“La Liga de Videojuegos Profesional española es la mejor de eSports a nivel europeo”. Entrevista a Asier Hierro

baskonia-esports-disband

Los deportes electrónicos han supuesto una verdadera revolución a todos los niveles. Han zarandeado los cimientos de la industria del videojuego tal y como la conocemos, llevando a los medios nombres propios y equipos estrella que amasan fortunas por competir. Hoy día hablar de ‘League of Legends’ es hablar de toda una institución. Aunque hemos tardado más de la cuenta, en España estamos logrando un entramado social y sindical puntero en Europa. La LVP (Liga de Videojuegos Profesional) ha puesto todos sus esfuerzos por consolidarse como entidad. Con una final retransmitida en abierto en TVE, con espacios exclusivos en las principales cabeceras deportivas, el e-sport por fin se toma en justa consideración.

Baskonia ha sido una firma pionera al incluir una división electrónica dentro de su estructura interna. Entrevistamos a Asier Hierro Sáenz de Urturi, quien ha trabajado en calidad de manager del equipo vitoriano, concretamente con la citada sección de deportes electrónicos. Durante el último año ha gestionado el proyecto del equipo, atendiendo las necesidades de sus jugadores, y ayudando tanto a diseñar la estrategia de Baskonia eSports como su futuro dentro de esta industria en pleno crecimiento. Un equipo que ahora vive una etapa de cambios para adaptarse a los nuevos retos.

Asier

Preguntamos a Asier si percibe una gran brecha al cruzar la frontera en cuanto a infraestructura. ¿Qué pasos quedan por dar en España?

Asier: «Los pasos que se están dando son bastante positivos. En Gamergy contactaron con nosotros y otros equipos desde el extranjero, para ver qué tal estamos trabajando, para saber qué estamos haciendo los propios clubs. Me consta que también contactaron con la Liga de Videojuegos Profesional para obtener ese feedback y ellos poder mejorar. Porque, de hecho, a nivel europeo la LVP es la mejor liga. Los e-sports tienen los recursos que tienen, pero es de mucho mérito lo que la LVP está logrando. De aquí a unos años, si las cosas siguen tal y como se están haciendo, van a ser un referente mundial».

Uno de los peajes ineludibles radica en el sueldo base: que todo aquel que compita cobre un salario mínimo.

Asier: «Eso está aún por desarrollar, pero se están dando los pasos. Nosotros hacemos contratos con la Seguridad Social a parte del nuestro propio, y sí que se está luchando por reglamentar todo esto y proteger al jugador, que hasta hace algún tiempo era un tanto caótico. Algunos clubs que están empezando se tienen que adaptar, sobre todo aquellos que no tienen tanto apoyo de patrocinadores. Porque al final todo esto se traduce en tiempo. Y el tiempo es dinero».

¿Qué diferencias has percibido entre el rol de jugador y el de coach? ¿El salto de jugador a entrenador es sencillo o no todo el mundo vale?

Asier: «No es fácil. Es como en cualquier deporte. Ser el mejor jugador de fútbol del mundo no significa que vayas a ser el mejor entrenador del mundo. Cada puesto tiene sus distintas funciones y particularidades: se darán casos de jugadores que nunca sean entrenadores y viceversa. Nosotros tenemos a Alvar —el mallorquín AlvarAraneae” Martín, antiguo coach en Origen— que es uno de los mejores jugadores de LoL del mundo y luego el paso que ha dado, sencillo para él porque es un líder nato, pero que además comprende mucho el juego. Y eso lo sabe trasladar al escenario, entiende con inteligencia el juego desde fuera y dentro».

Dicen que a cierta edad ya todo está perdido. Que los reflejos te traicionan y mejor entrenar que ser entrenado. Esto suena un tanto cruel. ¿Estás de acuerdo? ¿Puede darse, como en otras disciplinas deportivas —golf, F1, tenis—, un caso de jugador veterano, sobre los 35 años, compitiendo entre la élite de las ligas internacionales?

Asier: «Sí, pero a su vez los jugadores con mayor edad son más “pillos”, y saben jugar, digamos, mejor. Sí que es verdad que en este deporte los jugadores se retiran mucho antes, por cuestión de reflejos y agilidad en los dedos, pero eso se puede contrarrestar en una visión más inteligente del juego y un conocimiento mayor. Mira por ejemplo al señor Motroco —Mario “Motroco” Martínez, una auténtica leyenda del LoL que ha pasado por equipos como Giants, TMC o MaximuM—, la exhibición que ha dado en su último partido como jugador, y cómo se han disipado completamente las dudas que hubiese en torno a él en un principio. Cómo día tras día jugaba y superaba a sus rivales. Hay jugadores que con 19 años ya tienen ese conocimiento adicional y otros con 24 o 25 son muy buenos técnicamente pero nunca llegan a comprender del todo el juego en sí. Yo, lo que recomendaría a jugadores que quieran seguir en este mundo, es que aprendan a analizar el juego, que aprendan tanto cuanto puedan, y eso les puede alargar bastante la vida en los e-sports».

Riot

Como manager, ¿cuánto tiempo crees que necesita un equipo para trabajar como tal y lograr su máximo nivel competitivo que le permita ganar a los mejores? ¿Es una carrera a corto o largo plazo? Teniendo en cuenta que muchas veces surgen fichajes que rompen la estabilidad de la formación, bajas…

Asier: «Hablando con gente que sabe de esto más que yo coincide en que los jóvenes son los que mejor se adaptan a esto y que, llegados a una determinada edad, si no has dado el salto profesional, es muy complicado dar ese salto a las competiciones europeas. Estamos viendo casos de chavales con 15 y 16 años que ya han intentado subir hasta la LCS —la League of Legends Championship Series Europe— y que, por temas de legislación, no han podido entrar. Pero están ahí para dar el salto en cuanto tengan la edad reglamentaria».

Porque se podría decir, en cierta medida, que son niños.

Asier: «Sí, sí. Es un caso parecido al del tenis. Son gente muy joven y que llegan al top con 17 o 18 años. Luego no es tanto el llegar, que también es muy complicado, sino mantenerse; tener la capacidad de trabajo, sacrificarse, de entrenar más que nadie y comprender el juego, para comunicarte, para que tu propio ego no sea un enemigo para los demás. Es un tema recurrente en los equipos, pero sobre todo llegando con 16 años, cuando crees que ya eres el rey del mundo y aún te lo tienes que seguir ganando. Aún tienes que trabajar mucho. Ahí tienes a xPeke —el murciano Enrique “xPeke” Cedeño Martínez actual AD Carry en Origen— que sigue y sigue un montón de años».

Entonces, ¿dónde está el techo de un profesional? Donde digas: ya está, de aquí no se puede ascender más. ¿Apadrinado por algún magnate chino, compitiendo en EE. UU. o simplemente siendo feliz con algunos éxitos modestos?

Asier: «Los deportes electrónicos, al final, son un calco de los deportes convencionales. Todas estas preguntas surgen en cualquier otro deporte: fútbol, baloncesto, en cualquier disciplina donde se compita. Al final los clubs, lo que creo que van a tender a hacer, es tener una red de ojeadores, tal y como sucede en el fútbol, viendo partidas y partidas, streamings, e ir intentando captar futuros talentos. Cuanto más joven mejor lo podrás entrenar y formar para tu equipo».

AnouC

El talento no entiende de género. ¿Dónde está el género femenino? ¿Tienen presencia residual porque no hay calidad para competir al mismo nivel? ¿Es culpa de la propia infraestructura que ellas estén tan relegadas?

Asier: «Cuando yo entré en Baskonia había una chica compitiendo en ‘Counter-Strike: Global Offensive’ y la realidad es que talento hay. Creo que en la actualidad los clubes están buscando más mujeres para competir, no creo que sea una cuestión de clubs ni de infraestructuras. Nuestra manager en CS:GO, Ana Oliveras “aNouC”, ha sido una enorme profesional durante 10 años. Es más una cuestión de cantidad que de calidad. De cada 10 jugadores, diría que 9 son hombres. Por tanto es más fácil que salgan hombres en los tops. Es un tema de números: si se potencian los equipos mixtos, dentro de unos años veremos muchas más mujeres compitiendo».

Hace unos meses fue noticia que el equipo Team YP fue descalificado por estar vinculado, vía sponsor, a determinadas industrias. ¿Crees que las leyes deben aplicarse de manera estricta o crees, desde la posición de los jugadores, ahora desamparados, que debería haber cierto margen de diálogo y permisividad? De hecho, Team YP ha intentado “desvincularse”.

Asier: «Una cosa es regularizar la competición, bajo unas reglas comunes para todos los jugadores, y otra cosa es que, por políticas internas de Riot como publisher —Riot Games, autora del juego League of Legends—, no se permita el anuncio y la financiación de páginas X, casas de apuestas, etcétera. No estoy muy de acuerdo pero si quieres competir tienes que aceptarlo, está en sus bases. Nosotros en el resto de disciplinas deportivas tenemos un patrocinador que no podemos poner en competiciones de la Liga de Videojuegos Profesional o Riot, mientras que en el fútbol o el baloncesto no nos ha dado ningún problema. Una empresa puede apostar sobre cualquier cosa, sobre a qué hora vas a llegar al trabajo, quién va a ganar las Elecciones Generales… aunque se intenten limitar esas apuestas. Porque es un tema que, imagino, va contra la libre competencia en la Unión Europea. Si un equipo quiere emprender esa vía veremos hasta qué punto se sustenta legalmente esta prohibición».

Baskonia parece un lugar ideal, que entienden el deporte electrónico y las sinergias del mismo. Como equipo, ¿es este el camino a seguir, menos palabras ampulosas y más acuerdos legales que consoliden la presencia del e-sport en el organigrama natural del deporte nacional? ¿Qué está haciendo bien Baskonia que no están haciendo bien los demás?

Asier: «Nosotros lo que queremos transmitir a nuestros jugadores son los valores y la experiencia que ya disponemos en fútbol y baloncesto. Queremos dar a entender eso. Somos, por ejemplo, el equipo que más jugadores ha llevado a la NBA —cinco estrellas en la actualidad, entre ellos José Manuel Calderón—. Queremos trasladar esa filosofía, esa forma de entender los deportes, en general, que esto se saca adelante con un trabajo duro, constante y, sobre todo, con talento. Desde un principio eso es lo que hemos defendido en los deportes electrónicos.

El problema es que sigue habiendo un salto entre los jugadores de otras disciplinas y los e-sports. Es algo que hemos hablado muchos managers, de muchos clubs. En ese sentido tenemos que reformular la idea y traducirla bien, para competir con garantías para subir hasta las ligas europeas».

Baskonia Logo

Hablemos de factores que no se ven de cara al público. Hasta donde sabemos el equipo se va a reiniciar y podría decirse que, en cierta medida, habéis pagado la novatada.

Asier: «Hemos tenido muy mala suerte. Al principio parecía que todo marchaba muy bien y, de repente, uno de nuestros jugadores decide que se quiere marchar. A partir de ahí, la química que había en el equipo, el trabajo, el entrenamiento previo, todo hay que volver a replantearlo. Se dan distintos cambios, más mala suerte cuando uno de nuestros chicos se rompe la muñeca y llegamos a la segunda fase de la liga con un equipo nuevo y sin tiempo para entrenar. Todos estos problemas, sumado a algunos asuntos internos, han hecho que no lleguemos a las finales como tendríamos que llegar, por plantilla, por presupuesto y por el trabajo que hemos realizado previamente. Hemos pagado algunos platos rotos porque, simplemente, muchas veces se dan circunstancias de mala suerte, sin más».

Esta es la razón por la que no habéis podido asistir a Dreamhack Valencia. Existe cierta idealización, cuando el coste a nivel emocional es alto. Igual deberían rebajarse las expectativas o pensar con mayor sosiego los compromisos profesionales.

Asier: «Se hace disband del equipo porque creemos que a veces es mejor hacer borrón y cuenta nueva que esperar a que las cosas que arreglen por sí solas. Pero seguimos con el proyecto; debemos replantear sobre todo la estructura interna, para empezar el siguiente split lo mejor posible.

Queremos seguir. Es un mundo que nos gusta mucho, creemos que hay que empezar a crear academias, instruir a chavales desde jóvenes e inculcar los valores que tienen en otros deportes. Vamos a intentar crear cantera y sobre todo educarlos desde el compromiso, el esfuerzo, que es algo que falla más en los deportes electrónicos. Porque estamos avanzando desde la Liga de Videojuegos Profesional en infraestructura, la liga está yendo por buen camino, en cuanto a contratos y reglamentos, pero falta que los jugadores den ese pasito en cuanto a profesionalidad y compromiso».

Etiquetas: