Por otro lado, no tenemos que preocuparnos de sacar la información del dispositivo para visualizarla y analizarla en una página o servicio web, como ocurriría si estamos utilizando un pulsómetro para monitorizar nuestra carrera, por ejemplo. Con el smartphone y su conexión a Internet es una cuestión que se produce de forma automática. Salimos a montar en bici y cuando volvemos tenemos el recorrido grabado con toda la información a mano, ya sea en el propio teléfono o si la aplicación que utilizamos tiene también acceso web, cómodamente desde el portátil o la tablet.

Brazalete para el smartphone

Pero también el smartphone es un dispositivo multimedia, por lo que nos permitirá ir escuchando música, nuestros podcast favoritos, etc. mientras hacemos nuestro ejercicio, algo que es muy valorado por la mayoría de las personas que salen a correr o a caminar en solitario y les sirve como una forma de relax además de la práctica deportiva.

Sin embargo, también nos podemos encontrar con algún inconveniente. Por ejemplo, si utilizamos el smartphone para monitorizar nuestro ejercicio sufriremos un mayor consumo de batería. Esto no tendrá una gran incidencia en recorridos cortos, pero si prolongamos la actividad, por ejemplo con una marcha de montaña y además utilizamos el GPS, por ejemplo, puede hacer que la autonomía de nuestro teléfono se reduzca mucho.

Además tiene menos precisión que otros dispositivos especialmente diseñados para la medición de distintos parámetros físicos, como las pulsaciones o la posibilidad de medir nuestra tensión. Esto nos da una referencia del esfuerzo que estamos realizando mucho más precisa y sabemos hasta donde podemos llegar o cuándo nos toca bajar el ritmo. La parte positiva es que hay pulsómetros que sirven como complementos a nuestro teléfono, por lo que si necesitamos más datos podemos adquirir uno de ellos en combinación con alguna de las aplicaciones del smartphone.

También tenemos que tener el smartphone siempre con nosotros, y por lo general, a la vista. Sobre todo si llevamos ropa deportiva, que muchas veces va ajustada al cuerpo y no tenemos bolsillos, llevar el smartphone puede resultar algo engorroso, sobre todo si tenemos en cuenta que cada día los tamaños de pantalla que eligen los usuarios son mayores. Esta cuestión tiene también otra forma de verlo, ya que somos muchos los que vamos con el smartphone a todos los sitios y no saldríamos a caminar o a montar en bici, sin llevarlo con nosotros.

favor

  • Ya tenemos el dispositivo, no tenemos que invertir más dinero para empezar a recoger información de nuestro ejercicio.
  • Podemos usarlo para escuchar música mientras hacemos deporte.
  • Es más sencillo consultar la información en el smartphone o la web de la aplicación que utilizamos.

favor

  • Podemos quedarnos sin batería rápidamente y cuando más la podemos necesitar.
  • Es más incómodo de llevar encima, sobre todo en verano.
  • Es menos preciso y tenemos menos valores que un dispositivo dedicado a la monitornización.

Aplicaciones para monitorizar el ejercicio con el smartphone

Por lo que respecta a las aplicaciones que tenemos para monitorizar nuestro ejercicio son muchas las que tenemos disponibles, alguna de ellas como MBODY COACH, con asesoramiento a tiempo real ya las hemos repasado. Vamos a revisar cuatro de las que, a nuestro juicio, son las mejores que podemos encontrar hoy en día:

runtastic

  • Runtastic es quizás para mi una de las mejores disponibles. No sólo por la posibilidad de monitorización que nos ofrece, sino también por como nos muestra la información en sus gráficos, incorporar un entrenador en tiempo real según vamos haciendo el ejercicio, el historial de actividades, la posibilidad de incorporar música a nuestros recorridos, etc. hacen que sea una de las más utilizadas. Esta disponible para iOS, Android, Windows Phone y BlackBerry además de poder acceder vía web a todos los datos almacenados.
  • Runkeeper disponible para iPhone y Android. Está especializada en running y gracias al uso del GPS nos ofrece los principales valores que vamos a necesitar, como distancia recorrida, tiempo, velocidad, mapa del recorrido, posibilidad de compartir la información en las redes sociales con nuestros amigos y de planes de entrenamiento más completos si queremos ir un poco más allá.
  • MapMyRide está especializada en el mundo de la bicicleta y nos ofrece información similar sobre recorridos tiempos, esfuerzo, etc. pero es más fácil ajustar determinados valores como el tipo de bicicleta que llevamos, si hacemos ciclismo de ciudad, BTT o de carretera, etc. Además tiene un pequeño añadido de nutrición que puede ser muy interesante para complementar nuestra práctica deportiva.
  • Endomodo es una de las más completas. Además de running, nos ofrece monitorización para otros deportes, como ciclismo, patinaje, caminatas, excursionismo o esquí de fondo, por lo que tenemos para elegir ya que no siempre tenemos que hacer lo mismo. Nos permite tener un registro de actividades bastante completo, crear nuestros propios desafíos, compartir en las redes sociales, etc. Tiene todo lo que podemos pedir para monitorizar nuestra actividad. Está disponible tanto como servicio web, como aplicaciones para iOS, Android, Windows Phone o BlackBerry.

¿Dónde llevamos el smartphone para monitorizar mi ejercicio?

Smartphone en la botella de agua

Este es uno de los aspectos que debemos resolver para utilizar el smartphone como monitor deportivo. En invierno lo podemos tener más o menos resuelto porque llevamos chaquetas para el frío o cortavientos que incorporan bolsillos para guardarlo cómodamente, pero en verano, que vamos más ligeros no es raro ver a gente corriendo con el smartphone en la mano.

De todas formas existen complementos especializados para llevar el smartphone con nosotros sin que sea una molestia para nuestra práctica deportiva. Quizás el más conocido es el brazalete, donde colocamos nuestro smartphone cuando vamos corriendo o patinando y siempre lo tenemos a mano para echarle un vistazo rápido de forma cómoda.

Es importante que no nos cree rozaduras y que mantenga el teléfono protegido y aislado de la humedad que muchas veces puede provocar nuestro sudor. También que esté protegido de inclemencias meteorológicas, sobre todo si corremos en zonas húmedas o cercanas al mar. Mejor si además añade una pequeña protección contra golpes, sobre todo si hacemos carrera por caminos o montaña.

Otra opción, si corremos con una botella de agua para hidratarnos es incorporarlo junto con la funda de esta botella, ya que la tenemos que llevar en la mano, el smartphone irá bien protegido y no será una molestia. La parte negativa es si lo utilizamos también para escuchar música que tendremos los cables de los auriculares colgando. Una versión más completa serían las mochilas de hidratación, que suelen incorporar bolsillos donde dejarlo de forma cómoda.

Smartphone como navegador en la bici

Si nos hemos decantado por la bici, tenemos diferentes opciones para incorporarlo al manillar, a modo de navegador. Aquí es importante que esté bien protegido, ya que si por cualquier motivo perdemos el equilibrio no tenemos que dañar el smartphone. Otra opción, sino queremos que nos de la función de navegador en vivo y simplemente nos interesa que nos monitorice el ejercicio y recorrido es llevarlo en el bolsillo del mallot o en la bolsa junto con las herramientas que suelen llevar muchos ciclistas debajo del sillín.

Lo cierto es que el smartphone nos da muchas soluciones y ya que lo llevamos siempre con nosotros para estar comunicados, podemos aprovecharlo fácilmente para que nos cree un registro de la actividad que hemos realizado y nos anime a seguir con su práctica para estar más saludables, incluso a través de algún juego que nos motive para seguir con dicho ejercicio.

Etiquetas: