Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un PC

Así sabrás cómo elegir el mejor

¿Estás en plena búsqueda de un nuevo ordenador? En ese caso, has llegado al sitio perfecto, porque desde Lenovo te vamos a enseñar qué debes tener en cuenta antes de comprar un PC. Así acertarás seguro con tu elección. ¡Sigue leyendo!

Comprar un ordenador, ya sea un dispositivo de sobremesa o un portátil, es una de las tareas más complejas que puede haber. Porque son dispositivos que tienen muchos componentes, y en los que un sencillo número puede cambiarlo todo. Además, hay que saber leer exactamente las especificaciones y ver si realmente nos interesa invertir dinero en ese PC o no.

No te preocupes si tienes dudas, porque es normal ante una compra así. Para ayudarte, hemos querido elaborar esta pequeña guía previa a comprar tu PC. No solo te vamos a enseñar en qué debes fijarte, sino que también te daremos algunos tips que te serán de gran utilidad.

Antes de comprar el PC

Comencemos por el principio: has decidido que te quieres comprar un PC, pero ¿para qué? ¿Cuál es el uso que quieres hacer de él? Porque de esta pregunta clave va a depender todo lo demás. Si las tareas que quieres realizar son sencillas, como trabajar con editores de texto, hacer consultas en internet o estudiar, no tendrás que invertir en un buen procesador. ¡Ni necesitarás 32 GB de RAM! Bastará con algo más sencillo.

No obstante, si estás buscando un PC para jugar a videojuegos, o un portátil para editar vídeos profesionales, es diferente. En este caso, sí que tendrás que invertir en un ordenador mejor, tanto con respecto al procesador como a la tarjeta gráfica. Aunque todo esto te pueda parecer un mundo, en el siguiente apartado te vamos a explicar qué debes analizar para acertar sí o sí.

Qué debes tener en cuenta

La primera duda que te surgirá es si es mejor un portátil o un PC de sobremesa. La respuesta dependerá de si necesitas poder moverte con libertad o, por el contrario, sacrificas esta movilidad para tener más potencia. Por muy potente que pueda ser un portátil, estos últimos suelen tener mejores gráficas, algo que notarás si quieres jugar a juegos pesados o si trabajas con aplicaciones que exijan mucho. Si no te decides, siempre puedes apostar por un portátil gaming; no es lo mismo, ¡pero tienen un rendimiento brutal!

A partir de aquí, siempre que vayas a comprar un PC, hay ciertos parámetros que debes revisar dentro de sus especificaciones.

Si has optado por un portátil, debes comenzar por la pantalla. No solo por el tamaño que esta tiene, sino también por su resolución y tipo de panel. En cuanto al tamaño, lo ideal son 13 pulgadas si buscas la máxima portabilidad. La media son unas 15,6 pulgadas, que te permitirá trabajar cómodamente y también guardar el ordenador en cualquier mochila. Si pasamos a la resolución, verás que lo estándar es FullHD, ¡pero ya hay modelos 2K en el mercado! Ideales para los más exigentes.

La tasa de refresco también es importante, puesto que será la que marcará la fluidez de las imágenes. Normalmente, encontrarás unos 60 Hz. Si buscas jugar con soltura, apuesta por unos 90 Hz ¡o incluso más! En el caso de que hayas elegido sobremesa, todo esto lo deberás anotar para cuando vayas a elegir el monitor.

Procesador, RAM y almacenamiento

El procesador es uno de los componentes más relevantes de cualquier ordenador, y sobre el que podríamos detenernos siglos. Por hacerlo más breve, te señalaremos que debes tener en cuenta si es Intel AMD. En el caso de Intel, verás que siempre va acompañado el modelo de una letra ‘i’ y un número. Cuanto más alto sea este número, más reciente será la versión; la más actual es la doceava, pero a partir de i5 te puede ofrecer un buen rendimiento. Además, debes fijarte en la velocidad, que se mide en gigahercios.

Si pasamos a ver la memoria RAM, debes saber que los portátiles tienden a tener peor RAM que los ordenadores sobremesa. No obstante, podrás encontrar algunos en el mercado muy interesantes. Como mínimo, busca unos 8 GB de RAM para que el uso sea lo más fluido posible. Aunque si necesitas algo más potente, ¡lánzate a por 16 GB! Hallarás otros de 32 GB, para aquellos que sean más exigentes. La RAM es la que te permitirá ejecutar más o menos programas a la vez, así que no la pierdas de vista.

En cuanto al almacenamiento interno, hay poco que explicar: es el espacio que puedes llenar de tus archivos, aplicaciones o actualizaciones del sistema. Como mínimo, apuesta por unos 128 GB. A partir de ahí, ¡toda ampliación será bien recibida!

Por último, no olvides ver qué tarjeta gráfica tiene. No todos los ordenadores tienen una gráfica dedicada; es más, la mayoría de portátiles no la traen consigo por falta de espacio. En ese caso, contarán con una gráfica integrada, que no es lo suficientemente potente como para jugar, pero sí funcionará en el resto de tareas.

Últimos detalles antes de comprar un PC

Más allá de todo lo que ya hemos indicado, hay otros parámetros que también deberías revisar, como la batería en el caso de un portátil. Como poco, debe poder ofrecer alrededor de 7 horas de autonomía. Junto a esto, échale una ojeada al peso, porque la clave de un portátil es, precisamente, que puedas llevarlo contigo sin problemas.

Con todo esto que te hemos señalado, ¡acertarás seguro al comprar tu PC!

Total
0
Shares
Anterior
Los mejores monitores para tu portátil: apuesta por la calidad

Los mejores monitores para tu portátil: apuesta por la calidad

De todos los tamaños ¡y todas las gamas!

Siguiente
¿Quieres un editor de texto compatible con Word? estas son las alternativas
Alternativas_Word_02

¿Quieres un editor de texto compatible con Word? estas son las alternativas

Reescribe tu historia como un Pro

Te puede interesar