quishing

Quishing, el motivo por el que no debes leer todos los códigos QR

Revisa el origen del código.

Estamos en una época en la que los códigos QR han tomado una relevancia que pocos o nadie se esperaban. Antes del COVID era una función residual que unos pocos móviles eran capaces de usar, algo parecido a lo que pasó con el NFC, pero gracias a ello ha ayudado a que muchos usuarios saquen partido para dar información adicional al resto de usuarios. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que no debes leer todos los códigos QR que te encuentres porque puedes caer en algún tipo de estafa.

Esto es lo que se conoce como quishing, que es una práctica que los usuarios más maliciosos de Internet intentan llevar a cabo para hacerse con los datos de quienes intentan leer el contenido.

No todos los códigos QR son de ayuda

Cartas de restaurantes, información sobre un producto que vas a comprar o ampliar la información que estás viendo en la televisión son algunos de los ejemplos donde el código QR tiene utilidad. Seguro que lo has utilizado para estos ejemplos u otros similares, pero lo cierto es que cuando has tenido la ocasión has entrado porque el sitio es de confianza.

qr

Y esto es fundamental, porque no todos los códigos QR que te vas a encontrar a lo largo de tu vida tienen algo bueno que ofrecerte. Por eso estamos aquí, para explicarte que es el quishing. Como ya puedes intuir, se trata de una práctica por la que los usuarios son capaces de acceder a una página en la que pueden ser estafados con solo escanear desde la cámara de su teléfono móvil.

A diferencia de otras prácticas como el spam o el smishing, nos encontramos con una práctica que es muy difícil de detectar. Las dos anteriores dejan algún tipo de rastro al menos que nos indica que se trata de una estafa con elementos como una URL que no coincide con la compañía que se quiere poner en contacto contigo, por ejemplo.

Por suerte, los quishing no vienen solos

puedes estar pensando que no hay manera de escapar a la práctica del quishing, pero lo cierto es que es más sencillo evadirla de lo que crees. Si piensas un poco, no hay forma de recibir un código QR malicioso a menos que sea intencionado. Dicho de otro modo, hay altas probabilidades de que un correo electrónico que intenta estafarte utilice esta técnica para apropiarse de tus datos que un código que encuentras en la calle.

qr foto intro

Dicho esto, lo primero que debes tener en cuenta es que por muchas casualidades que haya a la hora de recibir un mensaje de tu banco o de alguno de los servicios que utilizas, lo primero es echar un vistazo a la dirección del emisor. Esto es de lo más importante ya que los típicos mensajes de que ‘tienes que restablecer tu contraseña’ o ‘tu transferencia no ha sido realizada’ no te llegarán de direcciones aleatorias, por lo que si el dominio del email no se corresponde con la compañía puede que se trate de una estafa que tengas que evitar a toda costa.

Es por eso que siempre que recibas un correo de un servicio que utilices de manera habitual, o que recibas una notificación de una entidad importante lo primero es revisar que la cuenta de correo sea correcta y oficial. Siempre que tengas dudas, siempre tendrás un teléfono de información oficial que puedes buscar en Internet para reconocer esos sitios como tales o informar de una nueva campaña de phishing.

¿Qué pasa si has escaneado el código?

Lo primero que tienes que hacer es no entrar en pánico. Escanear un código que llega desde un mensaje que te intenta hacer quishing no es el problema real. Este te llevará a una página web muy parecida a la de la compañía que intenta suplantar, la cual sabrás que es falsa porque la dirección tampoco es oficial. Eso entre otros detalles que saltan a la vista que no son oficiales.

Por eso, no introduzcas tus datos en ninguna página de la que desconfíes, entres o no mediante un código QR que te ha llegado por un correo electrónico o por una aplicación de mensajería desde un número totalmente desconocido.

Total
0
Shares
Anterior
Qué necesitas para convertir una televisión vieja en una Smart TV

Qué necesitas para convertir una televisión vieja en una Smart TV

Todo tu contenido en la pantalla de tu casa

Te puede interesar