23 años del Messenger de MSN, el chat que marcó a los millennials

Nos situamos en los noventa, una época en la que todavía no había teléfonos inteligentes tal y como los conocemos hoy. El método principal de comunicación eran los chats, pero lo hacíamos con aplicaciones que estaba instaladas en nuestros ordenadores. Equipos que con suerte estaban en casa, pero que en la mayoría de los casos usábamos en cibercafés.

Gran parte de la población no tenía Internet en casa, así que los usuarios de estas aplicaciones de mensajería descubrieron cómo se podía mantener relaciones a distancia y quedar con los amigos para pasar el rato en sesiones virtuales. Se estableció una nueva manera de comunicarnos.

En este artículo haremos un poco de memoria con MSN Messenger, uno de los servicios de mensajería más exitosos de la red. Su reinado duró desde 1999 hasta bien entrada la segunda década de los 2000. Vamos a conocer un poco de la historia de esta querida aplicación de Microsoft, intentando entender la razón por la que cesó su actividad.

Índice

  1. Origen e historia de MSN Messenger
  2. Mensajería enriquecida para convertirse en un éxito
  3. Messenger llegó a su fin: causas de su declive

Origen e historia de MSN Messenger

Bill Gates tenía claro que la prioridad de la empresa tenían que ser Internet y las comunicaciones en el ordenador. Así lo manifestó a su equipo ejecutivo antes de que Windows 95 viera la luz. La red de redes era la cosa más importante desde que IBM lanzara el primer ordenador personal en 1981 o la aparición de las interfaces gráficas pocos años después.

Teniendo en cuenta esta premisa, tanto Internet Explorer como el portal MSN debían estar listos para el lanzamiento del nuevo sistema operativo. Parte vital del portal de Microsoft iba a ser la herramienta de mensajería instantánea MSN Messenger, aparecida en 1999. En un principio era muy sencilla, con una lista de contactos y texto plano para chatear.

La empresa de Redmond entendió que engancharía a un público mayor si hacía que su sistema de mensajería fuera compatible con otros como AIM de AOL (aparecido en 1997 y con una cuota de clientes importante). Lo intentó en varias ocasiones pero esto ocasionó una guerra abierta con la operadora americana, que estaba en contra de la posibilidad.

El servicio no paró de evolucionar en funcionalidades – las tratamos en el punto siguiente – con múltiples versiones que acompañaban a los sistemas operativos de la casa. Un momento clave para el servicio fue 2005, cuando pasó a llamarse Windows Live Messenger y se convirtió en muy importante fuera de los Estados Unidos.

El instante de mayor esplendor fue junio de 2009, cuando MSN Messenger alcanzó una cuota de 330 millones de usuarios mensuales.

Mensajería enriquecida para convertirse en un éxito

Messenger era mucho más dinámico que enviar un correo electrónico, o más “barato” que recurrir a los mensajes SMS. Su aparición supuso toda una revolución para muchos millennials, también uno de los pilares en los que se sustentaba Windows frente a sus competidores (existió una versión limitada para Mac).

Eran los primeros pasos de las aplicaciones de mensajería “enriquecidas”, ya que Messenger aportaba funcionalidades muy adelantadas con respecto a otros chats con interfaces más simples. No hay mucha diferencia entre la app de Microsoft y lo que ofreció diez años más tardes el famoso Messenger de Facebook.

Principales funcionalidades

Los chats de Messenger eran mucho más que ventanas donde escribir texto, vamos a realizar un repaso por funcionalidades destacadas que fueron apareciendo en diferentes versiones del servicio:

  • Una de las grandes virtudes de la aplicación de Microsoft era la personalización, podíamos configurar el aspecto de una manera bastante profunda. Desde el avatar al fondo, pasando por la frase que acompañaba a nuestro nombre, en la que había libertad total para incluir emoticonos.
  • Se introdujeron las conversaciones grupales, ideales para charlas entre amigos o preparar la próxima quedada. Unos participaban más que otros pero, ante todo, era una de las funciones más útiles y divertidas de la aplicación.
  • También había juegos en los que podían participar varias personas: desde las damas al buscaminas pasando por el típico tres en raya.
  • La manera de establecer nuestro estado de actividad y los muñequitos llamados buddies para mostrarla calaron muy hondo entre los usuarios. Permanecer ocultos era una opción muy utilizada.
  • Cada vez que arrancabas sesión podías anunciar a los demás que te habías conectado. A tus contactos les aparecía una pequeña ventana flotante con nuestro avatar. Muchos conectábamos y desconectábamos para que otra persona supiera que estábamos ahí.
  • Era posible enviar animaciones ya creadas denominadas “guiños”. Servían para representar estados de ánimo.
  • No nos podemos olvidar de los zumbidos para reclamar la atención de algún contacto, los cientos de emojis personalizados, o las ventanas flotantes para cada conversación. Con “Ctrl+Tab” se podía saltar rápidamente de una a otra.
  • Además de escribir texto llegó la posibilidad de compartir mensajes “escritos” con el ratón, a mano alzada.
  • Otra de las capacidades a destacar en últimas versiones era la posibilidad de realizar videollamadas, que estaban integradas en la propia interfaz de Messenger.

Messenger llegó a su fin: causas de su declive

Messenger chat millenials

Aplicaciones de mensajería en el ordenador como Messenger tenían los días contados ya que había dos enemigos en el horizonte que iban creciendo en número de usuarios de una manera incontrolada. Hablamos de las redes sociales que ya integraban los sistemas de comunicación, también de los teléfonos móviles.

Con la llegada del iPhone en 2007 las aplicaciones de mensajería instantánea comenzaron a florecer – WhatsApp, Mensajes de Apple, Telegram, Line – y, de manera natural, la gente las eligió como la manera ideal para comunicarse.

Lo curioso es que Microsoft fue consciente del cambio hacia el móvil y creó aplicaciones para casi todos los sistemas del mercado, pero no sirvió de mucho. Los usuarios iban dejando poco a poco Messenger y Microsoft decidió cerrarlo en 2014, integrando a sus usuarios en el nuevo sistema de comunicación de la casa, Skype.

Imágenes | Asterfolio | TechSpot

Etiquetas: