Cómo aumentar la autonomía de la batería de tu portátil

Aumentar la autonomía de tu laptop es esencial para que te dure mucho tiempo. Es una de esas partes a la que le tienes que prestar una especial atención, por lo que debes contemplar cuidados generales para saber cómo ahorrar batería en tu portátil y alargar su vida.

  • No esperes a que el ordenador se quede sin batería para enchufarlo. Esperamos que este mito ya haya quedado desterrado porque desde hace mucho tiempo las baterías ya no responden de manera efectiva a este ritual. Las baterías de ion de litio funcionan mejor con cargas parciales: siempre es mucho mejor no dejar que baje del 30 % y tampoco llevarla más allá del 80 % porque se produce un sobreesfuerzo. Lo importante es no obsesionarse y enchufarlo y desenchufarlo cuando se precise. Lo mejor es, sin duda, ir a por un portátil de carga rápida, como Lenovo Yoga Slim 7i Pro y batería con hasta 19 horas de autonomía. No habrá jornada laboral que se te resista.
  • Puedes dejar tu portátil siempre conectado a la red, ya que estos equipos disponen de mecanismos de protección ante las sobrecargas. No obstante, antes de dejar tu ordenador siempre conectado, plantéate la posibilidad de adquirir una torre.
  • Si no vas a utilizar el portátil, guárdalo con una carga al 40 %: es la más estable para las baterías de ion de litio y la recomendada por los fabricantes.
  • Protege tu máquina de las altas temperaturas: es lo que más maltrata a las baterías. Si puedes, evita el sobrecalentamiento del equipo y, sobre todo, no lo almacenes en lugares demasiado calientes. Un buen ejemplo es evitar dejar el portátil en el maletero del coche aparcado al sol.

 

Existen otros trucos que puedes poner en práctica para aumentar la autonomía del portátil.

  • Desactiva wifi y Bluetooth. Todas las comunicaciones inalámbricas gastan bastantes recursos energéticos. Si no los vamos a utilizar lo mejor es desactivarlos.
  • Baja el brillo de la pantalla. Es uno de los elementos que más batería consume. Podemos bajarlo al nivel mínimo para realizar nuestra tarea.
  • Cierra los programas que no utilices. Todas las aplicaciones abiertas, aunque no las estemos usando, consumen recursos y esto reduce nuestra batería. Lo mejor es cerrar todo aquello que no estemos utilizando.
  • Emplea los perfiles de ahorro de energía. La mayoría de portátiles disponen de paneles de eficiencia energética. Se trata de configuraciones que harán que el ordenador se comporte de manera diferente si está enchufado o no. Por ejemplo, activando el modo reposo con más rapidez en caso de estar funcionando sobre la batería.

Etiquetas: