5 configuraciones de tu router para mejorar tu conexión y seguridad

No basta con conectarnos al router que nos ha instalado nuestra compañía. Es necesario realizar algunos ajustes para navegar de la forma más rápida y segura. Vamos a ver los cinco ajustes básicos que debemos realizar nada más conectarnos a un nuevo router.

Cambiar el nombre de red y la contraseña

Accederemos a los ajustes del router de la forma habitual: en nuestro navegador ingresaremos la dirección 192.168.1.1 o 192.168.1.0 y nos pedirá el Login de administrador y la contraseña. Buscaremos el apartado de conexión inalámbrica, donde podremos cambiar tanto el nombre como la contraseña. Recordemos que ésta debe ser lo suficiente segura como para que no sea fácil descubrirla.

Cambiar el ajuste de seguridad

Establecer una buena contraseña solo es el primer paso de nuestra seguridad. También debemos utilizar el protocolo más seguro posible. En los ajustes de nuestro router veremos que podemos elegir entre WPA, WEP o WPA2. El WEP es más antiguo y, por tanto, menos seguro, por lo que deberemos elegir el WPA o WPA2 (una mejora sobre el WPA). Si a esto le sumamos en cifrado avanzado (AES), estaremos mucho más seguros y protegidos en nuestra red WIFi.

5 configuraciones de tu router para mejorar tu conexión y seguridad

Elegir la frecuencia

Si nuestro router es nuevo, lo más probable es que emita en dos frecuencias: 5 GHz y 2.4 GHz y ambas deberían estar activadas. La banda de 2.4 GHz está más llena porque es más antigua y porque la inmensa mayoría de los dispositivos tienen esta frecuencia (desde mandos a distancia hasta teléfonos). Si nuestro smartphone permite conectarnos a 5 GHz deberíamos elegir ésta, más rápida y potente, aunque con un alcance más corto.

Habilitar el control parental

También tenemos la responsabilidad de proteger a nuestros hijos y para ello, muchos routers traen un apartado llamado “Control parental” o algo similar. Normalmente este apartado permite asignar determinados dispositivos (mediante la dirección MAC) para que podamos realizar varios ajustes: limitar el tiempo de conexión, restringir el acceso a algunas páginas potencialmente peligrosas, establecer un horario sin conexión, etc.

Configurar una segunda red o red para invitados

Siempre que viene alguien a casa nos pide nuestra clave del WiFi. El problema es que no sabemos cómo es la seguridad de su terminal y, por tanto, puede ser el eslabón débil en la nuestra. Por eso es ideal activar una red para invitados para estos casos. En los ajustes del router, en la sección de conexión inalámbrica, buscaremos un apartado con un nombre similar a “Red de invitados” o “Guest Access. Dependiendo del fabricante tal vez podamos definir el nombre de la red, pero lo que podemos personalizar seguro que es la contraseña.

5 configuraciones de tu router para mejorar tu conexión y seguridad

Si realizamos estos pequeños cambios, nuestra red WiFi será mucho más segura, para nosotros y para los nuestros.

Etiquetas: