metro

Los médicos están más convencidos de que el IMC no determina una vida saludable

Puedes estar saludable independientemente de tu peso.

Una de las cosas en las que más se centran las personas es en su aspecto físico. Y no, no hablamos de la estética, que también podría ser un tema interesante, también lo decimos por el apartado del peso que es más recurrente. Sin embargo, hacer un cambio de estas características puede ser muy drástico si no se cuenta con la ayuda de un especialista que no se base en una sola técnica de medición.

Y es que durante años el Índice de Masa Corporal (IMC) ha sido una forma fácil y rápida para determinar si una persona estaba en un buen peso, pero la realidad es que hay más formas y más precisas de determinar cuántos kilos tienes que bajar.

El IMC en tela de juicio

Saber que estás en un buen momento de salud es importante para todo el mundo, pero en ocasiones se puede convertir en una obsesión muy grande. Tanto que se han determinado ciertos números asociados a tu edad, peso y altura que debes tener en cuenta si quieres estar dentro de ese grupo de los que tienen un cuerpo dentro de lo saludable o normal que lo llaman algunos.

El caso es que estos números los aporta el llamado IMC, que es un método de medición rápido para determinar en qué punto de salud se encuentra una persona. Esta se divide en varios estamentos que son insuficiente, normal, sobrepeso y obeso. Lo ideal es estar en un IMC normal, por lo que a muchos les puede causar problema que la aguja les coloque en el lado del sobre peso con facilidad. Pero lo cierto es que cada vez hay más profesionales que reniegan el IMC para determinar una vida saludable.

Y es que, aunque no te lo parezca, este concepto que lleva con nosotros nada menos que 200 años para determinar el cuerpo promedio, no debe ser la herramienta principal para saber cuántos kilos tienes que perder próximamente. Y esto es importante tenerlo en cuenta más allá de que cada cuerpo es diferente así como los hábitos de la persona.

De hecho hay otros factores determinantes que son incluso más importantes que esta medición como pueden ser el porcentaje de grasa corporal y su distribución. Pero hay otro factor que destacan en The Conversation y no es otro que el de la demografía. Y es que en el momento en que se estableció supuso una estandarización de lo que debían ser las personas pero no ha tenido en cuenta ni género ni tampoco la raza, dos puntos que a riesgo de parecer diferenciadores para la sociedad a ciertos niveles lo son en constitución corporal.

¿Cómo saber cuánto es una bajada aceptable de peso?

Lo primero que debes tener en cuenta cuando se trata de una bajada de peso es que, como te decíamos, el IMC no vale. Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con un especialista que estudie tu caso más allá de lo que diga la medición en primera instancia. De hecho, aunque se haga es una referencia que no tiene nada que ver con el método posterior que te ayudará con el tiempo a mejorar tu salud si es eso lo que estás buscando.

En este sentido, se suele proponer una bajada de entre el 5 y el 10% del peso actual, pero solo en esos casos donde de verdad es necesario. Y no solamente eso, tomar medidas para saber dónde está la grasa localizada en el cuerpo y comprender su influencia en la vida cotidiana es muy importante, así como lo es la importancia de lo que una analítica te puede ofrecer con datos de presión arterial, azúcar en sangre o incluso el colesterol.

Total
0
Shares
Anterior
Este remedio evitará los opiáceos para tratar el dolor nervioso

Este remedio evitará los opiáceos para tratar el dolor nervioso

Nuevos fármacos en camino

Te puede interesar