Así es la nueva televisión independiente de nuestra casa. Nunca antes nos hizo más caso

television-independiente

La televisión está cambiando mucho en los últimos tiempos. La llegada de Internet a ella está, poco a poco, transformando los hábitos de los consumidores. Nos ofrece un mundo más amplio de posibilidades a la hora de disfrutar de mucho más que la televisión que nos programan las diferentes cadenas, pudiendo utilizar el televisor para ver contenidos que compartimos desde smartphones o tablets y también cualquier cosa que podamos ver a través de Internet. Así es la nueva televisión independiente de nuestra casa.

Lo cierto es que todas estas novedades han hecho de la televisión nuestro centro de ocio en el hogar, más aún de lo que lo era antes. No sólo se trata ya de ver contenido, sino que muchas veces la televisión se convierte en la pantalla para tus juegos ya que, conectando el smartphone o la tablet, tenemos la posibilidad de disfrutar en una pantalla de gran tamaño de los juegos como hasta ahora no habíamos visto. Por supuesto también tenemos la posibilidad de ver fotos, escuchar música, etc. Podemos compartir todo tipo de contenido y enviarlo a la pantalla de nuestro televisor.

Del espectador pasivo al activo

television-pasiva

Esto cambia el comportamiento del espectador. Hace no mucho tiempo las cadenas de televisión tenían su programación y si no querías perderte tus contenidos favoritos tenías la opción de estar delante del televisor justo a la hora de emisión o grabar dicho contenido para verlo más tarde. Podríamos decir que eran las cadenas de televisión las que imponían lo que teníamos que ver y, sobre todo, a qué hora verlo.

Hoy en día con la llegada de Internet a la televisión el abanico de posibilidades es mucho mayor. Seguimos pudiendo grabar los contenidos que deseemos si no vamos a estar delante del televisor cuando se emitan. Pero también es el espectador el que decide qué desea ver y cuándo hacerlo. Los servicios de contenidos en streaming, que nos permiten elegir los contenidos que deseamos ver y comenzar a disfrutarlos al momento, han cambiado la forma de consumir televisión.

Si hacemos caso a los datos del EGM para el último año, el consumo de Internet lo lidera una plataforma como YouTube, pero en los primeros lugares se colocan ya algunas cadenas en sus emisiones online como Antena3, seguida por RTVE o La Sexta. A nadie le sorprende que sean precisamente éstas que tienen un ecosistema de apps para todo tipo de dispositivos o páginas web para reproducción online muy bien estructuradas.

Cómo será la parrilla del futuro

Lo cierto es que en la parrilla del futuro la programación y contraprogramación que practican muchas cadenas no tienen demasiado sentido. Como hemos visto en los datos de EGM, ahora las televisiones no compiten sólo entre ellas sino también con YouTube y también con medios online que ofrecen sus emisiones bajo demanda. Es el espectador el que elige, cuándo, cómo y qué quiere ver. No sólo se selecciona qué vemos, sino también con qué calidad queremos disfrutarlo, con el 4k como gran baza, si queremos verlo en versión original o doblada.

Los medios de pago vienen a competir con la fórmula tradicional de la televisión. El prime time dejará de tener tanta importancia, y aunque siempre existen acontecimientos importantes a una hora concreta, todo lo que tiene que ver con cine o series no tendrá demasiado sentido. De hecho son muchos los seguidores que prefieren ver al día siguiente el capítulo y no tener que trasnochar para ver el final.

Aquí compiten también con plataformas con Netflix, próxima a llegar a España, Nubeox, Yomvi o Wuaki.TV. El catálogo de películas y series que tienen este tipo de servicios son su gran baza para ganar suscriptores, que abandonan la programación tradicional en pos de otra forma de consumo de contenidos digitales.

Un ejemplo muy claro de consumo de contenidos de este tipo son las series. Ahora hay muchos seguidores que prefieren aguardar a que, en lugar de ver un capítulo semanal y tener que estar pendientes a la emisión del siguiente, finalice la temporada para ver todos los capítulos de golpe, o por lo menos, no tener que esperar una semana para ver que ha pasado cuando termina un episodio.

La tecnología que hace inteligente a la televisión

Lenovo Cast

Cuando hablamos de televisión inteligente, de Smart Tv, nos referimos a una televisión conectada a Internet. Los diferentes fabricantes han ido introduciendo diversas plataformas donde tenemos disponibles apps y acceso a Internet a través de un navegador. En muchos casos podemos echar de menos aplicaciones que no están en la plataforma de nuestro fabricante, la respuesta del televisor es lenta o no podemos ver determinados contenidos como en un ordenador.

Esto se puede solucionar a través de dispositivos externos que nos ofrecen una capacidad de conexión mejorada o, en el caso de que nuestra televisión no tenga acceso a Internet, la respuesta para transformarla en la televisión conectada que deseamos. Un ejemplo es el Lenovo Cast un dispositivo que te ayuda a llevar los contenidos desde tu smartphone o tablet a la pantalla del televisor. Pero no sólo se queda aquí, sino que con el uso de las tecnologías DLNA y Miracast podemos llevar a la pantalla de nuestro televisor el escritorio del ordenador.

El Lenovo Cast se conecta al televisor a través de una conexión HDMI 1.3, luego se conecta a nuestra red WiFi, de forma que cualquier dispositivo que esté conectado a esta misma red inalámbrica puede enviar contenidos al televisor. Es una de las formas más sencillas de disfrutar de todos los contenidos a los que ya estamos habituados en nuestra tablet o teléfono en una pantalla de mayor tamaño. El alcance que podemos tener es de aproximadamente 20 metros, más que suficiente para la mayoría de los hogares, aunque lo normal es que estemos sentados enfrente del televisor con el dispositivo desde el que queremos transmitir.

Otra alternativa es utilizar el Lenovo Ideacentre Stick 300, un completo ordenador que viene en formato miniPc, algo mayor que una memoria USB y más pequeño que un smartphone. Se conecta al televisor a través del HDMI y se alimenta con otra conexión a un puerto USB. Es un completo ordenador que tenemos conectado a nuestro televisor, que podemos utilizar cómodamente con un teclado y ratón wireless. Tenemos toda la potencia y flexibilidad que nos ofrece un ordenador con Windows y a la vez no ocupa nada de espacio ni hace ruido.

Tiene un procesador Intel Atom Z3735F a 1,3 GHz, 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno, además de un puerto USB, a través del que podemos conectar un disco externo o un hub USB si necesitamos más puertos. También dispone de una ranura para tarjetas microSD. Si le conectamos un teclado y ratón aprovechando su conexión Bluetooth redondeamos todo el conjunto para tener un ordenador completo conectado al televisor.

Las cadenas de televisión cambian su modelo

Ideacentre-stick-300

Esta evolución de la televisión conectada ha llevado a las cadenas a replantearse su posicionamiento en Internet. Si al principio eran reacias a ofrecer contenido accesible por la red de sus emisiones, para no perder audiencia en el momento de la emisión, hoy en día prácticamente todas explotan Internet como un canal más para sus espectadores.

Fidelizan a sus espectadores gracias a sus contenidos que se emiten a través de la web, de apps para smartphones y tablets, que ofrecen contenidos premium o la posibilidad de adelantarnos a la emisión del capítulo de una serie, por ejemplo, con diferentes modelos de pago. Pero también las redes sociales juegan un papel importante en este nuevo fenómeno fan, donde las propuestas de los espectadores son escuchadas y debatidas, o a veces, hasta incorporadas a las tramas. La parrilla se ha vuelto flexible, más elástica, lo que muchas veces lleva a replantearse la audiencia como una suma, de la emisión, más las visualizaciones a través de Internet.

Y un nuevo sistema de ingresos basada en publicidad segmentada

También cambia el modelo de publicidad, donde poco a poco los anunciantes ven que tienen a un público muy fiel en Internet, donde mientras en la emisión de televisión muchas veces se desconecta o se cambia de canal, los anuncios que se intercalan en las emisiones a través de internet se consumen sin posibilidad de interrupción. Quizás aquí es un terreno donde se puede explotar mucho más y sacar más partido, segmentando en función de los intereses de cada espectador el tipo de publicidad que le pueda interesar.

Si tenemos en cuenta los ingresos por publicidad que obtienen canales como YouTube es un buen motivo para ver en esta fórmula el futuro de la financiación de la televisión online. Un usuario registrado, que ofrece información en su perfil, que conecta con las redes sociales, tiene más definidos sus gustos. Permite segmentar la publicidad, hacer que los anuncios de una maquilla de afeitar, por ejemplo, sólo los visualice el sector masculino.

Los anunciantes tendrán un índice de conversión mayor, razón por la cual acabarán pagando más por sus anuncios, tal y como ocurre en los anuncios dentro de Google, de YouTube y también en la televisión online llegará este modelo de negocio, donde las perspectivas son que el aumento de la inversión en publicidad en Internet supere a la televisiva en poco más de tres años.

En Blog Lenovo | Lenovo MIIX 3, probamos el convertible perfecto para llevar contigo de vacaciones

Imágenes | Paul Townsend

Etiquetas: