La música del telediario esconde más secretos de los que crees para que te guste

musica-telediario-secretos

La tecnología nos permite hacer tantas cosas con un simple archivo de audio que podemos hacer que la música del telediario sea el próximo éxito de baile o hacer una versión reggaeton de la Guerra de las Galaxias.

Jeansy Auz, músico y compositor, entre otras, de las músicas de Cuarto Milenio, Yo Soy Bea, La Fuga o las cortinillas de TVE, explica que gracias a los recursos tecnológicos “puedes hacer lo que quieras con cualquier sintonía: desde cambiar el sonido hasta editarlo para que se convierta en una canción de baile de cualquier estilo. El problema real es que podemos hacer tantas cosas con los archivos de audio que nos perdemos y nos olvidamos de la música”, reconoce.

Jeansy Auz

Jeansy Auz

Pero, ¿cómo se hace una música del telediario? ¿Qué tienen en común todas las sintonías de los programas informativos? ¿Por qué somos capaces de reconocerlas en cuanto suenan las primeras notas?

Te conozco, pero no me dices nada

Aunque la música del telediario suele ser muy reconocible, de manera que en cuanto suenan los primeros acordes todo el mundo sabe qué programa vamos a ver, lo cierto es que casi todas las sintonías de los informativos siguen unos patrones similares.

“Una melodía de informativo tiene que ser muy neutra, transmitir que las noticias van a ser objetivas, sin entrar a colorear la música ni añadir parte subjetiva. El músico tiene una paleta de sonidos y la composición se hace con un tipo de acordes y secuencias concretos que nos lleven a esa sensación neutra: ni alegre ni triste, sino música con algo de acción y emoción”, explica este experto.

Evidentemente, y aunque hay una serie de pautas que funcionan muy bien a la hora de componer estas músicas, cada productor y realizador de informativos marca sus propias condiciones de qué está buscando expresar con la música del programa.

El creador de la sintonía tiene ya dicha serie de reglas y sabe qué instrumentos va a utilizar, momento en el que ya entra la tecnología. “Antes incluso de sentarnos a componer (en mi caso, ante el piano) la melodía, ya sabemos incluso qué plugins y efectos vamos a utilizar”, explica Auz.

En el caso de la música del telediario, se busca especialmente que el público reciba el mensaje que quieres transmitir, por lo que no se le puede dar protagonismo a la música.

mixing-desk

Una orquesta por Skype

¿Cómo se le pone música a esa composición? Pues todo depende del presupuesto. Aunque es cierto que con la tecnología se puede llegar a sustituir los instrumentos reales, pero en proyectos más grandes (como puede ser la música de un informativo), se cuenta con músicos para cada instrumento.

Gracias a los avances de la tecnología, ya no es necesario que todos ellos estén físicamente reunidos en un mismo lugar y al mismo tiempo para interpretar la partitura. Ni siquiera cuando se hace necesario una orquesta completa.

De hecho, hay muchas orquestas (como la de Bratislava) que están preparadas para que se las pueda contratar por Skype, teniendo a cada músico en su país.

“Basta con enviar las partituras a cada músico y al director de orquesta para contar con ellos a distancia”, explica Jeansy Auz, quien se muestra “convencido de que es el futuro de la música: puedes trabajar a mejores precios y con músicos de todo el mundo especializados en cada sector, en cada género, en cada instrumento”.

Además, la democratización de la música ha llevado a que todo el mundo tenga la posibilidad de hacer música y tener un pequeño estudio en su propio portátil. “El acabado final sí que hay que hacerlo en un estudio más profesional, pero la composición se puede hacer desde cualquier sitio” gracias a la tecnología.

¿Orquesta real o fake?

Aunque los músicos profesionales tienen a su alcance varios programas con los que trabajar, lo cierto es casi todos los productores trabajan con los mismos medios tecnológicos y con los mismos programas.

mixer

Entre ellos, los secuenciadores que ayudan a editar las pistas (una por cada uno de los músicos de la orquesta), un mezclador, ecualizador y otro tipo de efectos. “Tenemos pequeños programas que nos van ayudando a conseguir el sonido que buscamos. Hay muchos plugins que reproducen muchos tipos de sonidos, dependiendo de si lo que estás buscando es algo más orquestal o no. Son capaces de simular una orquesta y que no se reconozca si es una orquesta real o programada”, explica el productor.

Ya no se hacen músicas como las de antes

Pese a que, como hemos visto, en las sintonías de informativos se buscan tonos neutros, hay melodías que se han quedado grabadas en la memoria de por vida como las de Informe Semanal, Documentos TV y otro tipo de programas similares.

Además de que por aquel entonces solamente había dos cadenas de televisión (lo que ayudaba a que las músicas fueran más reconocidas), también es acierto de los músicos y de los autores, que han sabido componerlas correctamente. No obstante, Auz reconoce que, aunque hay “muchas técnicas para conseguir que la gente pueda quedarse con las canciones, también es mucha cuestión de suerte”.

Etiquetas: