batería nuclear

Baterías nucleares en miniatura, ¿son el futuro para no depender del litio?

50 años funcionando sin parar.

Puede que con la construcción actual de los teléfonos móviles muchos se hayan olvidado que debajo de la tapa hay una batería. Esta es capaz de ofrecerte horas y horas de uso del dispositivo, aunque es cierto que de vez en cuando toca cargarlo para seguir usándolo. Puede que más de uno le dé pereza ese procedimiento de enganchar el cable USB-c a la base del terminal o dejarlo que cargue por inducción, y esto se puede acabar en el momento en el que lleguen las baterías nucleares. 

Sí, aunque no te lo creas, este proyecto existe y puede que más de uno sea reticente a tener cerca de su cuerpo una batería con capacidades radiactivas por lo que pueda pasar. ¿Serán seguras?.

¿El futuro del litio es la energía nuclear?

En los últimos años han habido muchos materiales que han sido casi indispensables para nuestra vida diaria. Podemos hablar del grafeno, un material extraído del grafito que destaca por sus capacidades tan polivalentes desde su flexibilidad hasta su capacidad para transmitir electricidad. Pero hay otro que también llama mucho la atención y ese es el litio. Su extracción es algo peligrosa y también puede causar graves daños si no se manipula con cuidado y alcanza temperaturas excesivas.

raton smartphone teclado

Pero a día de hoy los casos en los que ocurren son contados ya que los fabricantes de baterías se esmeran para fabricarlas de la forma más segura tanto en el proceso de elaboración como su posterior uso por parte de todos los usuarios. Sin embargo, los recursos son limitados y por eso hay quien busca alternativas para que el día de mañana una batería dure más incluso que una de litio.

Lo curioso es que la respuesta a este dilema pasa por la energía nuclear. Y es que como te contábamos al principio de este artículo ya existen pilas nucleares que pueden ser insertadas en un teléfono móvil y hacer que funcionen durante años sin que tengas que cargarlos. Este es el propósito de la startup china llamada Betavolt, la cual ya fabrica sus propios productos en el mercado de la energía y que ahora parece que se quiere atrever con algo novedoso.

La compañía dice que es capaz de crear una batería tan pequeña como una moneda cargada de 63 isótopos nucleares capaces de llegar a los 50 años de duración sin necesidad de carga. Esta es capaz de generar 3V y 100 microvatios de potencia, aunque puede que el año que viene sea capaz de ofrecer una batería hasta 10 veces más potente.

¿Qué usos tendría esta batería radiactiva?

No cabe duda que tener una pila que te dure nada menos que 50 años sin que la cargues es todo una mejora. Se acabaría eso de cargar varias veces en semana tu teléfono móvil y lo mejor de todo es que los fabricantes se despreocuparían de un problema tan grande como es el espacio que ocupa las baterías en el interior de los teléfonos móviles el cual es mucho si lo comparamos con el resto de componentes.

batería nuclaer intro

La idea parece fantástica, pero sentimos decirte que la propuesta de la compañía va mucho más lejos que el uso del usuario de a pie. Y es que la intención es utilizar este tipo de baterías de muy larga de duración en sectores como la industria aeroespacial, los equipos con inteligencia artificial o incluso pequeños robots que requieran de una autonomía constante para funcionar sin necesidad de pasar por una estación de carga.

Otro campo de especial interés también sería el médico, el cual podría colocarse en implantes cocleares o incluso marcapasos que ayudarán a que las personas no tengan que pasar de nuevo por el hospital para reemplazar la batería.

Pero ¿Es segura?

Y aquí está la preocupación real de todos los usuarios al escuchar que un teléfono móvil podría llevar en su interior una batería nuclear. Ciertamente es un problema que a cualquiera le llama la atención, ya que si una batería de litio está dañada puede causar una explosión dependiendo de su tamaño y en el caso de una nuclear los daños podrían ser más graves.

Sin embargo, desde Betavolt dicen que la batería es segura ya que está diseñada por capas. Y esto no es lo único que promete ya que al parecer su proceso de desintegración es respetuoso con el medio ambiente y además no es nocivo para el ser humano. Llegado al final de su vida esta se transforma en un isótopo estable de cobre que para que no lo sepa no es radiactivo.

Total
0
Shares
Anterior
Así se puede ver el cerebro con este mapa de conexiones
mapa cerebro conexiones

Así se puede ver el cerebro con este mapa de conexiones

Se ha obtenido 1,4 petabytes de informaicón

Te puede interesar