Origen del ‘doodle’ de Google, anécdotas y curiosidades

No siempre aparecen, pero cuando lo hacen nos sorprenden, alimentan nuestra curiosidad y nuestra sed de conocimientos. Nos divierten, en definitiva. Son los doodles de Google, esas ilustraciones más o menos interactivas con las que el buscador no solo adorna su página de portada, sino que busca aumentar su prestigio a través del conocimiento. ¿Cuál es su historia y cuáles han sido los más celebrados? A continuación, todo lo que debes saber sobre el origen del doodle.

Índice

Origen del doodle

Si buscamos el significado de doodle en el Oxford Dictionary, el resultado puede sorprendernos si tenemos en mente las ilustraciones elaboradas que podemos ver en Google. Dice así: «una línea, forma, etc. que dibujas mientras estás aburrido o pensando en otra cosa». Efectivamente, en español doodle podemos traducirlo como ‘garabato’.

Y es que fue eso, un garabato, lo que estaban haciendo los ‘padres fundadores’ de la empresa americana para modificar su logo un 30 de agosto de 1998, cuando Larry Page y Sergei Brin querían decir a los usuarios de Google que estaban fuera de la oficina. Esta expresión, en inglés, se dice out of office (OoO), y es muy usual utilizarla como mensaje automático a clientes, compañeros de trabajo y proveedores para informar de que no se está pendiente del correo electrónico durante un tiempo. Así que lo que hicieron Brin y Page fue poner detrás de la segunda o un monigote para que el conjunto se pareciera a esas siglas: OoO. Tras esta causa, tan mundana a simple vista, está el origen del doodle.

Dos años después, los jefes pidieron al actual webmaster de la empresa Dennis Hwang que les hiciera un dibujito para conmemorar el día de la Toma de la Bastilla de París. Fue entonces cuando, con todas las de la ley, se creó el primer doodle.

Origen del doodle: el primero ya había nacido

Efectivamente, el primer doodle de Google ya había visto la luz y recordaba la Revolución Francesa. Así es como lucía en la portada del buscador el 14 de julio de 2000. Como podemos comprobar, se trata de una versión muy tosca y primigenia de estas ilustraciones, a diferencia de las de ahora.

Origen del doodle

En cualquier caso, el doodle fue un éxito instantáneo entre los usuarios de Google: ya que iban a entrar de todos modos a buscar algo en internet, ¿por qué no aprovechar para ilustrar la portada con acontecimientos relevantes a través de bonitos dibujos que recuerden un hecho histórico importante? Además, Dennis Hwang pasó a ser, en ese preciso momento, el doodler oficial de la empresa. En un principio su objetivo era hacer diseños para conmemorar festividades populares (que, asimismo, solo se mostraban en las versiones locales de la web). Hoy día representan un gran número de acontecimientos y aniversarios de todo tipo. También ha crecido el departamento responsable, con un equipo específico de ingenieros e ilustradores de sobrado talento: los doodlers, quienes han creado ya más de 5000 dibujos para todo el mundo.

Igualmente, son estos trabajadores quienes deciden qué se ilustra. En algunos casos se consulta directamente a los usuarios para determinar cuál es el doodle más adecuado para un día específico. Y si una mañana no hay un dibujo en nuestra página, puede ser normal: en otra parte del mundo lo tendrán. Si lo quieres ver, solo tienes que poner en el buscador «doodle de hoy», y voilà, ahí lo tienes.

Un archivo de doodles

Efectivamente, más de 5000 doodles ya se han publicado en Google, un vasto archivo de diseños que puede ser interesante descubrir por primera vez o, simplemente, disfrutarlos otra vez. ¿Podemos consultar un archivo donde estén todos? Sí. La misma página que nos sirve para descubrir el doodle del día nos ayuda a descubrir su propia hemeroteca. Si pinchamos sobre cualquiera de ellos, nos aparecerá el diseño en tamaño grande, lo que conmemora y la evolución de ese mismo doodle con el paso del tiempo. Un modo muy atractivo de ver cómo han cambiado estos dibujos en estas más de dos décadas de existencia.

Doodles: mucho más que ilustraciones

Los doodles dejaron de ser, simplemente, un dibujo de portada para convertirse en un elemento interactivo del que los usuarios pueden formar parte. Los diseñadores aprovechan las festividades más populares, como Navidad o Halloween, para diseñar ilustraciones más elaboradas. Célebre fue el caso de las olimpiadas de Tokio: Google se marcó un tanto al crear uno que era, en sí mismo, un videojuego completo y de muy buena calidad. Aún se puede jugar si entramos en este enlace.

Como curiosidad, cabe decir que en el año 2000 se publicó el primer doodle animado de la historia: fue obra de la ilustradora Lorie Loeb y constaba del logo de Google en el que las dos o se habían sustituido por dos calabazas que movían la boca y los ojos. También destaca el primer interactivo, el que se conmemoraban los 30 años del videojuego Pac-Man en 2010.

Imagen de portada | Google

Más en el blog de Lenovo | La femme fatale del cine que se aburrió de Hollywood e inventó la wifi: la historia de Hedy Lamarr no tiene desperdicio

Más en el blog de Lenovo | 11 trucos para buscar en Google como un profesional