men

Este implante de papel puede ayudar a combatir el Parkinson

Un parche que envía señales eléctricas al cerebro.

El mundo de la medicina avanza a pasos agigantados y eso ayuda a que con el paso del tiempo las personas tengamos más probabilidades de solucionar problemas que antes parecían insalvables. Y es que día de hoy sigue habiendo muchas enfermedades con las que es muy difícil lidiar como es por ejemplo el Parkinson. Y en su caso tenemos buenas noticias ya que hay un nuevo implante que es capaz de reducir sus efectos.

Se trata de un implante de biopapel que es capaz de colocarse en el cerebro y emitir pequeñas señales eléctricas con las que evitar los temblores que sufren los usuarios.

Una nueva herramienta para combatir el Parkinson

A día de hoy, el Parkinson tiene algunos tratamientos que pueden ayudar a paliar sus efectos. Parte de la terapia para controlarlo consiste en el uso de pequeñas descargas que ayudan a controlar los movimientos involuntarios, pero no es una tarea muy estética ni efectiva ya que es necesario perforar el cráneo del paciente para colocar electrodos con los que suministrar esa electricidad. Esto es lo que se conoce como estimulación cerebral profunda, pero lo cierto es que hay una nueva terapia que puede ayudar a muchas personas.

men parkinson

Todo ha sido gracias al estudio del  Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Uhlan (UNIST), donde se ha desarrollado un biopapel que se puede activar de forma inalámbrica y que es capaz de dar esas señales al cerebro cuando se necesite. Lo mejor de este invento es que es un papel biodegradable, por lo que no está hecho con materiales que dañen la materia gris ni permanecen en ella de manera permanente. Concretamente, está formado por las llamadas MEN, que son nanopartículas magnetoeléctricas que son las encargadas de generar ese campo eléctrico cuando se necesita

Por lo que cuenta Jun Kyu Choe, el autor principal del estudio, “el material desarrollado ofrece opciones de tratamiento personalizadas adaptadas a las necesidades individuales y características físicas, simplificando los procesos de tratamiento, mejorando la flexibilidad y la versatilidad en aplicaciones clínicas basadas en estimulación eléctrica“.

Un papel que se adapta a todas partes

Una de las cosas que llama la atención del MEN es que tiene unas capacidades asombrosas más allá de una capacidad de funcionar de lo más interesante. Y es que en las pruebas que se han realizado, se ha podido comprobar que se adapta con precisión a cualquier forma donde se coloque. Esto permite que sea un tratamiento de lo más interesante a la hora de trabajar con pacientes con Parkinson.

De hecho, sus características le permiten no solo adaptarse a la forma del órgano también llegar a partes mucho más pequeñas donde puede actuar de mejor manera. Y es que el papel puede llegar incluso hasta las conexiones entre las neuronas, permitiendo que sea sencillo repararlas gracias a la electroestimulación. Veremos si en el futuro este se convierte en una solución permanente para todos aquellos que padecen esta enfermedad y a los que les puede ayudar a llevar una vida mucho más normal.

Total
0
Shares
Anterior
Escribir en el espacio: ¿por qué no sirven ni los bolis ni lápices convencionales?
boli

Escribir en el espacio: ¿por qué no sirven ni los bolis ni lápices convencionales?

Un boli muy bien preparado

Te puede interesar