Cómo conectar dos routers para tener una velocidad de vértigo

 

Imaginemos la situación. Nuestra compañía telefónica nos ha instalado un router fantástico que soporta varias redes. Su gestión es sencilla y muy completa, pero tiene un pequeño detalle: su alcance WiFi no es el que desearíamos.

Ya sea por causas propias del router o porque no hemos podido situarlo en una localización idónea, el caso es que podemos solucionar este problema. Tan solo necesitaremos un segundo router. Nos servirá uno viejo que tengamos por casa o alguno barato que compremos de segunda mano.

Cómo conectar dos routers para tener una velocidad de vértigo

 

Vamos a ver cómo mejorar nuestra conexión WiFi mediante una conexión ‘en cascada’, es decir, conectando dos routers. Con esto, lo que conseguiremos es mejorar el rendimiento del router principal y expandir la red inalámbrica.

Conectar dos routers mediante cable

Existen dos maneras de conectarlos: por cable o por WiFi. En el primer caso, podremos elegir entre una conexión LAN a LAN o una LAN a WAN. Una conexión LAN a LAN (Local Area Network o Red de área local) extiende la red, con lo que podremos conectar más dispositivos y, así, compartir archivos de una manera más cómoda.

Cómo conectar dos routers para tener una velocidad de vértigo

Una conexión LAN a WAN (Wide Area Network o red de área amplia) lo que hace es crear una red secundaria (LAN) dentro de la principal (WAN), con lo que podremos controlar mejor qué dispositivos se conectarán a cada red (por ejemplo, dejando la LAN para los gadgets de nuestros hijos). En este caso, no podremos compartir archivos directamente.

Conectar dos routers inalámbricos

El método preferido por la mayoría. Lo que debemos comprobar antes de empezar es si nuestros routers son compatibles, es decir, si el router secundario posee la capacidad del modo “puente” (bridge) o “repetidor” (repeater).

Como router primario debemos elegir al más potente para que la señal llegue más lejos y con mejor calidad. En el secundario, tendremos que especificar una dirección IP dentro del rango del router primario. Por ejemplo, si la dirección IP del router primario es 192.168.1.1, ingresamos 192.168.1.50 u otra dirección dentro del rango del DHCP del router primario.

Después, hemos de asegurarnos de que la máscara de subred sea idéntica al router primario, que tengan el mismo SSID. Y que la seguridad sea de la misma clase (WEP, WPA, WPA2) y con la misma contraseña.

Para una mejor calidad y velocidad de la señal, colocaremos el enrutador adicional en un lugar donde reciba al menos el 50% de la fuerza de la señal del router primario.

ThinkPad T490s

 

Para aprovechar al máximo nuestra nueva red inalámbrica, lo ideal es un dispositivo como el ThinkPad T490s, que nos ofrecerá toda la potencia que necesitemos en cualquier situación (en casa o en el trabajo) y una autonomía de hasta 20 horas.

 

Con tan solo 1,49 kg y 17 mm de grosor, el T490s nos ofrece portabilidad y rendimiento: pantalla Full HD de 14”, procesador Intel Core i5/i7 con vPro de 8ª generación, tarjeta gráfica Intel UHD 620, memoria RAM de hasta 32 GB y disco de estado sólido de 512 GB, mucho más rápido (unos 200 MB por segundo, en comparación con los 50-120 MB por segundo de otras unidades) y más silencioso.

Etiquetas: