Tu perro tiene más caprichos tecnológicos que tú: ¿conoces todas estas rarezas?

Hay mascotas que no es que sean los reyes de su casa, sino que son capaces incluso de ser unos verdaderos influencers en redes sociales. Pippa the chihuahua, PrinceAndBarbara o Blog de Uma son algunos de ellos.

En el 49,3% de los hogares españoles (un total de 16,1 millones) hay un animal doméstico, cifra que ha crecido considerablemente en los últimos 10 años, y que aún es menor que en el resto de países de Europa más desarrollados, según datos de ANFAAC, la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía.

Eres parte de la familia

La tecnología también está poniendo sus miras en este nuevo público objetivo. No en vano, se calcula que cada familia que tiene una mascota puede gastar, de media, cada año una cifra que ronda los 1.500 euros. Los animales estrella de esta industria son los perros y gatos por el amplio negocio que generan en torno a la alimentación, sanidad, complementos y cuidados.

Es cierto que la alimentación es el principal gasto de estos animales, pero los accesorios (correas, collares, dispensadores de alimentos, transportines…) suponen casi uno de cada cinco euros (el 23,7 por ciento del total facturado). Una cifra que puede ir en aumento si tenemos en cuenta que cada vez proliferan más dispositivos tecnológicos para todo tipo de mascotas.

¿Tiene sentido que las mascotas tengan también su propio gadget? Sí, y se entiende como parte de un proceso de “humanización” de los animales domésticos. Muchos tipos de mascotas han sido considerados desde hace mucho tiempo como parte de la familia, pero en los últimos años se ha empezado a tratar a las mascotas más como personas. Los dueños de mascotas están buscando alimentos de mayor calidad, accesorios y tratamientos médicos más caros, así como dotarles de todo tipo de dispositivos para su comodidad y bienestar.

Seguimiento por GPS

Precisamente por eso, los gadgets para mascotas van desde lo más básico hasta lo más extraño. Entre los que pertenecen al primer grupo podemos encontrar diversos collares identificativos que, además, incorporan un GPS.

Se trata de un producto que puede ser muy valorado entre todos aquellos que tengan miedo de perder a su mascota. Uno de estos dispositivos es Tagg, que se ajusta al collar existente de la mascota y le ayuda a localizarlo usando las coordenadas GPS que encuentra en su dispositivo móvil mediante su correspondiente aplicación Tagg.

La pelota está en tu tejado

A partir de ahí, se abre el abanico de productos que puedan ser más o menos necesarios. Por ejemplo, si eres de los que pasas muchas horas fuera de casa, seguramente tu perro eche de menos que juegues con él. Y aunque le gusten las pelotas, siempre es más divertido si ésta se mueve sola.

La solución puede estar en Pebby, que combina un collar inteligente y un sistema de pelota con la que la compañía pretende cubrir dos necesidades. Por un lado, entretener a tu mascota. Por otra, poder tenerlo vigilado, ya que la pelota incorpora una cámara con la que podremos ver, a través del móvil, cómo está y juega nuestro animal de compañía.

Pebby

El paquete incluye una pelota (que se puede personalizar gracias a unas tapas magnéticas), la base de carga, collar de sensor de movimiento PebbyCollar y la correspondiente aplicación para el smartphone. Con la tecnología Wi-Fi y Bluetooth, la bola controlada por control remoto del sistema Pebby permite a los propietarios ver, interactuar e incluso grabar el momento en que su mascota está jugando. La cámara que incorpora esta pelota tiene gran angular y ojo de pez, además de estar preparada para grabar y emitir en tiempo real.

Videoconferencia para perros y gatos

Pero si eres de los que te gustaría poder ver a tu mascota cuando no estás en casa, e incluso sientes la necesidad de poder hablarle aunque sea a distancia, se han inventado unos sistemas de videoconferencia especiales para animales.

PetChatz permite instalar una mini pantalla en la pared. Con este sistema, el propietario podrá llamar a su animal independientemente de dónde esté y comprobar que todo está bien. Se trata de una pantalla pequeña pero brillante, resistente y seguro para mascotas, de manera que puede colocarse incluso en el suelo.

El último dispositivo PawCall incluso permite que sea la mascota la que llame a su dueño. O al menos eso es lo que defiende la compañía. Para lograrlo, el usuario debe programar los tiempos de llamada en su aplicación PetChatz, lo que hace que una luz en forma de pata en el botón PawCall parpadee. Se supone que las mascotas entienden que deben pulsar el botón para iniciar una llamada.

These dogs love @dogtv on there @petchatz HD. Tag your own photo with #PetChatz to win a free gift bag.

Una publicación compartida de PetChatz (@petchatz) el

Esta compañía está especializada en desarrollar todo tipo de gadgets para los animales domésticos. Tiene, de hecho, un dispositivo para dispensar comida de manera remota o para lanzar un “aroma relajante” cuando el propietario está ausente.

La salud de tu perro también está en juego

Pero los gadgets tecnológicos para las mascotas no se limitan a juegos, sino que su salud y bienestar también se persigue como uno de los objetivos de estos productos.

Así, por ejemplo, podemos encontrar algunos wearables para animales que actúan como rastreadores de actividad de mascotas e, incluso, hacen un seguimiento del corazón y las frecuencias respiratorias, con el fin de que sepamos que las constantes vitales de nuestro animal están en orden.

Incluso se habla de usar Big Data para el beneficio de los animales domésticos, sobre todo porque todos estos datos que los dispositivos están emitiendo podrían ayudar a los investigadores médicos a entender mejor las enfermedades de los animales de compañía. Según un estudio encargado por la Asociación para la Prevención de la Obesidad de Mascotas, 59% de gatos y 54% de perros tienen sobrepeso u obesidad, condiciones que pueden conducir a la diabetes y empeorar la artritis.

Entrenamiento para perros

Si tu mascota también tiene este problema, el ejercicio es un buen método para que baje de peso. También en este terreno proliferan los productos tecnológicos que nos ayudan a cumplir con esta misión. Por ejemplo, Cleverpet, que asegura ser como una consola de juegos, pero destinada para perros y gatos.

La compañía defiende que este dispositivo ha sido diseñado por neurocientíficos que aman a los animales, por lo que cumple con varias misiones. Aunque hay otros dispensadores de comidas inteligente, este gadget plantea entrenar a los perros más allá de su aspecto físico y emplear la gamificación en el terreno de las mascotas. ¿El premio? La comida. La compañía asegura que los perros pueden aprender que si tocan los touchpads se les dará comida. Pero, una vez que han aprendido el sistema, el juego se complica.

Así, por ejemplo, deberán aprender que posteriormente solo se les ofrecerá una recompensa si tocan el touchpad iluminado. Si se equivocan, entonces tocará esperar antes de que pueda volver a intentarlo.

La mayoría, pues, de estos gadgets para mascotas (perros y gatos, principalmente), sirven para entretener a los animales o que podamos vigilarlos cuando estamos ausentes. Pero el tiempo dirá si acabará siendo un mercado importante en el que haya tantos productos como dueños y animales de compañía.

Etiquetas: