Mobile First Index: empieza la cuenta atrás para un Google solo móvil

Cuando Google anunció la inminente implementación definitiva del Mobile First Index, quedaban solo seis días para que la OMS declarase que la COVID-19 había alcanzado el nivel de pandemia. Esto cambió por completo los planes del gigante tecnológico. Ahora, tras un retraso de más de medio año, la revolución móvil en el posicionamiento SEO es inminente. ¿En qué consiste el Mobile First Index y cómo adaptarse a los cambios?

¿Qué es Mobile First Index?

Cuando Larry Page y Sergey Brin lanzaron la primera versión del buscador de Google en 1998, la idea de acceder al vasto universo de internet desde la pantalla de un móvil táctil era algo lejano. No se trataba de una utopía inalcanzable, ya que la segunda generación de redes móviles (2G) ya permitía el envío de datos entre dispositivos y el lanzamiento del 3G estaba cerca (en 2001). Sin embargo, no era necesario desarrollar un producto pensando en los consumidores móviles. A internet se accedía a través de un ordenador.

Las próximas dos décadas, en las que Google pasó de una aventura tecnológica a dominador del mercado digital, cambiaron las tornas. El móvil se convirtió en la herramienta más utilizada para acceder a la red. En España, según los datos de la última encuesta ‘Navegantes en la red’, lo utilizan el 91,6 % de los internautas. Como consecuencia, la forma en que funciona el buscador de Google ha tenido que adaptarse.

Ya en 2016, Google anunció que iba a empezar a desplegar el Mobile First Index. Es decir, iba a empezar a analizar las versiones móviles de las webs a la hora de elaborar su ranking de resultados. Hasta ese momento, la versión desktop había sido la prioritaria. La idea inicial era ir probando cambios en el motor de búsqueda para adaptarlo a las webs responsive y aquellas directamente diseñadas para entornos móviles.

En marzo de 2018, Google dio por terminado el experimento y lanzó de forma oficial el nuevo sistema. Tanto las arañas del buscador como los procesos de indexado y clasificación pasaban a primar los entornos móviles. Eso sí, el cambio sería gradual y no afectaría a todas las webs de golpe. La idea era terminar con ese proceso en septiembre de 2020, pero la pandemia se metió por el medio.

En julio del año pasado, la compañía tecnológica anunció que iba a ampliar el tiempo para que todas las empresas se adaptasen al Mobile First Index. Así, aquellas que habían dejado los cambios necesarios para el último minuto tendrían una bola extra. Ese periodo extraordinario está a punto de acabar. A lo largo de las próximas semanas, la implementación del Mobile First Index será definitiva.

el móvil gana en prioridad al desktop

¿Qué cambios supone y cómo adaptarse al Mobile First Index?

Para entender qué supone el Mobile First Index es necesario entender cómo funciona, a grandes rasgos, el proceso del buscador de Google. Este se construye sobre tres patas:

  • Crawler o araña. Son los rastreadores de Google. Son herramientas software sencillas que trabajan de forma automática. Estos bots acceden a todas las webs de forma regular e indexan su contenido.
  • Index o índice de Google. En él, se almacena toda la información que recopilan las arañas, desde los documentos a la estructura de los enlaces de cada web. Los crawlers actualizan esa información con regularidad. Este índice o base de datos permite a Google ofrecer resultados de búsqueda de forma rápida, sin tener que rastrear la inmensidad de la web en cada momento.
  • Factores de posicionamiento. Este elemento es el que más preocupa desde el punto de vista del SEO. Lo forman todas las reglas (algunas conocidas, otras no tanto) con las que Google establece el orden de los resultados de búsqueda. Cada vez que un usuario busca algo, Google revisa su índice y ofrece una serie de resultados organizados en función de estos factores de posicionamiento.

Cuando la aplicación del Mobile First Index sea definitiva, estas tres patas del proceso de Google solo tendrán en cuenta las versiones móviles de las páginas webs. Las arañas las priorizarán y solo de forma muy ocasional visitarán las versiones desktop para comprobar que todo sigue en orden.

De acuerdo con la compañía, la mayoría de páginas web ya están integradas en el Mobile First Index. Esto es así porque, aseguran, casi todas se han adaptado ya a los cambios. De hecho, muchas han sido creadas ya priorizando la usabilidad móvil. Con todo, no está de más recordar una serie de buenas prácticas para la indexación móvil.

cambios del Mobile First Index

Asegurar que las arañas tienen acceso

Los bots rastreadores de Google deben poder acceder a la versión móvil de la web. Para ello, hay que comprobar que se usan las mismas metaetiquetas robots en la versión móvil y en desktop (evitando etiquetas como noindex o nofollow). También debe comprobarse que las URL que llevan a diferentes recursos sean correctas y no estén bloqueadas.

Mismo contenido y metadatos en todas las versiones

En algunos casos, es habitual que las versiones móviles tengan menos contenido que las desktop. Esto será penalizado por el Mobile First Index y es probable que el tráfico se vea reducido. El contenido móvil pasa a ser el principal y Google recomienda tener esta versión de la web siempre actualizada. De la misma manera, los metadatos deben ser los mismos en ambas versiones. El título descriptivo y la metadescripción deben coincidir.

Revisar los datos estructurados

Muchas páginas contienen datos estructurados. Es decir, datos con un formato estandarizado para identificar las diferentes partes de una web y ayudar a trabajar al buscador. En una página de recetas, por ejemplo, los datos estructurados marcarían los ingredientes, los pasos a seguir o los tiempos de preparación. Es importante que estos datos, de existir, sean los mismos en la versión móvil que en la versión para ordenador.

Repasar el contenido visual

Google recomienda asegurarse de que las imágenes y los vídeos de una web cumplan una serie de requisitos en las versiones móviles. Las imágenes deben ser de alta calidad, con un formato admitido, con un atributo alt descriptivo y que coincida en todas las versiones de la web y con URL fijas. En cuanto a los vídeos, estos deben usar formatos admitidos y etiquetas compatibles, contener los mismos datos estructurados en todas las versiones y ser de fácil acceso para los usuarios móviles.

Aunque no tiene fecha fija, la implementación definitiva del Mobile First Index se hará en los últimos días de marzo. Si Google considera que una web está lista antes de esa fecha, pasará a integrarla en el nuevo sistema. Como programadores o propietarios de una web, no hace falta hacer nada extraordinario para migrar a la indexación móvil. El proceso se completará de forma automática.

Imágenes | Unsplash/Solen Feyissa, Vlad Bagacian, Edho Pratama