¿Cómo afecta el calor a nuestro smartphone?

Ha llegado el verano y, como ocurre en otras épocas del año, debemos tener cuidado con cómo la temperatura afecta a nuestros dispositivos, cada vez más sensibles. Y el calor afecta a nuestros smartphones más de lo que creemos. Vamos a ver cómo ccuidar nuestro teléfono en estas fechas tan calurosas.

Cómo afecta el calor a nuestro smartphone

Lo primero que notaremos cuando nuestro teléfono está caliente es, por supuesto, el calor que transmite a la carcasa, sobre todo en la parte trasera y dependiendo mucho del material con que esté construido.

En segundo lugar notaremos una bajada de rendimiento: el procesador sufre con el calor excesivo y reduce su funcionamiento para evitar daños mayores.

La batería es otro componente que sufre mucho con el calor, consumiéndose más deprisa que en circunstancias normales.

¿Cómo afecta el calor a nuestro smartphone?

Cómo evitar que nuestro smartphone se caliente más de la cuenta

Lo primero, y más obvio, es alejar nuestro teléfono de fuentes de calor: dejarlo a pleno sol cuando estamos en la calle, sentados en una terraza es un peligro para todos sus componentes. Como nos ocurre a nosotros, lo mejor es tratar de dejarlo a la sombra. ¡Y mucho cuidado si vas a la playa o dejarlo dentro de un coche al sol!

En segundo lugar, la principal fuente de calor de un dispositivo es su funcionamiento continuado y forzado. Aplicaciones en segunda mano, conexiones que tal vez no necesitemos en ese momento (Bluetooth, WiFi, GPS) hacen que el teléfono funcione forzadamente, lo que aumenta el calor interno.

Cuidado con la carga del teléfono. El proceso de carga de la batería genera calor y más si, a la vez, estamos utilizando el smartphone.

Por último, no coloques varios dispositivos juntos. Si uno de ellos se calienta por las razones que hemos apuntado, transmitirá el calor a cualquier otro dispositivo que esté junto a él.

¿Cómo afecta el calor a nuestro smartphone?

¿Cómo enfrío mi teléfono?

Si notamos que nuestro smartphone está más caliente de la cuenta debemos procurar enfriarlo. Te contamos cómo:

  • Apaga el teléfono – Siempre que podamos, lo mejor es “dejar descansar” nuestro dispositivo.
  • Quita la funda – Normalmente “respirará” mejor si le quitamos la protección que añadimos a nuestro teléfono.
  • Acercarlo a una fuente de frío – Con cuidado y precaución, podemos poner nuestro smartphone cerca de un ventilador o del aire acondicionado. Eso sí, el frío excesivo también es pernicioso.

Con estos consejos esperamos que tu smartphone no se caliente demasiado y puedas tener un largo verano usándolo.

Etiquetas: